Para buscar la emoción perdida

Temas:

Una obra para saber quiénes son los panameños. CORTESÍA Una obra para saber quiénes son los panameños. CORTESÍA
Una obra para saber quiénes son los panameños. CORTESÍA

El 20 de diciembre de 1989, Carlos Wynter Melo estaba en la casa de sus padres, a unos pasos de la avenida Juan Pablo II. “Recuerdo el sonido de las bombas. Me quedé acostado en la cama, escuchando. Luego apareció mi madre y me dijo que nos estaban invadiendo. Caminamos en la oscuridad, buscamos a mi hermana y nos reunimos todos en la cocina”, dice este escritor panameño, quien presenta hoy su novela Las Impuras en el salón Trenzado-Lagunilla de Atlapa, a las 7:00 p.m.

Su obra se sostiene en dos mujeres. Una que perdió la memoria tras la invasión militar estadounidense y la otra que se sienta a ver a la gente pasar en una parada de autobuses.

Plantea que Las Impuras “ayuda a recordar las emociones que pulularon en el Instituto Nacional de los años de 1940 y las que provocaron los breves mandatos de Arnulfo Arias. Las emociones que encendieron las cafeterías de Santa Ana y las del panameño frente a los paseantes soldados gringos y las que se experimentaban al entrar en una base estadounidense. Las emociones de ver el programa Todo por la patria y los noticieros del Southern Command Network. Las emociones de buscar autodeterminación en un país ocupado y las de reconocerse tanto hijo de la cultura estadounidense como de la cultura nacionalista que instauró Omar Torrijos”.

Realidad sin etiquetas

Carlos Wynter Melo hace un viaje por hechos claves de la historia panameña en Las Impuras. No aspira a ser objetivo cuando narra en su novela la invasión a Panamá por parte de Estados Unidos, sino que desea ser verosímil.

“Como dice Mario Vargas Llosa, se dice la verdad con una mentira. Seguramente existen personas como la narradora de Las Impuras y Medea / Cristiana, que vivieron lo que la novela cuenta. Las emociones se inventaron entre los parámetros de lo real, aunque los personajes sean ficticios”, dice.

Plantea que todavía no hemos aprendido todas las lecciones al cumplirse 25 años de la invasión. “En lo personal, dejé de pensar en bandos. Como cultura, tenemos herencias estadounidenses y de la dictadura militar. La realidad no se puede etiquetar. No puedes decir: elijo lo que me marca, lo que vives te marca”.

“Para las nuevas generaciones, la invasión no existió. Hay una ruptura considerable entre los panameños mayores de 40 años y los adolescentes o los que están en sus 20. Pero no es solo saber que hubo una invasión, un gobierno militar y el pasado republicano, sino reflexionar en torno a estas etapas históricas”, añade.

Sobre Omar Torrijos Herrera y Arnulfo Arias, considera que “ambos fueron líderes significativos. Torrijos fue el primer gobernante que concibió un Panamá mestizo, asumió la paternidad de un niño que antes nadie quiso reclamar, las inmigraciones súbitas del Canal. Quienes dirigieron en tiempos anteriores a los de Torrijos, vieron a los inmigrantes como accidentes que se resolverían por sí solos. El dictador fue vasconceliano, mientras que Arias fue nacional socialista”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código