El apoyo cultural a una campaña

La violencia contra las personas de diversidad sexual sigue existiendo, según Carmen Rosa Villa, por lo que la ONU creó ´Libre e igual´, una campaña para combatirla.
Carmen Rosa Villa representa a Centroamérica y República Dominicana en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. LA PRENSA/Eric Batista. Carmen Rosa Villa representa a Centroamérica y República Dominicana en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. LA PRENSA/Eric Batista.
Carmen Rosa Villa representa a Centroamérica y República Dominicana en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. LA PRENSA/Eric Batista.

“Castiguen la violencia y el odio, no al amor”, defiende Navi Pillay, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con motivo de la campaña “Libre e igual”, lanzada mundialmente el pasado 26 de julio y que durará todo este año.

Mientras tanto, según Carmen Rosa Villa, representante para América Central y República Dominicana del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, la campaña se centra en dos enfoques fundamentales.

“En el reconocimiento de la universalidad de los derechos para todas las personas”, enfatiza Villa. “Esto parte desde el Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el que que estipula que todos somos libres e iguales en dignidad y derecho”.

Igualmente, desde 1948, todos los tratados internacionales incluyen una cláusula de no discriminación, sin importar condición social, “de una alta gama de actitudes y normas que deben adoptar los estados para evitar la discriminación contra las personas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT)”, dice Villa.

“Libre e igual” cuenta con una variedad de materiales creativos como El enigma, video difundido por la Oficina del Alto Comisionado para el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, y La historia de una madre de Brasil, el primer video de una serie de entrevistas a los familiares de las personas LGBT en todo el mundo.

De igual forma, “esta campaña está acompañada por varias personalidades”, agrega Villa, una muy conocida, que aceptó su orientación sexual en 2010, es el cantante Ricky Martin, entre otras personalidades del mundo cultural y artístico, aunque, según la abogada Villa, se tienda a estereotipar a este ambiente.

“No es una campaña de un día, sino una en la que se pueden segmentar ciertos temas y se creen indicadores: ¿Dónde estamos hoy 2013 en materia de libertad de derechos?, y cómo podríamos crear condiciones para medir el cambio que ocurre en Panamá y el mundo, para poder, de esta manera, levantar el tema de los avances”.

Según la representante, no se tienen cifras de cuántos casos hay de discriminación contra personas LGBT en Panamá; sin embargo, lo claro es que esta situación se encuentra invisibilizada.

“No sabemos cuántas personas no pueden acceder a servicios de salud, no tienen acceso a la justicia, fuentes de trabajo y muchas veces basadas en las apariencias; totalmente convencidas de que los estereotipos están inmersos en las culturas y actitudes de muchas personas”, afirma. “Esto hace que muchos se sientan asustados al ser víctimas por razón de su diversidad sexual y no lo denuncian, porque si lo dicen serán doblemente discriminados y serán maltratados por la situación arraigada en la sociedad”.

Si no hay cifras ni datos, por lo menos se tiene conocimiento de que la situación existe. Pero, ¿qué podemos hacer? ¿Cómo podemos lograr que las instituciones tomen esta información de una manera sistemática de cuántos casos son conocidos, y dónde y cómo se da esta discriminación?

“Libre e igual está orientada a crear esa conciencia. Hay que trabajar no solamente en el espacio público para decir que todos tenemos los mismos derechos, sino también en los espacios de burla y murmuraciones que ponen a las personas no solo en incomodidad, sino irrespeto al ejercicio de sus derechos”, concluye Carmen Rosa Villa.

Datos que originaron la campaña

Según números de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 76 países se criminalizan las relaciones sexuales compartidas entre personas del mismo sexo, en 5 de ellos se impone la pena de muerte.

Sin embargo, según Carmen Rosa Villa, el año pasado se cometieron 56 homicidios contra personas de orientación sexual y diversidad de género en la región, de los cuales 35 fueron hacia mujeres transexuales.

“Es una situación grave que no podemos permitir y soslayar. Creo que durante muchos años se habla de los derechos humanos como algo sumamente abstracto, pero cuando se trata de reconocer que los demás los tienen, vemos las grandes fallas que existen en todos los espacios”, afirmó la abogada.

Alicia Mon Chambers

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código