Pasión por la nanotecnología

Una científica oriunda de la provincia de Colón se destaca en el extranjero explorando las múltiples posibilidades para innovar en tecnología.

“Tú estás hecha paraesto”, recuerda Luisa Whittaker que le decía su profesora de química, Yolanda Moreno de Niño, cuando estudiaba en el Colegio de La Salle de Margarita, provincia de Colón. “¡Y así mismo fue!”, expresa la hoy doctora en química, de 29 años, que está cosechando los frutos de su dedicación por la ciencia.

En la Universidad de Buffalo y en el Laboratorio Nacional de Brookhaven, en Nueva York (EU), Whittaker ha trabajado con el Dr. Sarbajit Banerjee, su mentor e investigador principal, en la síntesis de materiales en la escala nanométrica (1 x 10-9) para diversas aplicaciones, que van desde electrónicos y recubrimiento para ventanas, hasta dispositivos para sensores.

En un año y medio publicaron ocho escritos sobre el óxido de vanadio en la escala nano (que tiene aplicaciones para el ahorro energético) en revistas científicas, como Journal of the American Chemical Society (JACS), el Royal Society of Chemistry (RSC), ACS Nano y Physical Chemical Letters, entre otras.

Han hecho experimentos para entender las propiedades electrónicas de los materiales a escala nano, y así establecer “candidatos” para crear dispositivos de uso diario, y, además, tienen otras publicaciones y patentes relacionadas al ensamblaje de grafeno y aislantes topológicos en capas finas.

Recientemente, de entre 195 candidatos de todo el mundo, miembros de la Materials Research Society de Estados Unidos, Whittaker fue una de los seis recién graduados en las ciencias de los materiales galardonados con una placa de oro y una remuneración en efectivo, por sus investigaciones sobre el óxido de vanadio. Y le han llovido las ofertas de varias universidades para iniciarse como investigadora independiente. Desde su perspectiva, las mujeres han demostrado su capacidad en el campo científico debido al acceso a la educación.

En entrevista vía correo electrónico con La Prensa, la científica brindó detalles sobre su trabajo y planes.

La química no es una carrera muy popular en Panamá, ¿cómo surgió su interés en ella?

Estudié química porque así lo sentí desde la secundaria, y mi interés luego fue sustentado por la oportunidad de hacer investigación en nanotecnología. Agradezco a cada uno de mis profesores a nivel secundario y universitario por brindarme las bases sobre las cuales está mi éxito en la ciencia.

Después de recibirse como licenciada en química de la Universidad de Panamá, en 2004, obtuvo una beca Fulbright en 2007, para estudiar una maestría en la Universidad de Buffalo, Nueva York. ¿Cómo cambió su vida esta oportunidad?

Me ayudó a desarrollar mis cualidades como investigadora y a entender el impacto que la nanotecnología tiene en la comunidad científica en el mundo. Aun más importante que contribuir directamente al desarrollo de la rama a través de la investigación, mi trabajo me hizo crear conciencia de que puedo contribuir a promover el conocimiento de la humanidad y a desarrollar los cimientos para innovaciones en la tecnología.

Al terminar la maestría en 2009, y debido a mi desempeño, la Universidad de Bu- ffalo me otorgó una beca para continuar con un doctorado en química, con énfasis en ciencias de materiales y nanotecnología, que culminé en 2011.

¿Podría ampliar los detalles sobre su trabajo con el óxido de vanadio?

El calentamiento global y el agotamiento de recursos energéticos son considerados los temas más complicados e importantes que enfrenta el mundo. En ese sentido, los recubrimientos de control solar son prometedores y juegan un rol primordial en el mejoramiento de nuevas formas para incrementar la eficiencia energética dentro de infraestructuras y edificios.

Mi investigación actual y pasada está vinculada a la síntesis, caracterización y estudios electromagnéticos de nano materiales que presentan entre sus propiedades formas viables de ahorro energético y para la creación de baterías y celdas solares.

Hemos estudiado el uso de nano estructuras de óxido de vanadio en aparatos electrónicos y para su ensamblaje en ventanas inteligentes termocrómicas.

Las propiedades electromagnéticas encontradas en el dióxido de vanadio impiden que la irradiación solar caliente de forma excesiva el interior de edificios e infraestructuras y ventanas. Esta hipótesis ha impulsado la síntesis de nano estructuras de óxido de vanadio a nivel mundial, y una amplia gama de aplicaciones han sido propuestas, como sensores térmicos, almacenamiento de datos, equipos ópticos y recubrimientos de ventanas.

El recubrimiento de ventanas inteligentes termocrómicas con nano estructuras de óxido de vanadio, permite mejorar las condiciones ambientales en el interior de las viviendas, ahorrando energía al usar menos el aire acondicionado.

¿En qué otros temas ha trabajado?

Simultáneamente, investigamos la síntesis, caracterización y estructura electrónica de nano aislantes topológicos (seleniuros y sulfuros de bismuto) para su uso en mejores baterías y óxidos de zinc para celdas solares.

Y comenzamos a sintetizar materiales termoeléctricos, que podrían tener aplicaciones en la construcción de vehículos con un consumo de combustible más eficiente y ambientalmente amigables. Incluso, si pudiésemos incluir un dispositivo termoeléctrico al tubo de escape, sería posible producir electricidad, que podría ser usada para conducir el carro o cargar la batería.

Los materiales termoeléctricos podrían ser un gran avance en todos los aspectos, desde generación de electricidad hasta enfriamiento de microprocesadores, los cuales, potencialmente, podrían resolver todos los problemas de energía en el mundo.

¿Qué otros planes de investigación tiene?

Estoy realizando investigación postdoctoral en la Universidad de Princeton. Este entrenamiento durará dos años y luego, a inicios de 2013, pretendo fundar mi propio grupo de investigación, relacionada a la síntesis e implementación de nano polímeros híbridos para celdas solares, electrónicos y transistores.

¿Qué mensaje le deja a las nuevas generaciones sobre el potencial de la química?

Que realmente entiendan el valor que tiene la carrera de un químico como un ente innovador en el desarrollo de la tecnología. Esperemos que, algún día, todas las entidades panameñas valoren el sacrificio y la capacidad mental que caracteriza a un buen químico.

OTROS DATOS

AFILIACIONES. La Dra. Luisa Whittaker es miembro de la American Chemical Society y de la Material Research Society.

DOCENCIA. Fue profesora asistente en la Universidad de Buffalo (2009-2010) y dictó clases de Química en el Colegio St. Mary´s en Panamá (2004-2007).

CIENTÍFICAS QUE ADMIRA: Hypatia de Alexandria, Elena Cornaro Piscopia, Marie Curie, Claire Gmachl y Lynn Loo.

´HOBBIES´: Bailar, jugar ´Dance Dance Revolution´, molestar a sus amigos y hacer reír a los demás.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código