Los niños pueden autoprotegerse

Para evitar el abuso sexual infantil, uno de los mejores obsequios que los padres pueden hacerle a sus hijos es enseñarles a distinguir lo bueno de lo malo.

El abuso sexual se tiende a callar. Sus víctimas optan por ocultarlo. Aunque no se hable mucho de esto, es una realidad que aqueja al mundo. Unos 150 millones de niñas y cerca de 73 millones de niños en el planeta son abusados sexualmente cada año, según la Unicef.

En Panamá hay pocos datos estadísticos al respecto, y aunque existen leyes que amparan a los menores que son abusados, muy poco se reporta el abuso sexual debido a que ocurre dentro del seno de la familia, quedando este delito impune, explica la psicóloga María Eugenia de Martín, de la Fundación Relaciones Sanas, que organiza una campaña en contra del abuso sexual.

La psicóloga Andrea Jara, de esta fundación, indica que uno de los mejores regalos que los padres pueden hacerle a sus hijos es proveerles herramientas que los ayuden a autoprotegerse.

Una de ellas es enseñarles desde pequeños a identificar sus emociones. Esto se logra reflejándoles lo que pueden estar sintiendo. “Por ejemplo: ´Te puso bravo que no te comprara el chocolate, estás feliz porque vamos a un cumpleaños´. Identificar las emociones es el primer paso para que puedan diferenciar lo bueno de lo malo”.

Otro punto que deben tomar en cuenta los padres es enseñarles que existen tipos de contacto buenos y malos, señala. “La manera de distinguir una caricia buena de una mala es prestando atención a cómo esta les hace sentir. Si tu mamá te da un abrazo probablemente te sientas feliz, querido y cómodo; pero si una persona extraña te da un abrazo probablemente te sientas incómodo porque no es apropiado abrazar a extraños. Cuando una persona toca a un niño de una manera en que lo hace sentir triste, bravo, asustado, confundido o preocupado estamos hablando de una caricia mala”.

Jara recalca que al igual que con las caricias, los padres deben hablar con ellos sobre los secretos buenos y malos. “Los secretos buenos son las sorpresas (´mañana le daremos un regalo a mamá por su cumpleaños´), y los secretos malos son las amenazas (´si le cuentas a alguien te voy a pegar´). Los secretos buenos te hacen sentir feliz y emocionado; los secretos malos asustan y te hacen sentir que si los compartes te pasará algo malo. Es importante recalcar que cuando sientan que es peligroso contar un secreto es cuando más tienen que hablarlo”.

Jara comenta que es importante señalarles que cuando alguien les hace una caricia mala o les cuenta un secreto malo, deben decir que “no”, ir a un lugar seguro y contarle al respecto a un adulto que le pueda ayudar.

La psicóloga explica que los padres deben hablar con ellos sobre sus partes privadas. Tenemos que informar a los niños para que estén orientados correctamente.

Para que un niño pueda cuidarlas debe saber que nadie debe tocar ni ver sus partes privadas a menos que no puedan vestirse solos, no sepan bañarse ni ir al servicio solos o tengan alguna infección o molestia y necesiten ayuda para ponerse la medicina. “Fuera de estas situaciones nadie (ni siquiera los padres) debe ver ni tocar las partes privadas de un niño ni él debe ver ni tocar las de las demás personas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código