Una relación ambiental

Con el paso del tiempo, las ballenas y los seres humanos han aprendido a convivir en paz y en armonía en la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno.

Amanece en San Ignacio. A lo lejos, los chorros de agua vaporizada que exhalan las gigantes grises forman luminosas columnas al contrastarse con los primeros rayos solares.

El botero y guía conduce, prudentemente, hasta acercarse a una ballena que descansa junto a su cría. Nuestra embarcación se mece, silenciosamente, mientras la ballena y su “pequeña” se hunden en las aguas de la laguna.

La mañana siguiente, me despido del campamento para luego visitar la laguna Ojo de Liebre, donde la gente de Guerrero Negro, el pueblo aledaño al sitio, también se ha organizado para la observación de cetáceos, motivada por la experiencia de San Ignacio.

Al llegar a ese centro poblado, noto que las ballenas han propiciado una cultura particular en este lugar. Observo carteles alusivos a la conservación de las ballenas, anuncios publicitarios donde las ballenas son el tema recurrente, negocios y edificios con colas, aletas y ballenas de diversas formas y colores pintadas en sus frentes. Con tan solo 13 mil habitantes, en Guerrero Negro hay 30 hoteles que ofrecen tours balleneros, son la prueba concreta de que aquí la ballena ha traído prosperidad a los locales.

OJO DE LIEBRE

Atrás dejo a Guerrero Negro y llego a las orillas de la laguna Ojo de Liebre, donde me espera Irma González, la máxima autoridad de los guardaparques del lugar, con quien voy a embarcarme en busca de las más de mil 300 ballenas que han llegado recientemente aquí a procrear.

“Nosotros estamos en este momento en la zona más importante de refugio de ballenas grises y ballenatos de Baja California. Aquí vienen básicamente a reproducirse, ya que las salinidades son un poco altas, por lo cual sirve para la flotabilidad de las ballenas. Entonces, esta particularidad ayuda a las madres a enseñar a las bebés cómo nadar, cómo comer, cómo protegerse, porque seguramente se sienten a gusto en esta zona, que está totalmente protegida, y que les da abrigo y cobijo para tener a sus crías”, cuenta la locuaz funcionaria.

Cuando miro el espejo de aguas calmas, por todas partes veo ballenas. Cuento, al menos, unas 30. “ ¡Tu cacería fotográfica está garantizada!”, me dice Irma. Y zarpamos.

Mientras, no dejo de tomar fotos del show que dan un par de ballenas a otro bote, causando asombro y regocijo en sus tripulantes. Irma me cuenta que, en el concreto caso de su país, la norma oficial mexicana expresa que todo aquel que quiera ver ballenas tiene que cumplir las reglamentaciones, y cree que el Estado mexicano ha dado un ejemplo para la región.

“Aquí se regula todo mi amigo, desde el tipo de embarcación que se usa, los tipos de motores que se usan, el número de personas que pueden ir arriba de la lancha, el acercamiento que deben tener, el número de embarcaciones que pueden estar adentro de la laguna. Lo que se ha hecho en Ojo de Liebre y en San Ignacio ha sido una experiencia positiva para las ballenas, para los pescadores y para la gente de la comunidad. Por ejemplo, ahora estamos en una embarcación de estas empresas comunitarias, donde ellos se han organizado para prestar el servicio y hacer cumplir las reglas”.

Al finalizar la mañana, tengo conmigo una colección de imágenes y testimonios reveladores que confirman que el ser humano puede revertir los errores del pasado, al rescate de la fauna.

“Es que son orgullosamente mexicanas, porque aquí se aparean y también aquí nacen. Por eso todos los mexicanos pensamos que la ballena debe protegerse– me dice Irma al llegar a puerto- no importa en qué mar o país sea, pero no deben cazarse como pretenden Japón, Islandia y Noruega. Sin duda, la mejor manera de protegerlas es saliendo a verlas”, dice.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código