Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Escribir contra la infamia

Gelman no solo fue uno de los poetas más brillantes en lengua española, sino que también luchó contra las dictaduras militares.

Temas:

Argentina decretó tres días de duelo para rendir homenaje al laureado poeta y escritor de esa tierra Juan Gelman. EFE. Argentina decretó tres días de duelo para rendir homenaje al laureado poeta y escritor de esa tierra Juan Gelman. EFE.
Argentina decretó tres días de duelo para rendir homenaje al laureado poeta y escritor de esa tierra Juan Gelman. EFE.

El mundo está más solo cuando una persona buena como Juan Gelman se marcha, un gigante que proclamó en su obra y en las tribunas la relevancia de siempre defender la verdad, la justicia, a los que sufren, a los que son maltratados.

Su poesía es de una tristeza tierna, de una dulzura amarga. Incluso sus versos más románticos tienen un dejo trágico, desolador, fruto de lo incompleto.

Es el bardo de la alegría interrumpida y fragmentada, del corazón que anhela reemplazar las calamidades por la dicha.

“Yo moría muchas veces, y más con cada noticia de un amigo o compañero asesinado o desaparecido que agrandaba la pérdida de lo amado”, expresó en una ocasión. “Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego”.

Gelman, en pedazos de papel que después serían transformados en libros, recordaba a los suyos y los rememoraba para que nosotros lo acompañáramos en su pena, pero no para llorar en una esquina a oscuras, sino para tomarle la mano y seguir la lucha por hacer equitativo un sistema que en ocasiones no da abrigo sino castigos.

“Hay recuerdos que no necesitan ser llamados, y siempre están ahí y muestran su rostro sin descanso. Es el rostro de los seres amados que las dictaduras militares desaparecieron”, señaló Gelman al recibir en España el premio Cervantes de Literatura.

POR LOS SOÑADORES

Detestó la violencia y amó las revoluciones y a los cambios, y condenó a los cobardes y a los malvados.

Apostó por los soñadores, por los sin miedo, por los que suben a los techos a gritar que el amor aún es una bandera que vale la pena ondear.

Aunque la política y la denuncia estaban presentes en su trabajo creativo, no se le puede acusar de caer en la propaganda fácil y el discurso de barricada.

Su militancia fue desde la proclama pacífica, desde el poder de una palabra que no calla ni se detiene ante amenazas ni golpes.

“Ninguna catástrofe, natural o provocada por el hombre, ha podido jamás cortar el hilo de la poesía, esa sombra sin cuerpo que nace de las huellas del límite para borrarlo de la faz de la sangre”, dijo al recibir el Premio Juan Rulfo.

Gelman escribía como susurrando cada sílaba, cada adjetivo. Era esa su manera de protegerse y atacar a una infamia imparable.

ENCUENTRO

Lo conocí durante una Feria del Libro de Guadalajara (México), hace más de una década, cuando se le rendía homenaje a su coraje, a su lucha y a su obra.

Gelman pasaba por los pasillos del evento ferial como pidiendo permiso, sin llamar demasiado la atención de los asistentes más desprevenidos.

Lo recuerdo silencioso, de hablar solo lo preciso, con unos ojos enormes, tristes y sinceros.

Estaba agradecido de ser querido, de recibir el cariño de lectores de todas las edades que le solicitaban un autógrafo, que le pedían tomarse una fotografía juntos o simplemente para darle un abrazo para que supiera que era el hermano, el padre, el tío o el abuelo que a uno le hubiera gustado tener, que sintiera que gracias a la poesía éramos parte de los suyos, para tratar mínimamente de ser miembros de esa familia que le quitaron a la fuerza unos militares que no saben mucho de letras ni de paz, ni de casi nada.

>>> La existencia y la obra de un poeta luchador

Juan Gelman nació el 3 de mayo de 1930 en Buenos Aires.

Sus padres eran ucranianos de origen judío, que residieron en el barrio de Villa Crespo, donde el niño Juan empezó a escribir poesías como una manera de conquistar el corazón de su amiguita Ana.

Inició estudios de química, pero en 1948 abandonó la universidad este hombre que fue vendedor de refacciones automotrices, relacionista público, operador de autobuses, traductor y periodista.

Su condición de militante político le viene del padre, José, un ucraniano de izquierda que llegó a Argentina en 1912.

Juan perteneció por un tiempo al Partido Comunista. Mientras que la década de 1960 pasó a formar parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, un colectivo peronista y guevarista, pero abandonó esta agrupación en 1979.

En 1956 publica su primer poemario El violín y otras cuestiones, al que le siguieron Velorio del solo (1961), Gotán (1962), Cólera buey (1965), Los poemas de Sidney West (1969), Fábulas (1971) y Cartas y Relaciones (1973).

Luego aparecieron Hacia el sur (1982), Bajo la lluvia ajena (1983), Composiciones (1986), Anunciaciones (1988), Dibaxu (1994), Oficio ardiente (2005), Los otros (2008), De atrásalante en su porfía (2010) y El emperrado corazón amora (2011).

DANIEL DOMÍNGUEZ Z.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código