Nochebuena fílmica

Diciembre en Hollywood se asocia con Navidad, aunque al inicio del siglo XX ese no era el proceder de esta industria.

Hoy, el fin de semana más cercano a la Navidad es el mejor momento en diciembre para estrenar los más importantes productos comerciales audiovisuales en Norteamérica, independientemente si estas películas hablan de esa temporada en el año en que uno recibe y entrega regalos a los seres queridos.

Por ejemplo, por estos días se proyectan en la unión americana algunos pesos pesados de la temporada comercial como The Girl With the Dragon Tattoo, del director David Fincher; We Bought a Zoo, firmado por Cameron Crowe; The Darkest Hour, responsabilidad de Chris Gorak y Tintin y War Horse, ambas del maestro Steven Spielberg.

TIEMPOS PASADOS

En Estados Unidos, la capital de la Navidad fílmica por excelencia, diciembre no era un mes clave para el negocio cinematográfico en las primeras décadas del siglo pasado.

Tampoco era una obligación que una cinta con actores de carne y hueso girara en torno a la Nochebuena.

Entre los años 1900 y 1930, cuando en el séptimo arte se daba el caso de un argumento vinculado con pinos, luces y presentes casi siempre era un corto o un mediometraje perteneciente al género animado.

El tema comenzó a ser habitual entre los largometrajes norteños en la Segunda Guerra Mundial, cuando las cintas de buen corazón ayudaban a darle esperanza a los familiares de los soldados en combate y brindaba ilusión a los aliados que luchaban contra las huestes de las Potencias del Eje.

La palabra éxito inició su asociación con Navidad en Estados Unidos (EU) gracias a títulos como Quince días de placer (1942), dirigida por Mark Sandrich con Bing Crosby y Fred Astaire cantando villancicos clásicos mientras se disputaban el amor de una dama y Te volveré a ver (1944), de William Dieterle y George Cukor con Ginger Rogers y Shirley Temple al frente del cartel, y que gira en torno a un viaje en tren donde personas que están unidas por el dolor buscan curar sus heridas.

La más grande de aquella época fue Qué bello es vivir (1946), de Frank Capra. James Stewart interpreta a un honrado banquero que decide suicidarse luego que hace falta una considerable suma de dinero en el banco, pero un ángel caído lo ayuda a ver la vida con otros ojos.

PARA GUSTOS, LOS COLORES

¿Cuáles son las producciones navideñas más populares entre los espectadores?

De acuerdo al sitio especializado filmaffinity.com, el dueño de la fiesta es Solo en casa (EU, 1990), de Chris Columbus y Macaulay Culkin como el niño necio que sus padres olvidaron por equivocación en su viaje de vacaciones a Francia.

Luego viene Gremlins (EU, 1984), en la que el cineasta Joe Dante explica por qué no hay que alimentar a ciertos animales que te regalan, en especial después de la medianoche.

La tercera es la cinta de animación The Nightmare Before Christmas (EU, 1993), de Henry Selick, sobre cómo Jack, el amo absoluto de Halloween, secuestra a Santa Claus, y de paso, a toda la Navidad.

La siguiente es Love Actually (Reino Unido, 2003), cuya dirección y guión corrió por cuenta de Richard Curtis, y es sobre historias cruzadas en torno a las fiestas de la Navidad.

RENDIMIENTO

Eso de rodar películas en torno a la Nochebuena, es un negocio que da gusto para los productores en la llamada Meca del Cine. ¿Creen que exagero?

Las cintas que abordan este tema han recaudado, solo en territorio estadounidense, un gran total de 45 mil millones de dólares entre los años de 1985 y 2011, de acuerdo a cifras de boxofficemojo, sitio web especializado en finanzas del espectáculo.

La más lucrativa del grupo es How the Grinch Stole Christmas (2000), una comedia familiar dirigida por Ron Howard, en la que Jim Carrey encarna a un traumado y malvado ser que odia a la Navidad.

Esta cinta, basada en una historia del Dr. Seuss, obtuvo una recaudación de 260 millones de dólares en la unión americana, a la que se debe incluir los 85 millones logrado en otros territorios.

Le sigue The Polar Express (2004), a cargo de Robert Zemeckis, sobre un tren que conduce en tren a los niños rumbo al Polo Norte, el hogar de Santa Claus y sus ayudantes, con 182.4 millones de dólares en Norteamérica y 124.1 millones de dólares en el resto del planeta.

El tercer lugar recae en Elf (2003), con Will Ferrell como un díscolo duende que trabaja para Santa Claus, pero que de adulto marcha a la ciudad de Nueva York.

Esta película alcanzó una boletería en Estados Unidos de 173.3 millones de dólares y de 47 millones de dólares fuera de su hogar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código