La duquesa de Sussex, Meghan Markle, viajó en secreto a Estados Unidos para reunirse con sus amistades antes de convertirse en mamá.