Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Encender la ´chispa´ por la ciencia

Es importante que los visitantes utilicen todos sus sentidos para que experimenten y aprecien la naturaleza.
Toda persona, sin importar su edad, tiene la capacidad de asombrarse ante la naturaleza. Pero entre las nuevas generaciones, algunos crecen ‘desconectados’ del ambiente. El papel de los guías naturalistas es clave para facilitar el entendimiento sobre el rol del bosque en la vida diaria. LA PRENSA/Archivo. Toda persona, sin importar su edad, tiene la capacidad de asombrarse ante la naturaleza. Pero entre las nuevas generaciones, algunos crecen ‘desconectados’ del ambiente. El papel de los guías naturalistas es clave para facilitar el entendimiento sobre el rol del bosque en la vida diaria. LA PRENSA/Archivo.
Toda persona, sin importar su edad, tiene la capacidad de asombrarse ante la naturaleza. Pero entre las nuevas generaciones, algunos crecen ‘desconectados’ del ambiente. El papel de los guías naturalistas es clave para facilitar el entendimiento sobre el rol del bosque en la vida diaria. LA PRENSA/Archivo.

La política, los asuntos sociales y el entretenimiento son, con frecuencia, los temas que generan mayor interés en Panamá, pero en los últimos años, la ciencia, el ambiente y la tecnología han estado abriéndose espacio para conquistar a los potenciales futuros científicos del país que coadyuven a lograr un desarrollo sostenible.

Dentro de esta misión, los guías naturalistas juegan un papel importante, no solo en el turismo, eje de desarrollo y generación de ingresos para el país, sino también porque su labor implica interpretar la ciencia y sus aportes a la humanidad, y transmitir ese conocimiento a las nuevas generaciones y a los visitantes, para despertar conciencias y fomentar el interés por la naturaleza y el estudio de las carreras científicas.

Sin embargo, se tiende a pensar en su actividad simplemente como sinónimo de “pasear”. Lo cierto es que son estudiantes y profesionales de diversas disciplinas, como la biología, herpetología, ornitología y otras ciencias, además de licenciados en turismo. Aunque no siempre es el caso. Algunos se convierten en guías naturalistas por casualidad o por una de esas vueltas que da la vida.

Tal es el caso de Abdiel Melgarejo, electricista de profesión y jefe de educación ambiental en el Parque Municipal Summit, donde labora desde hace 22 años, de los cuales 15 años los ha dedicado a ser el “experto” de las águilas harpía, el ave nacional de Panamá. En forma amena y apasionada, Melgarejo contó en una charla en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (Stri), cómo aprendió a entrenar de forma empírica a la difunta ´Cheyene´ y presentó un video sobre las harpías, explicando sus hábitos. Para este panameño, hay que tener amor por lo que se hace para poder transmitirlo bien a las nuevas generaciones.

Para Anayansi Castillo, especialista en botánica y guía en la isla de Barro Colorado desde 1993, cuando empezó el programa de visitantes del Stri -que además tiene otros sitios en Punta Culebra (Amador), Punta Galeta (Colón) y Bocas del Toro- explica que el trabajo como guía requiere conocer las investigaciones que se han hecho en el pasado, así como las actuales, interpretar lo que están haciendo los científicos en campo y encontrar la forma de hacerlo interesante para los visitantes, creando un vínculo de empatía con ellos.

Seleccionar varios mensajes para que los visitantes recuerden la experiencia, facilitar el entendimiento sobre el rol del bosque en el diario vivir, y transmitir la idea de que la ciencia es básica y divertida, para así sembrar interés entre ellos, son algunos de los objetivos de un guía naturalista. Es importante, además, que el visitante utilice todos sus sentidos -vista, tacto, olfato, audición- para que experimente y aprecie la naturaleza.

“Ninguna gira es igual a otra. Cada grupo tiene sus necesidades y hay que escuchar a las personas. Ninguna pregunta es tonta. No hay una fórmula exacta o perfecta para el guiado, pero los guías debemos estar innovando y reinventándonos y la capacitación constante es clave”, señala Castillo.

Benicio Wilson, quien se dedica al ecoturismo desde hace 19 años, particularmente al turismo de observación de vida silvestre, añade que este campo se ha desarrollado mucho en Panamá, pero que aún hace falta invertir más allá de hoteles e infraestructura, en el recurso humano, para mejorar la calidad de los servicios turísticos. “Para Panamá es un reto crear un servicio de guías de alta calidad”.

Wilson persigue dos objetivos principales: luchar contra la homogeneización de Latinoamérica en el pensamiento de los turistas extranjeros, y contra lo que llama “el déficit de conexión con la naturaleza”.

“Muchos visitantes piensan que toda la región es igual, cuando cada país tiene su biodiversidad natural, cultural e histórica. Latinoamérica es muy diversa y vivimos realidades diferentes en cada lugar”.

Por otro lado, expresa Wilson, “todos tenemos la capacidad de asombrarnos por la naturaleza, pero en el diario vivir, la sociedad nos separa del resto de la naturaleza, cuando también somos parte de ella. Estamos criando niños desconectados de lo natural, que solo conocen la naturaleza por televisión. Existe todo un movimiento sobre ese tema, que se asocia con problemas de comportamiento e integración social”.

Entender el método científico, aplicar el método constructivista en los niños, decodificar información y servir como anfitriones a los turistas son algunas de las actividades que desarrollan los guías en cuatro programas que desarrolla el Centro Natural Punta Culebra del Stri en Amador.

En el programa escolar de Punta Culebra, los guías deben ser como docentes, enseñando a los niños a pensar y que tengan su propio criterio. Otro programa, llamado “Proyecto Chispa” busca encender la curiosidad por la ciencia entre jóvenes en riesgo social, que llegan a las instalaciones a través de ONG.

Álvaro González, licenciado en humanidades con énfasis en turismo geográfico y ecológico y guía líder del centro por casi 10 años, explica que existen varias herramientas para “encender la chispa por la ciencia y la naturaleza”, entre ellas, la interpretación y la participación en diversos eventos.

Para transmitir información científica y de la naturaleza, los guías deben comparar, llevar la información a la vida cotidiana de la gente, para que perciban que la naturaleza no es algo aislado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código