La artista, de 48 años, es una de las actrices más reconocidas de la temporada de premiaciones gracias a su papel en If Beale Street could talk.