Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

Rose Marie Cromwell

La energía de los objetos y la gente

‘La Charada’ es un conjunto de 18 fotografías de la artista estadounidense Rose Marie Cromwell.

Una visión mística y optimista de lo cotidiano

Temas:

Esta individual es el resultado de más de un viaje de esta creadora a Cuba. Esta individual es el resultado de más de un viaje de esta creadora a Cuba.
Esta individual es el resultado de más de un viaje de esta creadora a Cuba.

Rose Marie Cromwell visitó La Habana por primera vez en 2005.

Llegó a la ciudad cubana a través del New York University para tomar un curso de fotografía, y pasó un mes en la capital de la isla caribeña estudiando con maestros del lente de este país como Raúl Corrales y José Figueroa.

El resultado de esas imágenes capturadas se presentan en la muestra individual “La Charada”, 18 fotografías en distintas tallas que están en la galería Antítesis, ubicada en la calle 52, Bella Vista, en el edificio Bolívar.

ACTIVISMO

Esta artista creció en Seattle (Estados Unidos), “donde hay una gran cultura de activismo y arte. Yo, jovencita, buscaba una alternativa al capitalismo y el neoliberalismo. Había visto el entusiasmo y la energía detrás de las protestas contra la Organización Mundial del Comercio en Seattle en 2001. Tenía interés en ver cómo funcionaba el socialismo. Y bueno, cuando llegué a Cuba, aprendí que el socialismo de Cuba también tiene sus problemas. Pero bueno, de todas maneras me enamoré del país, su cultura y su gente”.

Describe a La Habana, a la que visita varias veces al año desde el 2006, como un lugar que ofrece “mucha interacción inmediata: hay viento, hay sol y es una ciudad para caminantes, llena de experiencias sensoriales”.

“La Habana ha sido un trasfondo, como el telón de fondo de un teatro para este proyecto ‘La Charada’. Como artista a través de los años, esta ciudad y su gente me han dado mucha inspiración, a través de caminar en sus calles y también a través de los trabajos de otros artistas y escritores de la isla”, plantea quien obtuvo su licenciatura en bellas artes en el Maryland Institute College of Art y su maestría en bellas artes en Syracuse University.

PARTICIPANTE

Quien ha publicado sus fotografías en publicaciones como Harper’s, Bloomberg, The Fader y Vice, siente que pasó a otro nivel como fotógrafa con motivo de sus viajes a La Habana, porque estuve “mucho tiempo en la década de mis 20 años haciendo fotografías”.

Al principio se veía a sí misma como una fotógrafa “que se quedaba detrás del lente, y después esto cambió. Me volví una participante activa en el acto de hacer las fotos, incluyéndome abiertamente en el marco”.

Otro factor que le influyó a esta dama que reside en Miami, fue observar de cerca los rituales en torno a la santería cubana, ya que desde entonces “veo la energía de los objetos y las cosas en nuestro mundo, y las coincidencias y el significado de la banalidad. También me interesé por la historia de la relación entre Estados Unidos y Cuba, y aprendí que desde la formación de ambos países ha sido una historia problemática”.

“La fotografía es una vía de comunicación. Una foto, para mí, es una manera de comunicarse más completa que a través de las palabras. No es una verdad absoluta, sino mi perspectiva personal. Es un punto de partida para pensar en grandes temas de la vida. La fotografía, además, es capaz de borrar tiempo y espacio”, explica quien agrega que las imágenes que integran “La Charada” formarán parte de un libro que pronto saldrá de la imprenta: El libro supremo de la suerte.

Rose Marie Cromwell, que fue nombrada por el British Journal of Photography como una de las fotógrafas jóvenes de renombre en 2017, llegó a Panamá en 2007 como una becaria Fulbright. Después, al terminar este proyecto, se quedó para trabajar con la fotógrafa istmeña Sandra Eleta, y para ser su gerente de estudio.

Después fundó Cambio Creativo en Coco Solo, provincia de Colón, con el pastor Michael Brown, y con la artista Lorena Endara. De esa época reúne imágenes que conforman la serie titulada “King of Fish” (Rey de los peces).

Entre el 2010 y 2013 empezó a pasar temporadas largas en nuestro país. “Hoy en día sigo viniendo a Panamá varias veces al año”.

“El proyecto de ‘La Charada’ se trata de una manera de ver e interpretar el mundo que aprendí en La Habana”, dice Cromwell.

“Panamá siempre ha sido mi puerto o portal hacia Cuba, no solo por razones logísticas, sino también intelectualmente. En términos de ideología política, los países son distintísimos, pero cultural y geográficamente están conectados. Quizás Panamá fue para mí el paso intermedio entre los Estados Unidos, país capitalista e imperialista, y la isla apartada y comunista que es Cuba. El hecho de que Panamá sea el primer lugar donde presento estas obras es muy significativo”.

Una visión mística y optimista de lo cotidiano

Para la curadora panameña-alemana Paula Kupfer, las fotografías de Rose Marie Cromwell “reflejan el concepto de la suerte y las costumbres de la lotería en Cuba, refiriéndose específicamente al sistema de ‘la charada’, un tipo de inventario de objetos y experiencias diarias que los cubanos emplean para escoger su número para la lotería clandestina. Es un método según el cual cada número tiene un significado, posiblemente arbitrario: los números 1 y 93, por ejemplo, representan los conceptos de ‘caballo’ y ‘revolución’, respectivamente. La gente escoge sus números de lotería basándose en estos significados, generando una visión mística de objetos y experiencias que podrían representar un premio en la lotería”.

“Más allá de las interpretaciones sociales y económicas, las fotos en la exposición ‘La charada’ también demuestran cómo Cromwell logra retratar subjetividades maleables. La fotógrafa forma conexiones personales con sus sujetos e incorpora elementos de actuación, o performance, en su práctica”, indica.

“Además de sus retratos, que reflejan la humanidad compleja de sus sujetos, Cromwell fija su lente en obras arquitectónicas y examina su entorno para captar elementos que conforman una iconografía inesperada e idiosincrática”, agrega Paula Kupfer.

En “La charada”, Rose Marie Cromwell “no realza lo que hace falta en Cuba, sino que apunta hacia lo que abunda: espiritualidad, poesía en lo cotidiano, optimismo, y color. Y quizá no sea coincidencia que los panameños también se vean reflejados en esas abundancias. Al explorar las conexiones visuales entre los números —medidas exactas y absolutas— y los caminos místicos e impredecibles de la suerte, Cromwell ofrece un homenaje lírico a Cuba y a su tiempo en la isla”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código