Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Panamá se compromete a conservar a los jaguares

El documento contempla la formación de un comité, la investigación científica y monitoreo, y la educación ambiental, entre otras actividades.
NYT Images NYT Images
NYT Images

La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), la ONG conservacionista Panthera y la Sociedad Mastozoológica de Panamá (Somaspa) suscribieron el 27 de junio un convenio de cooperación para conservar, recuperar y rescatar la vida silvestre en el país, en particular los jaguares. El acuerdo incluye la formación de un comité, que coordinará actividades de investigación científica y educación ambiental, entre otras.

Los jaguares son los felinos más grandes del hemisferio occidental. Habitan desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina, ocupando el 40% del territorio que alguna vez tuvieron. Los leones y tigres han corrido con menos suerte.

El Dr. Alan Rabinowitz, pionero de la investigación de los grandes felinos y CEO de Panthera, explica que en la década de 1970 no se conocía científicamente nada sobre los jaguares y había mucha caza. En 1980 comenzó uno de los primeros estudios en Belice, donde se estableció la primera reserva de jaguares del mundo.

Hasta 1999 se creía que existían unas ocho subespecies de jaguares en América, pero mediante técnicas genéticas, se descubrió que todos constituyen una misma especie. De alguna manera, estos felinos, sobre todo los machos jóvenes, se desplazan a través de las fronteras, por áreas protegidas y fuera de ellas, por fincas, plantaciones e, incluso, por el Canal de Panamá, donde en 2009 fue fotografiado un ejemplar en la isla de Barro Colorado.

Conociendo esto, el esfuerzo para salvarlos se hizo mayor. Ya no se trataba solo de velar por las áreas protegidas, sino de identificar sus corredores genéticos para protegerlos allí también.

Durante el II Congreso de Áreas Protegidas, celebrado en 2006 en Panamá, y al que asistieron ministros de ambiente de Centroamérica, cuenta Rabinowitz, se hizo público el “corredor del jaguar”, concepto que fue bien acogido y sirvió de antecedente del convenio firmado esta semana por Panamá.

Somaspa, con apoyo de la Anam y otras ONG, ha estudiado la presencia del jaguar y sus presas en zonas como el Alto Chagres (donde se estimó de 3 a 5 jaguares por cada 100 km2), el Parque Nacional Santa Fe (4 por cada 100 km2) y el Parque Nacional Darién (8 jaguares por cada 100 km2), así como la interacción con pobladores. Hace cuatro años, Panthera se unió a estos esfuerzos. Uno de los grandes problemas en varios países es el conflicto con los ganaderos, que matan a estos felinos cuando les comen sus vacas.

Rabinowitz añade que no se trata de crear nuevas áreas protegidas, sino de zonificar aquellas por donde pasan los jaguares y que las personas que viven allí estén conscientes de su presencia y no los maten. En algunos casos, fomentar el ecoturismo es una opción para generar ingresos en las comunidades locales, a las que se les debe apoyar también para que mejoren la productividad de sus pequeñas granjas de pollo u otros animales, y no cacen las presas del jaguar en el bosque.

“Tampoco se pretende enfrentar la conservación y el desarrollo. Los jaguares pueden pasar por granjas, minas, cultivos, represas, poblados, siempre que no se afecten totalmente sus corredores. Si se mantienen estas rutas, podrán incluso, adaptarse a las condiciones climáticas. Esperamos trabajar en conjunto con los desarrolladores antes de que inicien sus proyectos para tomar medidas de mitigación y reducir el impacto”.

¿Cómo garantizará Panamá el cumplimiento del Plan de acción para la conservación de los jaguares y de este convenio? Israel Tejada, de la dirección de áreas protegidas de la Anam, indica que aún si los presupuestos se reducen, “no bajarán los brazos”, porque es “un reto y un compromiso” y que es posible llegar a un consenso con el sector minero, los desarrolladores y con la sociedad civil para lograr cosas positivas, como la formación de nuevos guardaparques.

El convenio no es un documento vinculante, reconoce Rabinowitz, pero sirve para ejercer presión internacional en caso de que un país signatario no lo cumpla.

Añade que en el mundo, el comercio de fauna silvestre se ha vuelto un lucrativo negocio que está acabando con muchas especies. “Están pasando muchas cosas malas, pero no debemos dejar de luchar. Quizás perdamos más en los próximos años, pero esperamos que en el futuro la gente tendrá otra mentalidad. Mientras, tenemos que asegurarnos de que quede algo”. Como los jaguares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código