Cine y más Cine y más

31 jul 'The Queen’s Justice', lo nuevo de 'Game of Thrones'

El episodio 'The Queen's Justice' demostró ser efectivo sin necesidad de batallas épicas ni el uso de efectos especiales. Su fortaleza estuvo en los diálogos y conflictos de sus personajes.

El esperado encuentro entre Daenerys Targaryen y Jon Snow. El esperado encuentro entre Daenerys Targaryen y Jon Snow.
El esperado encuentro entre Daenerys Targaryen y Jon Snow. Cortesía

Aunque no salió ningún Caminante Blanco, The Queen's Justice, el tercer episodio de la séptima temporada de Juego de Tronos, fue de una frialdad hiriente.

Eso sí, logró ser interesante sin necesidad de batallas épicas ni hacer demasiado énfasis en los desnudos. En esta ocasión, Game of Thrones basó su encanto en los móviles y en los diálogos de sus personajes.

Tibio fue el esperado cara a cara entre los dos seres más emblemáticos y queridos de este programa de la HBO: la Madre de Dragones y Jon Snow.

Es probable que la audiencia esperaba que estos monarcas hicieran química de inmediato y ocurrió todo lo contrario. Mientras ella le hablaba de la necesidad de sacar a Cersei Lannister de la jugada, y su deseo imperativo que su invitado le rindiera honores, el Rey del Norte le decía que el verdadero problema era que los White Walkers están cada vez más cerca de El muro.

Otro sector de la audiencia quizás esperaba que se enfrascaran en una disputa para ver quién despachaba a quién. Si el encuentro entre ambos hubiera sido más fructífero, los conflictos de estas figuras se resolverían demasiado rápido. Tiene sentido que exista este inicial recelo entre ambos, pues no se conocen y les ha pasado demasiadas trastadas como para ser tan ingenuos. Ya llegará el momento en que todo se ponga en su justo lugar y ambos encontrarán una causa común para luchar unidos. Igual, ambos se necesitan mutuamente para sus respectivos fines.

Quienes volvieron a funcionar como equipo fue Snow con Tyrion, quien fue el que le pidió a Daenerys que le diera acceso a Jon a las minas de Dragonglasss, lo que permitirá que sea más justa la futura lucha contra los Caminantes Blancos.

¿Fue astucia de parte del Lannister para quedar bien con Jon o se le puede considerar esta decisión como un pequeño sabotaje a La Primera de su Nombre o quiso mantener unas relaciones cordiales entre los dos reyes? Lo cierto es que a más de uno la complicidad entre Snow y Tyrion les recuerda la relación entre Ned y Robert. ¿Qué creen?

LOS STARK

Tampoco fue cálido el reencuentro entre dos Stark que andan dispersos: Bran y Sansa. Más emoción registró en el capítulo dos Arya cuando en medio del bosque vio a un lobo huargo y era su Nymeria, aunque no aceptó la invitación de acompañarla.

Es probable que el Cuervo de tres ojos estaba más deseoso de encontrarse en Winterfell con Jon. ¿Quizás para decirle que no es el hijo bastardo de Ned y que su linaje es otro?

Hablando de Arya, ¿qué ha pasado con esta chica y con  Brienne?

MEDICINA

Sam es todo un galeno y su maestro solo le da unas escasas palmaditas en el hombro por haber salvado y curado a Jorah Mormont, quien no pierde tiempo ahora que está liberado de la mortal enfermedad y va en busca de su Khaleesi.

LOS LANNISTER

También anda distante Jaime, quien de forma paulatina está perdiendo su adoración por su hermana. ¿La traicionará? ¿Apoyará a su hermano ahora que confirmó que este no tuvo nada que ver con la muerte de Joffrey?

Lo cierto es que, por ahora, Cersi va ganando la guerra contra La que no arde, entre otras, por los buenos servicios militares que ha recibido por parte de  Euron Greyjoy, quien fue recibido como un héroe por la gente de King's Landing, y de paso, le trajo dos regalos a la mujer que está en el trono de hierro: dos mujeres responsables a la muerte de su hija Myrcella Baratheon.

Aunque no le hará gracia a Cersei saber que Lady Tyrell fue la responsable del envenenamiento de Joffrey. La desaparición de esta dama dentro de la serie, y sus palabras finales, fue uno de los grandes aciertos de los guionistas en este episodio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.