Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

El lado oscuro de la luz artificial

La contaminación lumínica puede ocasionar en las personas insomnio, cefaleas, desórdenes inmunológicos, etc.

Temas:

Pie. Pie.
Pie.

La contaminación lumínica no solo impide contemplar las estrellas en el cielo nocturno, sino que afecta la salud y la seguridad vial del hombre, el equilibrio de la fauna y la flora, y genera pérdidas económicas y de energía.

La iluminación no deseada de un río, de un terreno de cultivo, del mar o de la ventana de un vecino puede considerarse tan contaminante lumínicamente como enviar luz directamente al cielo, afirma el astrofísico Fernando Jáuregui, presidente de la Asociación contra la Contaminación Lumínica de Pamplona, España.

“El resplandor producido por la reflexión de la luz en las superficies también genera contaminación lumínica. Es por ello que, siendo conscientes de que cualquier alumbrado produce contaminación lumínica (porque la luz, directa o indirectamente, alterará la oscuridad natural), abogamos por una iluminación de calidad, pensada para dar luz únicamente a las zonas donde es necesaria, con la intensidad recomendada para esa zona, del color más cálido posible para esa zona y teniendo en cuenta el uso que se hace de esa zona y los horarios habituales de esos usos. Solo así se conseguirá minimizar la contaminación lumínica asociada a todas las instalaciones de iluminación de exteriores”, añade Jáuregui.

SALUD HUMANA

La contaminación lumínica influye negativamente sobre la salud del hombre.

Según la doctora Eka Pérez-Franco, especialista en algeología orofacial, el impacto de la iluminación artificial es enorme para la persona que, por ejemplo, duerme con luz artificial de una valla de publicidad luminaria. “El impacto es enorme, no solamente en la disrupción del sueño, sino en todas las consecuencias que genera a largo plazo”, ya que ocasiona insomnio, cefaleas (dolores de cabeza) e, incluso, hay estudios que sugieren un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y enfermedades inmunológicas en adultos. En niños puede causar afectaciones en conducta, estados de ánimo, capacidad de concentración y aprendizaje, explica.

Todo esto ocurre como resultado de la interrupción del ritmo circadiano, que en los seres humanos es “el periodo de vigilia y sueño que es llevado por un ‘reloj biológico’ que hace que estemos alertas en el día y dormidos en la noche. Uno de los principales actores en este proceso de sincronización y que lleva la batuta en el ritmo circadiano de los humanos es la luz ambiental”, cita Pérez-Franco.

Según la especialista, hay un trayecto llamado retino-hipotalámico, que une la retina con una estructura dentro del cerebro (el núcleo supraquiasmático), el cual lleva información de la luz ambiental y permite la sincronización del ciclo de sueño y vigilia (luz y oscuridad).

“Hay una conexión importante entre la producción de una hormona del sueño llamada melatonina y la activación de este trayecto retino-hipotalámico. Para que se inicie la producción de melatonina, entre otras hormonas, y se comience el ciclo del sueño, no debe haber luz activando estas estructuras”.

IMPACTO AL AMBIENTE

La contaminación lumínica incide también en hábitos de sueño, apareamiento y de caza y alimentación de especies, explica el ingeniero ambiental Yamil Sánchez, director Nacional de Protección de la Calidad Ambiental del Ministerio de Ambiente.

Ennio Arcia, licenciado en saneamiento y medio ambiente del Municipio de Panamá, añade que la iluminación artificial de las grandes pantallas publicitarias de la ciudad de Panamá no solo molesta a las personas que transitan por allí, sino que también confunde al ecosistema. “Las tortugas, por ejemplo, utilizan la luz de la Luna y las estrellas para ubicarse, pero la luz emitida por las grandes pantallas las confunden”, añade.

También las aves migratorias pierden su rumbo atraídas por las luces de las ciudades, dice Jáuregui. “Se debe asumir que la noche es oscura, y que es importante preservar esa oscuridad allí donde la iluminación no es necesaria. Por ello, se reclama una nueva cultura de la luz que nos haga recuperar los valores, las sensaciones y las vivencias asociadas a este ciclo natural de nuestro planeta”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código