Seguir, a pesar de todo

Los artistas que participan del Festival Prisma siguen adelante con sus labores, aunque sus respectivos Estados no siempre les den al arte el apoyo suficiente.

Temas:

Seguir, a pesar de todo Seguir, a pesar de todo

Seguir, a pesar de todo

Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá

Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá Foto por: Costa Rica), ‘Ilusión de la noche’ (Costa Rica) y ‘Des -tierra’ (Panamá). LA PRENSA/Maydée Romero Sprang

Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá

Momentos de tres espectáculos presentados en el Festival de Danza Contemporánea Prisma 2015: ‘Sueño de un migrante’ (Panamá Foto por: Costa Rica), ‘Ilusión de la noche’ (Costa Rica) y ‘Des -tierra’ (Panamá). LA PRENSA/Maydée Romero Sprang

La danza contemporánea hoy La danza contemporánea hoy

La danza contemporánea hoy

La danza contemporánea hoy La danza contemporánea hoy

La danza contemporánea hoy

Los creadores y ejecutantes de la danza siguen adelante en sus faenas de hacer arte con el movimiento de sus cuerpos, más allá de si el Estado los apoya de manera consistente.

Esa es la conclusión a la que llegaron los representantes de algunas de las compañías que participan en la tercera versión del Festival de Danza Contemporánea Prisma, evento que termina este 19 de octubre y que tiene diversas sedes de la ciudad capital.

Aunque cada país es un universo con sus leyes y tradiciones propias, por lo general la situación es bastante parecida en materia de danza, según los consultados.

Es decir, son los gestores y creadores los que mayoritariamente sacan adelante sus respectivos proyectos artísticos, ya que los gobiernos no siempre colaboran en la medida ideal, opinan.

Diego Álvarez Sanóu, uno de los líderes de la compañía Clá (Costa Rica), que trajo a Panamá la pieza Ilusión de la noche, comenta que todos los artistas deben continuar en la tarea de llevar adelante sus proyectos, más allá del apoyo de los gobernantes.

Pone como ejemplo lo que ocurre en Costa Rica, que “gracias al trabajo personal de cada grupo la danza de nuestro país es reconocida mundialmente”.

Por su parte, la panameña Omaris Mariñas, que ofreció en Prisma su espectáculo 1mm2, opina que la responsabilidad de todo artista “no es únicamente promover, porque suena quizás como una responsabilidad social y no somos una empresa, somos artistas, por lo cual me gusta decir que es nuestro compromiso compartir nuestro quehacer desde diversos ángulos, pedagógicos, creativos, ‘performáticos’ o como directores y coreógrafos”.

Esa realidad de mucho entusiasmo versus poca colaboración de los que tienen la rienda de los países ha generado en España “una especie de selección natural, donde quienes trabajamos por la danza o el arte en general lo hacemos porque nos sale del corazón. Y eso ha generado círculos humanos e intercambios profesionales muy enriquecedores”, señala Carmen Larraz, directora de Dinamo Danza, y cocreadora e intérprete de la obra Flecha Rota.

“La danza nacional está en un buen momento, buscando nuevas formas y lenguajes, revolucionando, cuestionando, replanteando. Aquí viene el famoso pero, pero si el Estado no dirige más fondos a la cultura o la empresa privada se desinteresa o el artista no se pone creativo o el público no asiste, la práctica muere. La promoción no acaba, debemos pensar en una industria cultural”, destaca el istmeño Luis Sierra, quien al público de Prisma brindó su montaje Sueño de un migrante.

La danza contemporánea hoy

Omaris Mariñas, la responsable de la puesta en escena 1mm2, considera que el devenir de las artes en el istmo, en especial de la danza, debe ser un tema prioritario para “cada uno de los artistas que habitamos en este Panamá, además de empresarios, civiles y al propio gobierno”.

“Nosotros como artistas vamos a seguir en la promoción de nuestro arte, porque no tendríamos de qué vivir, pero siempre será necesario y cada vez más el apoyo con recursos que cubran los gastos del trabajo que hacemos”, resalta esta egresada del Conservatorio El Barco – Taller Nacional de Danza, Costa Rica, en 2009.

