Tiburones juveniles, las otras víctimas

Ante la disminución de especies de tiburones adultos, pescadores recurren a las raleas neonatas y juveniles.

La pesca ilegal de tiburones es una mala práctica, que pese a los esfuerzos de gobiernos y organismos ambientalistas, continúa amenazando los ecosistemas marinos.

Por muchos años, los tiburones han sido objeto de valoraciones erróneas, que los han colocado como blanco de cazadores y pescadores comerciantes.

La pesca insostenible de esta ralea no ha contribuido en nada más que en su destrucción, pues rara vez se utiliza el cuerpo capturado íntegramente. Por otro lado, esta actividad también causa desequilibrios en los ecosistemas marinos, ocasionando la proliferación de otras especies de bajo consumo humano como el pez raya.

Estas realidades fueron expuestas por la bióloga marina Yehudi Rodríguez durante la exposición “Tiburones, víctimas de la pesca insostenible”, que se llevó a cabo el pasado 5 de junio en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.

Durante el coloquio, Rodríguez, quien es especialista en manejo de recursos costeros, explicó que en Panamá la pesca de tiburón se enfocó en el comercio de aletas (conocido como aleteo) para mercados internacionales, principalmente asiáticos.

Este hábito, que se viene desarrollando desde 1980, ha comenzado a dejar huella en la naturaleza y, en la actualidad, hay cerca de 25 especies de tiburones bajo explotación.

En el año 2000, se comenzaron a hacer los primeros registros de captura que dieron pie a la creación de la Ley N°9 de 16 de marzo de 2006, que prohíbe la práctica de aleteo de tiburones en aguas nacionales. No obstante, esta legislación no ha podido frenar la captura indiscriminada de estos ejemplares, y los sistemas de vigilancia y control no han sido eficientes.

Rodríguez presentó un cuadro más alarmante. “Al disminuir las presas adultas, se comienzan a capturar grupos de neonatos o juveniles”, dijo.

Algunas especies que antes solían abundar, como el Galeocerdo cuvieri (tiburón tigre) o Carcharhinus leucas (tiburón toro), hoy escasean y es muy raro encontrarlos en estado adulto.

Por otro lado, muchos pescadores locales también han volcado interés en variedades más predominantes, como el Sphyrna lewini o tiburón martillo y sus familiares más pequeños, como el Sphyrna corona y el Sphyrna tiburo que suelen crecer hasta 1.20 metro.

Yehudi Rodríguez cuenta que sus estudios en este caso se han limitado a la pesca artesanal. Sin embargo, sería prudente analizar qué está pasando entre los pescadores industriales en el ámbito nacional.

“En casi toda la costa del Pacífico panameño se practica la pesca de tiburón”, afirmó la bióloga, quien agregó que en la costa caribeña también hay capturas, aunque en menor escala.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código