LA VOZ DE LA ACADEMIA

Extranjerismos adaptados

Temas:

El proceso de acomodación de los extranjerismos, que busca preservar la fuerte cohesión entre grafía y pronunciación de que goza el español frente a otras lenguas, se realiza por dos vías (que se someten a las reglas de acentuación ortográfica):

a) La mayoría de las veces se modifica la escritura original para que refleje, según nuestro sistema ortográfico, la pronunciación de esas voces en español, que suele aproximarse a la que tienen en la lengua de origen: baipás, del inglés by-pass; bulevar, del francés boulevard; espagueti, del italiano spaguetti... A veces la adaptación solo requiere la aplicación de las reglas de acentuación del español: currículum, del latín curriculum; máster, del inglés master... Y otras veces el extranjerismo no plantea ningún problema de adecuación entre grafía y pronunciación y, por tanto, se incorpora a nuestra lengua con la misma escritura que tiene en el idioma de origen, como ha ocurrido con los anglicismos kit y set y los latinismos cactus, herpes y lapsus.

b) En ocasiones se mantiene la grafía originaria sin cambios o con leves modificaciones, y es la pronunciación la que debe acomodarse a dicha forma según el sistema español de correspondencias entre grafías y fonemas: por ejemplo, el anglicismo puzle, el galicismo quiche y el latinismo réquiem. A propósito, algunos de los latinismos adaptados provienen de locuciones latinas, es decir, de expresiones fijas formadas por varias palabras que, en el proceso de adaptación, acaban por acomodarse gráficamente: adlátere, exabrupto, suigéneris, viacrucis...

Por otro lado, puede ocurrir que una voz extranjera se haya adaptado con naturalidad en unas áreas del ámbito hispánico y siga utilizándose en otras como extranjerismo crudo: son el caso de iceberg y beige, que en el español americano se usa con la pronunciación y la grafía originarias (de modo que deben escribirse en cursiva o entre comillas en los textos manuscritos), mientras que en España son extranjerismos adaptados: el primero lo pronuncian [isebérg, izebérg] y el segundo lo escriben beis. De la misma forma, un mismo extranjerismo puede generar soluciones diversas en diferentes zonas hispanohablantes: el anglicismo pyjamas, por ejemplo, se ha adaptado mayoritariamente como pijama, mientras que en América se prefiere la pronunciación originaria piyama.

La Academia dice: Tome en cuenta estos criterios ortográficos y fonéticos. Un buen usuario del español lo conoce, lo practica y lo escribe bien.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código