‘Antígona’, versión siria

’Antígona de Siria’, dirigida por Omar Abu Saada, se presenta en el teatro Medina de Beirut, donde las actrices recibieron una larga ovación.

Temas:

Esra, una refugiada siria, en un momento del montaje ‘Antígona’ hecho en Siria. Esra, una refugiada siria, en un momento del montaje ‘Antígona’ hecho en Siria.
Esra, una refugiada siria, en un momento del montaje ‘Antígona’ hecho en Siria.

Antígona ha vuelto a resucitar, pero esta vez habla árabe sirio de la mano de una veintena de refugiadas que han huido de la guerra y que narran sus tragedias personales en una adaptación de la obra clásica que acaba de estrenarse en el Líbano.

Parece que no pasan los años por el texto de Sófocles, que una vez más demuestra su vigencia; en este caso, para dar voz a las sirias que han huido al territorio libanés.

“Me gusta el personaje de Antígona, aunque antes no lo conocía. Cuando leí su historia me sorprendió mucho porque su personalidad se parece a la mía, es muy fuerte”, cuenta una de las actrices, Esra, de 22 años.

Esra charla animada con varias de sus compañeras en uno de los descansos del ensayo. Hay mujeres de todas las edades, desde adolescentes hasta amas de casa en la cincuentena, sin experiencia previa en interpretación.

CASOS

La historia de Antígona ha servido de marco para construir este montaje, en el que cada actriz habla de sus vivencias y de la situación de los desplazados y de las mujeres en general.

Desde el periplo de una de ellas para buscar a uno de sus hermanos desaparecidos en el conflicto que nunca encontró, hasta el dolor de la madre que ha perdido a dos de sus hijos o la esposa cuyo marido le obligaba a vestir “niqab”, velo que tapa todo el cuerpo menos los ojos.

Las narraciones individuales cobran unidad a través del coro, que sirve para dar detalles de la tragedia del personaje griego de Antígona, que desafió a su suegro y tío, Creonte, para enterrar a su hermano, lo que llevó su destino: ahorcarse para escapar de la condena de morir sepultada viva.

Walaa, otra de las participantes, de 25 años, es doblemente refugiada. Procedente de una familia palestina que residía en el campo de desplazados de Al Yarmuk, en el sur de la capital siria, lleva desde hace dos años en el Líbano lejos de la violencia que asuela esta zona de Damasco.

En Antígona, “hablo de algo que me duele, y que es doloroso en general para todas las mujeres y chicas sirias”, explica Wafaa.

“Mi familia es palestina, pero nací, crecí y estudié en Siria, nunca me sentí como una extranjera -señala la joven-. Cuando llegamos aquí [al Líbano] nuestra situación cambió”.

Y es que para Wafaa palabras como “desplazados, refugiados, inmigrantes” cobraron un nuevo significado: “Es algo que nunca me planteé ni sentí antes”, indica.

El dramaturgo Mohamed Attar se siente “un privilegiado” ante el cambio que ha podido constatar en las mujeres en este taller.

“Lo puedes ver en muchos niveles, tanto en el técnico, en sus propias voces, como en la confianza en sí mismas, han ganado autoestima”, reflexiona.

Attar adaptó la traducción de Antígona, que está en árabe clásico, a un texto más accesible para las refugiadas y a partir de ahí crear una nueva obra con sus propias historias, muchas de las cuales tienen similitudes con pasajes del original o con algún personaje en concreto.

Los últimos tres meses han sido diferentes para Sara, una adolescente originaria de Alepo, que ha pasado de estar la mayor parte del día viendo telenovelas en su casa a ser toda una actriz.

Habla de su rutina fuera del teatro con una mueca de disgusto en el rostro, porque cuando estaba en Alepo era estudiante y soñaba con ser pediatra algún día.

Sara reside ahora en áreas humildes del Líbano como los campos de refugiados palestinos de Burch Barachneh, Sabra y Shatila, que ellas mismas describen como prisiones sin rejas.

Hasta allí se trasladó el equipo de Aperta Producciones, una organización con sede en el Reino Unido que promueve este tipo de iniciativas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código