Dickens, el cronista de Londres

AFP AFP
AFP

La crítica social ha sido uno de los temas más recurrentes de la literatura universal. Sin embargo, Charles Dickens abordó este tópico con buenas dosis de humor, ironía y compromiso. Y es que pocos escritores han sabido retratar la miseria y la inocencia como el escritor británico que hoy celebra el bicentenario de su nacimiento.

Charles J. Huffam Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en Portsmouth, Inglaterra, y no tuvo una vida precisamente fácil. De hecho, el toque autobiográfico que los especialistas han reconocido en algunas de sus novelas, como David Copperfield, proviene de la experiencia que tuvo al trabajar en una fábrica de betún durante su niñez y, de esta forma, participar en las condiciones inhumanas en las que transcurría la vida de los más pobres, a quienes retrató en casi todas sus obras.

Dickens combatió la desigualdad social desde dos tribunas: la literatura y el periodismo. Trabajó en distintos rotativos y fundó el Daily News y el Household News, que aunque de vida efímera, sirvieron al escritor para difundir sus ensayos. Lo cierto es que una de las particularidades de su obra es su estilo de cronista, en tal medida que el escritor inglés Walter Bagehot lo calificó de “un corresponsal de Londres a la posteridad”.

Sus textos gozaron de gran popularidad en vida. Publicadas en episodios a través de folletines para revistas, sus obras no solían estar terminadas al momento de la publicación; Dickens escribía sobre la marcha, lo que contribuyó a dar lugar a su gran cantidad de personajes e historias paralelas y, por supuesto, a su enorme difusión en la época.

El escritor y periodista español Julio Nombela (1836-1919) refería en estos términos la fama del británico: “Preguntad a cualquier inglés, aunque sea en las clases más ínfimas de la sociedad, si ha leído algo de Dickens y le habréis hecho una ofensa. Dickens no se ha contentado con reproducir todo lo que ha pasado por él: ha buscado los hombres y las situaciones, ha escudriñado los misterios de los caracteres, no ha dejado un solo rasgo de la figura humana sin reproducir, no ha dejado sin registrar uno solo de los misterios del corazón”.

Según los expertos del Victoria and Albert Museum, “el escritor disfrutó en vida del éxito y, hasta su muerte el 9 de junio de 1870, gozó de un estatus público comparable al de las estrellas de cine de hoy en día”.

Crítico de la pobreza, las duras condiciones laborales, el analfabetismo y los problemas sociales, sus restos reposan en la Abadía de Westminster, en contra de su voluntad de ser enterrado de forma sencilla, donde se puede rendir homenaje a este escritor que, como rezaba un obituario de la época, fue “simpatizante del pobre, del miserable y del oprimido”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código