Constable y la crisis

El arte es una inversión segura en tiempos de crisis, así lo ha demostrado la baronesa Thyssen, quien subastará un magnífico cuadro para obtener liquidez.

La representación de los espacios naturales ha sido una constante en la historia del arte. Sin embargo, muchos de estos durante gran parte del desarrollo del género paisajístico eran producidos en los talleres, directamente de la imaginación del artista. De allí que muchas obras desde el siglo XV mostraban entornos fantásticos e idealizados.

Todo esto cambió entre finales del siglo XVIII, cuando comenzó a despuntar en el ideario filosófico una “vuelta a la naturaleza” con ecos de Rousseau y luego de los románticos alemanes.

Fue en la Inglaterra del Romanticismo que un por entonces joven pintor del condado de Suffolk, llamado John Constable (1776-1837), habría de convertirse en uno de los más grandes cultores y referentes del naturalismo paisajista.

Su interés en la captación de la luz, así como practicar la pintura directamente al natural, a plein air, le ganaron el respeto de los pintores de la Escuela de Barbizon y es considerado uno de los precedentes del impresionismo.

El pintor y periodista español, Juan Adriansens, recuerda la anécdota de que “tanto gustó el cuadro cuando lo expuso en el Salón de París en 1821, que Delacroix , que entonces empezaba, rodeó el marco del cuadro de una corona de laureles”.

La semana pasada su pintura “La esclusa” fue exhibida por la casa Christie´s para ser subastada el próximo 3 de julio con un valor estimado de 38 millones de dólares.

El arte y la crisis

El cuadro proviene de la colección privada de la baronesa Carmen Thyssen, la viuda del barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, gestora de la creación del museo madrileño Thyssen Bornezsmiza a partir de la colección privada de esta familia.

De acuerdo con el diario español El Mundo, el pasado 29 de mayo la baronesa Thyssen anunció que vendería esta obra para conseguir liquidez, aduciendo que “quizás soy millonaria en arte, en cuadros, pero no en liquidez”.

La decisión fue tomada después de ofrecer el cuadro al Ministerio de Cultura de España para que la obra pudiera permanecer en el país. Sin embargo, el Gobierno español no estuvo interesado en adquirir la pieza, aunque intentó ofrecerla “más barata y en pago a plazo”. “Comprendo, porque hay crisis, que España no puede sufragar los gastos del cuadro. Incluso he dado facilidades para que se lo quedara”, confesó la baronesa.

La casa de subastas ha catalogado la obra como “una de las pinturas más importantes que se han vendido en Londres en las últimas décadas”.

La subasta de la pieza ha causado mucha polémica en España. Adriansens la califica como “vender una joya de la corona”. “Es un cuadro de primera en una colección privada. Usualmente en las colecciones privadas, hay cuadros de segunda de pintores de primera, porque los grandes cuadros están en los museos. Pero la baronesa Thyssen había logrado lo imposible. Es imposible volver a conseguir un cuadro tan importante como este. Nunca por más dinero que tengas conseguirás un Boticelli o un Velásquez de primera porque están en los museos. Que lo venda es una pena y que el Gobierno español no lo haya comprado es aún peor” manifestó el experto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código