Cine panameño espera y se estanca

Cineastas locales cuentan cómo les ha afectado la demora o ausencia de pagos del Fondo Nacional de Cine.

Temas:

Los cineastas panameños destacan que al frenar la industria local de cine, se afecta a una actividad que genera mucho movimiento económico por la contratación que se requiere en diferentes áreas para hacer posibles los rodajes. Los cineastas panameños destacan que al frenar la industria local de cine, se afecta a una actividad que genera mucho movimiento económico por la contratación que se requiere en diferentes áreas para hacer posibles los rodajes.
Los cineastas panameños destacan que al frenar la industria local de cine, se afecta a una actividad que genera mucho movimiento económico por la contratación que se requiere en diferentes áreas para hacer posibles los rodajes.

Panamá pasará de estrenar cinco películas nacionales en la pantalla grande en 2014 (Invasión, Reinas, Rompiendo la ola, Historias del Canal y El héroe transparente a solo una en 2015 (Caja 25).

Esa es una de la secuelas que ha dejado la demora y omisión de los pagos de los premios del Fondo Nacional de Cine de 2013 y 2014, gestionados por la Dirección de la Industria de Cine de Panamá (Dicine), oficina del Ministerio de Comercio e Industrias, según destaca un grupo de los cineastas panameños afectados.

Agregan que los cinco estrenos nacionales de 2014 eran la mejor prueba del impulso que estaba logrando el cine panameño y ahora todo está en “pausa” a la espera del apoyo monetario ganado en un concurso establecido por la Ley de Cine de 2012.

MÁS CONSECUENCIAS

La cineasta Annie Canavaggio es una de las afectadas. Lamenta que a la fecha le adeuden los 25 mil dólares correspondientes al premio de 2013 del Fondo Nacional de Cine en la categoría de posproducción del documental, por su trabajo Rompiendo la ola.

“No entiendo por qué la anterior administración gubernamental no pagó los premios antes de irse”, apunta Canavaggio, que tampoco ha recibido un dólar de los 100 mil que ganó en el concurso de 2014 por su propuesta Buscando al indio Conejo.

“Yo tuve que sacar fondos propios para terminar Rompiendo la ola, en vez de usarlos para mi nuevo documental Buscando el indio Conejo”, explica la cineasta que, pese al déficit en el apoyo económico prometido desde el gobierno, presentó su filme en el Festival de Varsovia, un documental centrado en jóvenes surfistas de Santa Catalina.

Otro cineasta que espera su premio es Ricardo Aguilar, codirector del largometraje Salsipuedes, ganador del concurso de 2013.

Cuenta haber recibido un primer desembolso, pero se ha quedado esperando que se haga efectivo el resto del pago a pesar de haber entregada el informe solicitado para demostrar que el dinero se usó de forma adecuada y que la película estaba en marcha. No lo han vuelto a llamar para el retiro pendiente.

Aguilar comparte que, confiado en que el segundo desembolso llegaría pronto, pidió un préstamo para continuar su proyecto Salsipuedes. Pero ahora lo único que crecen son los intereses de aquella transacción, confiesa el director.

Miguel González, responsable del documental A la deriva (ganador del Fondo de Cine de 2013), se encuentra, tal como lo indica el título de su proyecto, a la deriva.

González comenta que esta demora le puede afectar otro fondo de financiamiento cinematográfico que ganó con la entidad internacional Ibermedia.

“Si no avanzo esperando al Mici, corro el riesgo de perder el apoyo de Ibermedia, pues esos premios extranjeros tienen un tiempo estipulado para recibir un reporte de avance del proyecto y así desembolsar el dinero”, relata González.

Además, resalta el cineasta, al frenar todos estas películas y documentales, se estanca también una industria de cine que bien es aún incipiente, genera movimiento económico cada vez que hay un rodaje. “Cada vez que grabamos se necesita de servicios de hoteles, equipo técnico, transporte, alimentación y otros renglones más”, detalla González.

En tanto, Mariel García Spooner, empieza por decir que justo esta semana se cumple un año del triunfo de su proyecto Soñar con la ciudad, pero de los 700 mil dólares del premio no ha sabido nada. También se le debe 3 mil dólares de otro premio que ganó en 2013.

Su plan era filmar justo por estos meses, pero no pudieron avanzar nada.

“Afuera todos hablan maravillas de Panamá y de su Ley de Cine, pero en realidad las cosas están estancadas”, anota García Spooner.

Por su parte, Isabela Gálvez, responsable del documental Guararé, que ganó el premio de 2014, aduce que dentro de todo el problema de la demora por los pagos lo que ha reinado ha sido la falta de comunicación, tanto de la administración pasada como de la actual

Irina Caballero es otra de las afectadas que ha tratado de “poco a poco con fondos privados, siempre con la promesa de reembolsar este dinero una vez se acredite el premio obtenido con el Fondo. El proceso ha sido mucho más lento de lo planeado”.

“Es un poco preocupante la situación, espero que esto no sea un precedente para las futuras entregas y que continúe el Fondo Cine de Panamá... definitivamente es un pilar fundamental para el desarrollo de la industria en el país”, acota Caballero.

El director de la cinta el El último soldado, Luis Romero, otro de los ganadores sin premio, lamenta que durante el reciente Festival Internacional de Cine de panamá solo se haya estrenado una película panameña, Caja 25, como resultado de la demora o ausencia de pagos del Fondo Nacional de Cine.

Solo espera que el Fondo establecido por ley funcione como deber ser.

AUDITORÍA

Los cineastas panameños JoséÁngel Canto, Mercedes Arias y Pituka Ortega Heilbron son de los pocos que pueden decir que han recibido con conformidad el apoyo financiero estipulado en el caso del concurso de 2013.

El concurso de 2014, en tanto, no ha pagado ninguno de sus premios porque el dinero no se contempló en el presupuesto de la anterior administración de Dicine, asegura su actual director, Stephan Proaño, quien agrega que al tomar el cargo en todo el ministerio se procedió a hacer una auditoría en la que se descubrió que en 2014 se hizo un concurso sin contar con el fondo para responder.

Proaño iba a explicar por escrito más detalles de las irregularidades encontradas tras la auditoría, pero los detalles no llegaron al cierre de esta edición.

Si aclaró que el dinero de los premios pendientes de 2013 se encuentra en un fideicomiso y que transcurrido el proceso de auditoría estima que en pocas semanas contactarán a los ganadores de ese concurso para saldar la deuda.

Añadió que debido al saldo pendiente del Fondo Nacional de Cine, no es viable hacer este año el concurso. El plan es saldar la deuda con cada uno de los anteriores ganadores para ver cómo retomar las siguientes ediciones del Fondo de Cine.

Se intentó tener la versión de Ariadne Benedetti, directora de Dicine durante el anterior gobierno y actual diputada del Parlamento Centroamericano, sobre la falta de fondos para responder a los ganadores del concurso convocado para 2014, pero no atendió la consulta.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código