Hormigas y su sociedad modelo

El constante estudio de las hormigas ha revelado una serie de datos y comportamientos que resultan peculiares y llamativos.
TRABAJO. Un grupo de hormigas traslada a una araña a su hormiguero. EFE/Jeffrey Arguedas TRABAJO. Un grupo de hormigas traslada a una araña a su hormiguero. EFE/Jeffrey Arguedas
TRABAJO. Un grupo de hormigas traslada a una araña a su hormiguero. EFE/Jeffrey Arguedas

El comportamiento animal es un área de estudio donde los científicos logran descifrar los aspectos más insólitos de la madre naturaleza.

Las investigaciones realizadas en todo el planeta revelan comportamientos interesantes sobre el mundo de las hormigas, posicionándolas como ejemplo de sociedades exitosas.

Las hormigas nos han llamado la atención desde tiempos aristotélicos, inspirando a científicos en el pasado como Charles Darwin y estudiadas en la actualidad por varios investigadores en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

La cooperación social ordenada, sus estrategias para sobrevivir, la dictadura perfecta de sus colonias y la arquitectura de sus nidos son aspectos apasionantes a la hora de prestar atención a estos singulares animales, de un comportamiento modelo para muchas otras sociedades.

Veamos más detalles interesantes alrededor de las hormigas:

• Un cementerio como los nuestros. Las hormigas poseen una galería especial para depositar a sus muertos, siendo este un cementerio comunal, tal como el ser humano tiene en la actualidad. Tanto los humanos como las hormigas son los únicos que poseen dicha práctica.

•Patas para escuchar. Los sonidos producidos por los humanos se transmiten a través del aire y captados a través del oído, pero los producidos por una hormiga son transmitidos a través de los movimientos del suelo y captados a través de sus patas. Los sonidos producen en estos insectos una reacción colectiva al reclutamiento para la defensa del nido, la fuga en masa de un lugar o la ayuda en la colecta de alimento.

•Una vida longeva. Una reina de hormiga “arriera” o cortadora de hojas (Atta) puede durar unos 25 años de vida procreando de manera casi continua, mientras que una obrera dura aproximadamente un solo año, pero le es suficiente para sus funciones en la colonia.

•Varios estómagos. Al vivir en colonias muy numerosas, de hasta millones de individuos, ellas poseen dos estómagos, uno social ubicado en el área de la cabeza y el otro en el abdomen. El primero colecta la comida obtenida por una hormiga y, por medio de un beso social, regurgita esta a su compañera, y el segundo es el estómago individual que nutrirá a la propia hormiga.

•Altruistas de primera mano. Específicamente, el altruismo es dar la vida por los demás. Una hormiga es capaz de sacrificar su vida por el bien de la colonia, ya que esta no piensa como individuo, sino como un todo, porque es un súper organismo.

•Una comunidad feminista. Todas las obreras y soldados son hembras, ya que los machos se encuentran en galerías especiales esperando las primeras lluvias que anuncian la salida de estos para aparearse. Y la reina(s) es el individuo más importante dentro de la colonia.

•Hormigas sin nido. Las hormigas guerreras (Neivamyrmex, Nomamyrmex y Eciton) se apilan unas a otras para formar un nido con los millones de individuos que posee su colonia y así formar un nido artificial en donde, con el calor del centro, se localiza la reina y sus crías. Al escasear la comida en el área, deciden trasladarse a un nuevo lugar en el bosque.

•Avispas fueron... Hace 100 millones de años en el período Cretácico (Era Mesozoica), las avispas del género Sphecomyrma decidieron no volar porque su alimento lo podrían encontrar en el suelo, perdiendo sus alas y la facultad de volar y haciendo sus nidos en el suelo. De esta manera y millones de años después, la evolución les dio esa gran adaptación de insectos de mayor cooperación social del planeta.

•Una dictadura perfecta. Obedecer obligatoriamente a una reina puede ser algo caótico en un mundo democrático, pero las hormigas han sabido jerarquizarse de una manera genéticamente perpetua; si naciste obrera, lo seguirás siendo para el resto de la vida, ya que se tiene la estructura anatómica perfecta para una labor determinada en la colonia.

•Mucho peso no les molesta. Una colonia de “arrieras” (Atta) puede cortar 2 mil kg de hojas por año y un individuo puede cargar una hoja 10 veces su tamaño y peso, gracias a estructuras especializadas a cada lado de sus mandíbulas.

Es sorprendente la capacidad de comunicación y estrategias evolutivas presentes en estos pequeños gigantes, definiéndolos como los insectos más evolucionados en cuanto a cooperación social ordenada se refiere.

(El autor es asistente de investigación del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código