La profesión, en busca de oportunidades

La licenciatura en antropología se complementa con una maestría en antropología social, que este año graduará a 17 expertos.

La comprensión de la propia naturaleza es quizás el legado más relevante que deriva de la antropología. No obstante, la realidad istmeña pone en evidencia un déficit preocupante en el realce de sus bondades en el ámbito nacional.

“Creemos que una de las razones fundamentales de la falta de auge de esta disciplina es porque no hemos demostrado lo suficiente, o quizás adecuadamente, el valor de esta carrera en nuestra sociedad”, afirma el comité organizador del Congreso de Antropología Panameña, que se desarrolla en la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero, ubicada en el parque recreativo Omar.

“Podríamos sentarnos a llorar esta realidad o podemos aportar una solución”, continuó el grupo autor de esta iniciativa, que confesó que este encuentro es, de alguna manera, una forma de exigir más espacios y políticas de fomento para la profesión.

Tras casi un año de planificación, el equipo conformado por Guillermina De Gracia, Carlos Gómez, Gisela Lanzas y Tomás Mendizábal logró salir adelante con su idea y consolidar en el encuentro internacional que culmina hoy a las 5:30 p.m.

Para Stanley Heckadon, director de comunicaciones y programas públicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, el congreso es un evento encomiable que, finalmente, rompe con cerca de dos décadas de inacción.

No obstante, una de las principales ganancias para este gremio ha sido la reapertura este año de la licenciatura en antropología, que había sido suspendida de la Universidad de Panamá en 1998 por carecer de suficientes estudiantes en sus aulas.

Nuevos profesionales

El director de la escuela de antropología en la primera casa de estudios, Aníbal Pastor, asegura que la ausencia de capacitados en antropología se hizo sentir en el sector profesional, que actualmente presenta demandas en este campo en proyectos de gran relevancia.

“Muchas instituciones, como el Patronato de Panamá Viejo, la Autoridad Nacional del Ambiente y el Canal de Panamá, precisan de antropólogos, y como universidad necesitamos dar una respuesta ante esas peticiones”, dijo el director.

Tras 15 años de suspensión, la licenciatura en antropología renace en la Casa de Méndez Pereira de la mano de una maestría en antropología social, que busca complementar su plan de estudios, envolverse con otras carreras afines y capacitar a nuevos docentes en esta carrera.

“Tenemos actualmente un alumnado variado, desde trabajadores sociales, historiadores hasta filósofos y psicólogos”, añadió Pastor, quien afirmó que para este año esperan graduar a unos 17 profesionales en la maestría.

Por otro lado, el rector de la carrera antropológica opina que Panamá sí tiene oportunidades de trabajo en esta rama, especialmente fuera de la ciudad capital, en donde se requiere de profesionales y docentes.

La licenciatura antropológica fue reconstituida de modo que el estudiante pueda beneficiarse de un mayor trabajo de campo.

Su plan de estudios es de turno diurno y dura tres años. Se espera, entonces, que para 2015 haya una nueva generación de profesionales que logren vigorizar otros aspectos de la carrera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código