PAULO COELHO

La pequeña granja y la vaca

Temas:

ENSEÑANZA. Existen historias que circulan por internet de manera casi obsesiva. El siguiente relato es el que circula en la actualidad; lo recibo, como mínimo, unas tres veces por semana. Y, a diferencia de otros merece ser transmitido a las personas que no tienen acceso a la red.

Un filósofo paseaba por un bosque con un discípulo. Según el maestro, todo lo que está delante nuestro ofrece una oportunidad de aprender o enseñar. En este momento cruzaban el portal de una granja que, aunque bien situada en un hermoso paraje, tenía una apariencia miserable.

-Vea este lugar –comentó el discípulo. –Usted tiene razón: acabo de aprender que mucha gente está en el paraíso pero no se da cuenta, y continúa viviendo en condiciones miserables.

-Yo dije aprender y enseñar -retrucó el maestro. –No basta constatar lo que sucede: es preciso verificar las causas, pues solo entendemos el mundo cuando entendemos las causas.

Llamaron a la puerta y fueron recibidos por los moradores: un matrimonio y tres hijos, con las ropas sucias y rotas.

-Usted está en medio de este bosque y no hay ningún comercio en los alrededores – dijo el maestro al padre de familia. - ¿Cómo sobreviven aquí?

Y el hombre respondió:

-Amigo mío, tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Una parte de ese producto la vendemos o la cambiamos en la ciudad vecina por otros tipos de alimentos; con la otra parte producimos queso y mantequilla para nuestro consumo. Y así vamos sobreviviendo.

El filósofo agradeció la información, contempló el lugar por algunos instantes y se marchó. En mitad del camino, dijo al discípulo:

-Busca esa vaca, llévala hasta ese precipicio que tenemos enfrente y tírala abajo.

- ¡Pero si es el único medio de sustento de aquella familia! Sin otra alternativa, el muchacho hizo lo que le habían ordenado y la vaca murió en la caída.

Pasados muchos años, cuando ya era un empresario, decidió volver al mismo lugar, confesar todo a la familia, pedirle perdón y ayudarla financieramente.

Cual no fue su sorpresa al ver el lugar transformado en una bella finca, coche en el porche y algunos niños jugando en el jardín. Se desesperó al pensar que aquella humilde familia había tenido que vender la propiedad para sobrevivir. Apresuró el paso y fue recibido por un casero muy simpático.

- ¿A dónde fue la familia que vivía aquí hace 10 años? –preguntó.

-Continúan siendo los dueños –fue la respuesta.

Asombrado, entró corriendo en la casa, y el propietario lo reconoció. El joven estaba ansioso por saber cómo había conseguido mejorar la granja.

-Bien, nosotros teníamos una vaca, pero se cayó al precipicio y murió– dijo el hombre. –Entonces, para mantener a mi familia, tuve que plantar verduras y legumbres. Pasé un año difícil, pero cuando la cosecha llegó, yo ya estaba exportando legumbres, algodón y hierbas aromáticas. Nunca me había dado cuenta de todo mi potencial aquí: ¡fue una suerte que aquella vaca muriera!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código