YOA, un impacto perdurable

La orquesta busca una resonancia en la vida de niños para impulsarlos, trabajar en su autoestima y hacer más palpable su futuro en la música o en otras áreas.
DON. 1. El trombonista David Arboleda (Colombia); 2. la flautista Laura Patterson (EU); 3. el trompetista Bruno Lourensetto (Brasil) y 4. la corno Julie Rochus (Canadá). LA PRENSA/David Mesa DON. 1. El trombonista David Arboleda (Colombia); 2. la flautista Laura Patterson (EU); 3. el trompetista Bruno Lourensetto (Brasil) y 4. la corno Julie Rochus (Canadá). LA PRENSA/David Mesa
DON. 1. El trombonista David Arboleda (Colombia); 2. la flautista Laura Patterson (EU); 3. el trompetista Bruno Lourensetto (Brasil) y 4. la corno Julie Rochus (Canadá). LA PRENSA/David Mesa

Como es inevitable en esta temporada, la ciudad de Santiago se había convertido ese jueves 4 de julio en una húmeda burbuja que reventó cerca de las últimas horas de la tarde, salpicando con furiosas gotas de lluvias a casi toda la capital de la céntrica provincia de Veraguas.

Por más que todo aquello mostrara que el plan se venía abajo y que el cielo parecía hacer lo mismo, 10 músicos se resistieron.

Otro de los fines de la Youth Orchestra of the Americas (YOA Orquesta de las Américas) es dar apoyo a las comunidades donde realiza su residencia anual, con clases y talleres musicales a centros educativos, en esta ocasión, en la provincia bañada por los dos mares.

Aunque haya una buena intención, “no podemos ir a un país sin el apoyo de la comunidad”, asegura el estadounidense Mark Gillespie, gerente general de YOA, responsable de cada proyecto artístico, realización de gira y búsqueda de patrocinios para sustentar a la orquesta, así como las comunidades donde la YOA puede ­o tiene­ que impactar, y “la única forma de obtenerlo [el apoyo] es darle valor a esa comunidad”, asegura.

Esta actividad está dentro del Programa Global de Líderes de la YOA, la herramienta o el brazo de acción social de la orquesta; “la plataforma por la que la orquesta se puede acercar a la sociedad de distintas maneras pero con el mismo fin: a través de la música en la comunidad”, explica el chileno Raúl Vergara, coordinador de este programa.

A solo unas cuantas calles, entrando a Santiago, se encuentra el colegio primer ciclo José Santos Puga. Se comentó que en ese momento estaban en procesos de refacción y remodelación, por lo que el olor sería tan ineludible como agudo.

En uno de los salones ­se sospechaba que era una sala de ensayos­ se encontraban a la espera, sentados todos, alrededor de 30 niños, cada uno con un instrumento.

Algunos vestían camisetas del colegio y pantalones jeans. Parecía que hubieran estado ahí esperando por siglos en silencio o, por lo menos, advertidos a que estaban por entrar 10 músicos de la YOA, quienes les brindarían clases maestras, todas enfocadas en vientos y una en percusión.

Esta banda ­que no tiene nombre­ se creó en 2009 gracias a la donación de instrumentos por parte del club de padres de familia de la escuela, la administración y en gran medida, a una donación de más de 25 mil dólares por parte del Gobierno, así lo afirma su director, Arnulfo Herrera, agregando que solamente pueden estar tres años. Lo que dura el ciclo.

“Nosotros sabíamos que venía una orquesta sinfónica buenísima. Escuchamos su nombre y la buscamos por YouTube y nos contactamos con ella para que viniera a darle una clase a los chicos”, agregó Herrera.

La espera culminó con un recibimiento a la YOA muy musical, con dos piezas, una de ellas Black forest overture, de Michael Sweeney. La primera impresión por parte de los expertos fue, solo para expresar en una onomatopeya: ¡guau!

Se notaba en sus rostros que no veían venir un talento creado desde la pericia, ya que, como asegura el mismo director Herrera, “no tenemos una preparación para dirigir una banda, más que la experiencia y los años”.

5, 6, 7, 8...

Los integrantes de esta “sinfónica buenísima” llevaron a sus respectivos instrumentistas a distintas aulas del ciclo: trompetas, con el brasileño Bruno Lourensetto; trombones, con el colombiano David Arboleda; la tuba, con el costarricense Josué Jiménez Morales; percusiones, con la chilena Camila Sánchez Herreros; las clarinetistas ­todas niñas­, con la boliviana Camila Barrientos Ossio; los cornos franceses, con la canadiense Julie Rochus y las flautas trasversas, con Laura Patterson, de Estados Unidos.

Como es natural en todos los seres humanos, las primeras actitudes son de timidez y aprensión ante el otro desconocido, en especial si no habla su propio idioma, sin embargo, “estuvieron geniales, creo que entendían o pretendían hacerlo al tratar de comprender cosas técnicas del instrumento y la musicalidad, pero lo superaron”, aseguró la canadiense Julie sobre su grupo de cinco cornos franceses.

Muchos de los instrumentos estaban seccionados en un aula seguido del otro, lo que parecían cuadros de una experiencia que quedaría grabada en la memoria de la banda sin nombre.

“La sensación fue excelente y tienen mucho talento, lo que necesitan es una persona que focalice esa linda energía, aprovechar ese talento y optimizar el uso de su cuerpo”, opina Camila, timbalista, quien facilitó la clase de percusión.

La experiencia de Bruno con los trompetistas involucró a una cantante que jamás se creería que llegaría hasta estas latitudes: “son súper curiosos, tienen internet y conocen Lady Gaga. Están abiertos a todo, aunque falta solidificar las bases técnicas, pero vendrán con el tiempo”, afirmó el brasileño, que interpretó con ellos Bad Romance, una versión más que inolvidable, así como lo habrá sido este momento.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código