Bitácora masai

Al encuentro de los masai, una de las milenarias etnias africanas que resiste los cambios culturales. Un safari fotográfico que permite conocer un ritual de unión y sobrevivencia, el matrimonio masai.

Temas:

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Fundación Albatros/Alejandro Balaguer ESPECIAL PARA LA PRENSA/Fundación Albatros/Alejandro Balaguer

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Fundación Albatros/Alejandro Balaguer

1199932 1199932

1199932

La sombra de inmensos cactus, grandes como árboles, dan tregua a los caminantes y animales cuando el calor golpea una gran depresión planetaria donde las especies migran desde tiempos inmemoriales.

En la sequedad del paisaje, un niño masai busca al menos un metro de sombra donde guarecerse del aplastante sol africano. Ante nosotros, el gran valle del Rift, la gran cicatriz geológica que recorre el país de norte a sur.

Hemos partido de Nairobi, la capital de Kenia, y vamos al encuentro de los masai, que además de la etnia kikuyu es otro gran grupo étnico del África subsahariana.

Tras una larga trocha de tierra roja que nos aleja de la ciudad, los niños juegan en los caseríos, pastores guían sus cabras hacia zonas de pastoreo, las carretas parecen estallar de atados de gramíneas.

A lo lejos, en un apartado caserío construido con matas, barro y estiércol de vaca, hay algarabía, abundan los mantos de color rojo. Es que hoy es día de fiesta. Y todo está listo para el matrimonio tradicional.

En señal de regocijo los masai saltan, y lo hace muy alto, cómo pocos. Cuando se da inicio a la ceremonia, la novia luce espléndida, ataviada con coloridos collares, rodeada de niños y mujeres. La novia posa para las fotos.

Luego de los rituales propiciatorios para la buena suerte, el padre riega los pies de su hija con leche vacuna en señal de consentimiento; seguidamente, la despide de su casa y ella parte a su nueva vida, sumisa, junto a su alto y esbelto esposo.

Por su parte, el guerrero ha traído a sus vacas consigo en señal de prosperidad.

Antes de partir, el novio se acerca y me pide el envase plástico de un rollo de película; se lo damos. Entre risas, lo acomoda en el gran hueco horadado en su notable oreja izquierda y se va feliz con su nuevo pendiente, orgulloso, con su flamante esposa y todas sus vacas, hasta perderse en la inmensidad de la sabana. Así es África, incontrastable.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Se analiza el caso La Unión Europea abre una investigación sobre la compra de Monsanto por Bayer

De acuerdo con Bayer, la operación será muy benéfica para los agricultores y los consumidores. De acuerdo con Bayer, la operación será muy benéfica para los agricultores y los consumidores.
De acuerdo con Bayer, la operación será muy benéfica para los agricultores y los consumidores. AFP

La Comisión Europea (CE) anunció este martes la apertura de una investigación sobre la compra del especialista estadounidense ...

Mundo Sospechosos por atentados en España fueron imputados por delitos de terrorismo

La comparecencia del martes ante el alto tribunal español fue la primera de un largo proceso legal. La comparecencia del martes ante el alto tribunal español fue la primera de un largo proceso legal.
La comparecencia del martes ante el alto tribunal español fue la primera de un largo proceso legal. AFP

Los cuatro sobrevivientes de la célula yihadista acusada de los ataques en Cataluña que dejaron 15 muertos y 120 heridos ...

Exfiscal de Venezuela Luisa Ortega Díaz partió hacia Brasil desde Colombia

La exfiscal general, Luisa Ortega Díaz. La exfiscal general, Luisa Ortega Díaz.
La exfiscal general, Luisa Ortega Díaz. AFP

La exfiscal de Venezuela Luisa Ortega partió este martes 22 de agosto hacia Brasil desde Colombia, adonde había llegado el ...