Arte

Hopper, el pintor de lo cotidiano

Una exposición individual del artista Edward Hopper se presenta en el complejo del Vittoriano, en la ciudad de Roma, hasta el 12 de febrero de 2017.

Temas:

Las 60 piezas expuestas en la capital italiana provienen del Whitney Museum de Nueva York (Estados Unidos). Cortesía Las 60 piezas expuestas en la capital italiana provienen del Whitney Museum de Nueva York (Estados Unidos). Cortesía

Las 60 piezas expuestas en la capital italiana provienen del Whitney Museum de Nueva York (Estados Unidos). Cortesía

Hopper, el pintor de lo cotidiano Hopper, el pintor de lo cotidiano

Hopper, el pintor de lo cotidiano

Hopper, el pintor de lo cotidiano Hopper, el pintor de lo cotidiano

Hopper, el pintor de lo cotidiano

Pocos artistas, en el transcurso de la historia del arte, supieron captar y plasmar de modo tan directo y profundo la imagen de su propia época, convirtiéndose en testigos oculares como Edward Hopper.

El pintor de los enigmas cotidianos, de los silencios y de los seres solitarios que habitan en la gran ciudad está en el complejo del Vittoriano en Roma hasta el 12 de febrero de 2017.

La exposición recorre los lugares más frecuentados por la pintura de Hopper: áreas de servicio que aparecen de repente en medio de una desolada carretera, trenes que atraviesan una naturaleza árida e inhóspita o cafeterías en las que los comensales no intercambian sus miradas. Hasta llegar a la gran ciudad: Nueva York.

Los paisajes urbanos pintados por Hopper transmiten desasosiego, como si se tratara de ciudades fantasmales en las que algo desconocido observa a sus habitantes sin que se den cuenta.

Si la vida fuera un cuadro de Hopper, sería un viaje de descubrimiento hacia los estereotipos de Norteamérica a principios del siglo XX”, señala a La Prensa Luca Beatrice, uno de los curadores de la exposición.

Las 60 piezas expuestas en la capital italiana, que provienen del Whitney Museum de Nueva York, fueron realizadas por Hopper entre 1902 y 1960.

Entre ellas figuran grandes obras como South Carolina Morning (1955), Second Story Sunlight (1960), New York Interior (1921), Le Bistro or The Wine Shop (1909) y Summer Interior (1909).

PULSO

En su obra el pintor consigue capturar el pulso psicológico de los norteamericanos en el siglo XX.

Los personajes son héroes humanizados que no creen en nada y sufren de soledad. Están perdidos en una ciudad, que lejos de representar el ajetreo cotidiano, está triste. Hopper fue siempre un gran observador.

Ello se refleja también en su manera de pintar. Antes de realizar un cuadro podía dibujar hasta 1,000 bocetos hasta que encontraba el encuadre adecuado.

Tenía un concepto muy claro de cómo debía ser una obra de arte: algo totalmente resuelto, no en fase de proceso. Por eso la preparación era lo más importante para él.

Su personalidad reservada y retraída hicieron que el artista hablase en muy pocas ocasiones de su obra. Por eso, los dibujos preparatorios del cuadro son un testimonio muy válido, no solo de su método de trabajo, sino también de su lenguaje”, señala Beatrice.

Viajó a París tres veces. De los impresionistas admiraba sobre todo su uso de la luz. Pero a diferencia de ellos, pintaba siempre de memoria y casi nunca al aire libre.

Alquiló un estudio en Washington Square en Nueva York, donde permaneció con su esposa hasta que murió en 1967.

París era la ciudad de la luz, del cine y donde se impuso la nueva concepción de la pintura, no solo como medio de representación, sino como lenguaje de expresión. Hopper mira con mucha atención la manera de pintar de Degás, que fue su pintor favorito”, explica Beatrice.

Para Hopper, como para los impresionistas, la luz era un elemento estructural clave para contar la historia. Pero al pintar se inspiraba en sus recuerdos y la sugestión de su estado de ánimo influía en el resultado del cuadro. Sus paisajes son casi psicológicos.

Esta exposición dedica una sección a analizar cómo la historia del cine ha rendido tributo a Hopper en decenas de escenas inspiradas en sus cuadros.

“Fue uno de los artistas más ‘saqueados’ por el mundo del cine y la fotografía -opina Beatrice-. En el cine existen claros ejemplos de directores que le han homenajeado, como Hitchcock, Antonioni, Coppola, Lynch, Wenders, Scott… Por ejemplo, Hitchcock, en la película La ventana indiscreta, de 1954, analiza el tema del voyerismo de manera tan clara como lo hizo el pintor”, explica Beatrice.

Pero antes de eso había sido el propio Hopper quien quedó completamente fascinado por el séptimo arte. Sus cuadros se asemejan en ocasiones a planos cinematográficos o secuencias de una acción.

Ahora es Roma la que observa al pintor más representativo del arte del XX en Estados Unidos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código