investigación

Estimulan supervivencia de anfibios

En Gamboa aplican un método de estimulación hormonal para mejorar los procesos de reproducción de anfibios.

Temas:

En el Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa trabajan con ocho tipos de anfibios. En el Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa trabajan con ocho tipos de anfibios.

En el Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa trabajan con ocho tipos de anfibios. Foto por: David Mesa

Estimulan supervivencia de anfibios Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios Estimulan supervivencia de anfibios

Estimulan supervivencia de anfibios

Lo ideal dentro de los procesos reproductivos de las diferentes especies de animales es que lo hagan de forma natural. No obstante, algunos necesitan ayuda, destaca la bióloga Gina Della Togna.

Ese es el caso de los anfibios. Sobre todo aquellos que atraviesan un alto peligro de extinción.

Por ello, Della Togna participó de una investigación científica en e l National Zoological Park de Washington, Estados Unidos, sobre estimulación hormonal en anfibios machos, con el fin de optimizar el proceso reproductivo.

El estudio desarrollado durante ocho años estableció protocolos de estimulación hormonal para obtener esperma de calidad de los anfibios machos para aplicarlo, cuando era necesario, en las hembras, a través de una fertilización artificial.

El método de Della Togna también ha funcionado para crear un banco genómico de las ocho especies de anfibios del Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa.

Esas muestras se conservarán para en caso de registrarse algún evento de extinción masiva de estos tipos de anfibios, tener un “seguro de vida” y dar continuidad a la especie, resalta la científica panameña.

Hace unas décadas se suscitó una situación de alto riesgo. Un hongo que afectaba la piel de los anfibios causándole consecuencias fatales, casi acabó con varios tipos de ranas, sobre todo la Atelopus zeteki, nombre científico de la rana dorada, que no ha sido vista en su hábitat natural desde hace una década.

El hongo llegó desde Costa Rica y actualmente ha avanzado hasta Darién, al ritmo de unos 75 kilómetros por año, detalla el biólogo panameño Jorge Guerrel, también del Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa.

La intervención humana y la pérdida de hábitat también han contribuido al deterioro de las especies.

Por ello, la ciencia ha concentrado esfuerzos en multiplicar los anfibios más amenazados por medio del trabajo que se hacen en el centro de Gamboa o el Centro de Conservación de Anfibios de El Valle, en Coclé.

Parte del trabajo investigativo de Della Togna fue publicado recientemente en la revista científica Theriogenology. El estudio ha sido de gran utilidad para ayudarnos a resolver problemas críticos de reproducción de anfibios en cautiverio en Panamá, resume Della Togna.

RETO GENÉTICO

Para que la misión de recuperar las poblaciones de anfibios afectadas tenga éxito, destaca Della Togna, es necesario mantener la riqueza genética de las especies.

Eso se logra no mezclando individuos cercanos (hermanos) porque de lo contrario la variabilidad de genes decrecerá, restándole posibilidad de adaptación a los anfibios cuando enfrenten nuevas infecciones, como la producida por el hongo.

Para lograr esa meta, en el Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de Gamboa las colonias de ranas están separadas en recipientes acondicionados con agua, luces, vegetación, rocas o arena, según las necesidades de cada especie.

La idea es simular dentro de lo posible el ambiente natural del anfibio para que pueda desarrollarse y posteriormente reproducirse.

En ocasiones los procesos naturales de reproducción o los tratamientos artificiales no rinden los frutos esperados, mientras que otras veces una sola hembra puede depositar 700 huevos, anota Guerrel.

En el centro continuarán con la estimulación hormonal para avanzar con la multiplicación de anfibios con la meta final de ir reintroduciendo poco a poco las diferentes especies en sus respectivos entornos naturales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código