Bocados de tradición en España

Torrijas, pestiños, buñuelos o capirotada son auténticos manjares para caer en una dulce tentación en España.

Temas:

Torrijas elaboradas por el maestro pastelero del Horno La Santiaguesa, en Madrid. Torrijas elaboradas por el maestro pastelero del Horno La Santiaguesa, en Madrid.

Torrijas elaboradas por el maestro pastelero del Horno La Santiaguesa, en Madrid.

Una capirotada hecha en la ciudad de México, donde al igual que en España goza de popularidad. Una capirotada hecha en la ciudad de México, donde al igual que en España goza de popularidad.

Una capirotada hecha en la ciudad de México, donde al igual que en España goza de popularidad.

Los buñuelos siguen siendo uno de los dulces con más tradición, especialmente cerca de la fecha de Semana Santa. Los buñuelos siguen siendo uno de los dulces con más tradición, especialmente cerca de la fecha de Semana Santa.

Los buñuelos siguen siendo uno de los dulces con más tradición, especialmente cerca de la fecha de Semana Santa.

En estas fechas, al pasar frente a una pastelería es difícil resistirse. Las opciones son muchas y todas ellas exquisitas pero, sin duda, la reina por esta temporada es la torrija.

Este postre, que en sus orígenes tenía el objetivo de aprovechar el pan duro, hoy ha alcanzado la cumbre de la sofisticación y puede encontrarse con las más variadas texturas y sabores.

Chocolate, dulce de leche, horchata, vainilla o té verde son solo algunas opciones.La receta original es sencilla y, sobre ella, se pueden introducir variaciones.

Simone Ortega, en su libro 1080 recetas de cocina, explica que para preparar torrijas para ocho personas se necesita un pan de torrijas (preferiblemente comprado la víspera), unos tres cuartos de litro de leche, tres cucharadas soperas de azúcar, dos o tres huevos y un poco de azúcar molida para espolvorear.

La manera de elaborarlas es cortar el pan en rebanadas de aproximadamente un dedo de grosor y colocarlas en una fuente. Por otro lado, se pone la leche a calentar con el azúcar y cuando está a punto de hervir se vierte sobre el pan y se dejan reposar durante una hora para que se empapen.

A continuación, las rebanadas de pan se rebozan en huevo batido y se fríen en aceite caliente. Una vez fritas por ambas caras, se sacan y se dejan escurrir. Después se colocan en la fuente en donde se vayan a servir y se espolvorean con azúcar molida.

BUÑUELOS Y PESTIÑOS

Otro postre típico de estas fechas son los buñuelos. Estos dulces, redondos y esponjosos, se llaman también buñuelos de viento, pues al freírlos se inflan.

La receta clásica de este dulce lleva harina, aceite, leche, levadura, anís y azúcar, aunque los ingredientes pueden variar ligeramente dependiendo del repostero.

De hecho, una opción muy extendida es rellenar los buñuelos de crema pastelera.

Imprescindibles también en esta época del año son los pestiños. Estos dulces se elaboran con una masa a base de harina y aceite, aderezada con un poco de anís o vino dulce y una pizca de sal.

Hay que estirar esta masa hasta que quede muy fina, después cada trozo se dobla como si fuese un pañuelo y a continuación se fríen en aceite caliente. El toque final se les puede dar con azúcar o con miel.

Los especialistas del madrileño mercado de San Miguel señalan que el origen de los pestiños se encuentra en el legado árabe-andalusí, de ahí que sea una receta tan popular en Andalucía (sur de España).

También tienen un lugar muy destacado las típicas moñas de Pascua.

El dulce tradicional, muy común en las regiones del levante español, era una torta de harina, azúcar y huevos sobre la que se colocaba una figura de chocolate.

No obstante, en tierras catalanas esta tradición ha evolucionado hasta el punto de que se ha pasado del pastel a objetos de chocolate que, en ocasiones, llegan a ser auténticas obras de arte.

De hecho, en estos días los escaparates de las pastelerías se llenan de estrellas del deporte, famosos, personajes de dibujos animados y de los más diversos motivos, todos ellos de chocolate.

La cocina mexicana, conocida mundialmente por su guacamole, sus nachos y sus tacos, nos brinda una receta deliciosa: la capirotada.

Este postre, elaborado con pan, almíbar a base de panela o piloncillo, cacahuetes, pasas y queso, es un auténtico manjar. Acompañada por un vaso de leche fría o un refresco, la capirotada es un postre insustituible en muchos hogares mexicanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código