“Es posible imaginar, visualizar y lograr que en un país donde fluye tanto dinero y tantas inversiones, también fluyan los recursos necesarios para el fomento de las actividades artísticas y culturales de libre acceso, con impacto en diversas áreas y clases sociales”, agrega esta panameña que ganó en Costa Rica el Premio Nacional a Mejor Intérprete en Danza en 2009.

“Panamá, no ‘es’, sino ‘somos’ un territorio, una sociedad en proceso de desarrollo en muchos aspectos, sobre todo, en el ámbito cultural, y este es el momento preciso para sembrar las semillas”, anota Omaris Mariñas.

Además, hay una deuda de una mayor cantidad de “espacios físicos y plataformas de difusión y formación profesional, pero sobre todo apoyos y fondos que nos permitan seguir haciendo el trabajo que hacemos como artistas nacionales. Además, para motivar a los que vienen después de nosotros y decirles que del arte se puede vivir. Que la danza es una profesión digna y que a la vez conlleva mucho esfuerzo”.

Por su lado, el bailarín y coreógrafo panameño Luis Sierra destaca que “la capacidad creadora y creativa del ser y las muestras alrededor del mundo que han dado a conocer su deseo de comunicar algo son causantes del legado arte. Promover la continuidad de su práctica en la sociedad es hacer historia”.

COSTA RICA

La danza contemporánea en Costa Rica, en opinión de Diego Álvarez Sanóu, codirector del colectivo Clá, “tiene mucho movimiento. La gestión viene tanto de compañías estatales como de las compañías independientes”.

La parte del apoyo económico que brinda el Estado “siempre es muy complicada. Exigen un tema específico y una línea de interés previa, cosas que tal vez a los artistas en ese momento no les son prioridad a la hora de la creación y el trabajo”.

COLOMBIA

Mientras que el bailarín y coreógrafo Lobadys Pérez comenta que, en Colombia, se ha hecho “un gran esfuerzo por integrar la danza a los currículos escolares, por dignificar el oficio y por crear una infraestructura”.

El representante de Periferia, que compartió con los espectadores la pieza Fuga, está convencido de los aportes de la danza “al desarrollo de las industrias creativas y sobre todo, del desarrollo humano. Contamos para ello con un Plan Nacional de Danza desde el Ministerio de Cultura, lo que implica el reconocimiento de nuestra diversidad, reconocernos como un país que baila”.

ESPAÑA

Carmen Larraz, quien dirige Dínamo Danza y es cocreadora e intérprete de la obra Flecha Rota, destaca que España “lleva años sin considerar seriamente la importancia que tiene el arte y su desarrollo contemporáneo para estimular el crecimiento de una sociedad sana”.

En los últimos años, Larraz indica que aquellos profesionales dedicados a las manifestaciones artísticas “no hemos recibido el suficiente apoyo para volcarnos en nuestro trabajo como deberíamos”.

ITALIA Y ALEMANIA

Elisabetta Lauro y César Augusto Cuenca Torres, los responsables del colectivo Cuenca\Lauro, que presentan en Prisma Zero, trabajan entre Italia y Alemania.

Ambos destacan que estos países europeos son muy diferentes entre sí en lo que concierne a la danza, y “más que todo a la contemporánea y experimental”.

En Alemania, por ejemplo, las artes escénicas son parte integral de la sociedad y “casi todas las ciudades tienen un teatro estable que ofrece también un programa de arte contemporáneo”.

Existen muchas compañías jóvenes e independientes que “tienen la posibilidad de producir y experimentar nuevos trabajos gracias a diferentes formas de fondos y soportes estatales”.

Mientras que en Italia el fuerte es la tradición clásica proveniente de la ópera y el ballet. Para la danza contemporánea, “el sistema de soporte y promoción es más reciente, y como tal, es menos estable”.

En territorio italiano están surgiendo “diferentes circuitos para la promoción y divulgación de la danza contemporánea, con el intento de darle soporte al trabajo de coreógrafos emergentes como nosotros”.

Los recursos económicos son todavía limitados en Italia, comentan, aunque sí existen diversos festivales de danza en el país, los que tienen “muchas veces dificultades y presupuestos pequeños, pero permiten a la gente acercarse a la danza contemporánea y teatral, y a no sentirla más como una forma muy rara de arte”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código