DELINCUENCIA Y CORRUPCIÓN

Sociedades en descomposición

Panamá no escapa hoy a un tsunami cuyas gigantescas olas amenazan, como un cáncer terminal, a toda nuestra sociedad. Nos referimos a la corrupción que nos ahoga y que se ha tornado más mortal, cuando la lideran presidentes y expresidentes del continente latinoamericano que se esconden detrás del populismo para atracar los fondos de gobiernos que ellos, malamente, presiden, creando así una descomposición económica, ética, moral y social.

En Panamá, le llamamos la “mafia” gobernante: sindicatos, educadores, transportistas, médicos en entidades públicas, empresarios, medios de comunicación y seudoperiodistas que ayudan a moldear la opinión pública; al igual que a magistrados, como el actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, que según los medios de comunicación han nombrado de a dedo la mayoría de los jueces que puedan manipular para así controlar la justicia.

No escapan a esto los “honorables” servidores públicos que ocupan puestos de elección popular: diputados, alcaldes y representantes. Todo gira alrededor de sus ansias de poder y de dinero.

El pecado y culpa de esta concepción la tienen, principalmente, los políticos que provienen de extracción popular debido a las penurias económicas de sus humildes hogares, situación que los lleva a buscar riquezas por medios rápidos e ilícitos, mirando a los nuevos poderosos de cuello blanco que, también han hecho fortuna por medios fraudulentos u oscuros.

Con el caso Lava Jato de Odebrecht, hemos visto cómo no solo los gobernantes de nuestros países se han visto involucrados, sino también sus funcionarios y colaboradores más cercanos.

La adicción y la glotonería, sin límites, a la corrupción que ha permeado a los niveles más bajos y diversos, conjuntamente con un mudo silencio –semejante a las apacibles aguas de un río que se diluye en el mar–, despiden un olor nauseabundo en la nación y de ello no escapa la Autoridad del Canal de Panamá, la Contraloría ni la Policía Nacional, porque en estos organismos el germen de la delincuencia y la corrupción está ya presente y, por este motivo, todo se disfraza y se esconde.

Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en amplio contubernio, ocultan los entuertos y tienen al país secuestrado a su antojo y su beneficio.

Cuidado, el apocalipsis de San Juan toca ya nuestras puertas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

TRAS APAGÓN DEL PASADO 18 DE SEPTIEMBRE Aeropuerto de Tocumen trabaja en fortalecer el sistema eléctrico

El daño en el sistema eléctrico causó la cancelación de 150 vuelos y provocó inconvenientes a más de 10 mil pasajeros.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Valor catastral 10 preguntas sobre el nuevo impuesto de inmuebles

La reforma al impuesto de inmuebles ya fue aprobada en la Asamblea Nacional y  entrará en vigor a partir de 2019.

TENSIÓN Trump: Ensayo de misil iraní pone en entredicho el acuerdo nuclear

El presidente de Estados Unidos Donald Trump. El presidente de Estados Unidos Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos Donald Trump. AFP/Archivo

El ensayo de un nuevo misil de mediano alcance por parte de Irán puso en entredicho el acuerdo nuclear con Estados Unidos y ...

SUFRIÓ EN ENERO UN INFARTO AL CORAZÓN Antonio Banderas dice que quedan ‘muchas orejas por cortar’

El actor Antonio Banderas. El actor Antonio Banderas.
El actor Antonio Banderas. AP/Archivo

Antonio Banderas señaló que todavía le quedan “muchas orejas por cortar”, en un guiño a una práctica habitual en el mundo del ...