Psicólogo en casa Radiografía de un tirano

¿Qué mueve a un personaje como este?  ¿Qué mueve a un personaje como este?
¿Qué mueve a un personaje como este?

HITLER I Impresionante y valiente. Así calificó parte de la crítica a Bruno Ganz por su interpretación de Adolf Hitler en El Hundimiento, producción alemana nominada al Oscar a mejor película extranjera.Al parecer el papel estuvo muy bien caracterizado. Algo nada fácil si tomamos en cuenta que el "Führer" ha pasado a la historia como el hombre que puso en marcha la más aterradora máquina de asesinar. Y valiente porque junto con el director (Oliver Hirschbiegel) se atrevieron a hurgar en la herida más dolorosa de la sociedad germana. Mientras la cinta no llegue a Panamá, la curiosidad por saber más sobre este personaje se habrá despertado.

TIEMPO ILos casi 60 años que han transcurrido después del holocausto no han sido suficientes para despejar todas las incógnitas que rodean su figura. Qué mueve a un ser humano a exterminar a otros, como él lo hizo, es un enigma. Pero el tema no es nuevo. En 1941 —durante la Segunda Guerra Mundial— la Oficina de Servicios Estratégicos Unidos encargó al psiquiatra freudiano Walter Langer lo que por entonces parecía un inusual y novedoso experimento: psicoanalizar al dictador de acuerdo con la información que sobre su persona podía obtenerse. Las conclusiones de su informe constituyen uno de los libros, según algunos entendidos, más apasionantes que todavía hoy pueden leerse. Se titula La mente de Hitler. Examinando sus pautas de conducta, Langer concluyó que no se trataba de una sola personalidad, sino de dos, y que se alternaban.

DOS ITemplario, Adolf era un individuo muy suave, sentimental e indeciso que contaba con muy poca energía y que nada deseaba tanto como resultar agradable y ser entretenido. Por el contrario, en su faceta de soldado se mostraba como un ser duro, cruel y decidido, con tanta energía que parecía saber lo que quería y estar dispuesto a obtenerlo sin que nada lo detuviese.Una forma de ser tan inestable no parecía sino el producto de una infancia turbulenta. Investigando se descubriría que estos se desarrollaron entre un padre duro y pasional y una madre 23 años más joven, bondadosa y prematuramente envejecida. Muy pronto tuvo que enfrentarse a situaciones duras: la muerte del papá, la tuberculosis (mal de familia que lo inmovilizaría durante meses en el lecho), el fracaso escolar —que le impidió obtener un certificado de estudios—, el malestar por las dificultades económicas que se crea en esta familia burguesa y sobre todo, el partir a Viena para realizar su vocación artística a pesar de que su madre cayera gravemente enferma. Para rematar, sería reprobado en el examen de ingreso de la academia de Bellas Artes por dos años consecutivos y fue admitido en la facultad de arquitectura por carecer de diploma escolar. En una de las tantas biografías se señala due después de esto inició un período oscuro de vagabundeo y decadencia social, lejos de la familia y con su madre muerta. Y para salvar su dignidad extrajo una visión darviniana de la vida, a la que concebía como una lucha perpetua en la que triunfa el más fuerte.Así lo corroboran muchos retratos de psicología profunda actuales. Estos concuerdan en punto importante: la existencia de marcados síntomas paranoides. Tales manifestaciones estaban relacionadas con una serie de conflictos edípicos no resueltos, en particular, con el odio reprimido hacia su padre. También en su carácter obsesivo y la proyección y el desplazamiento de su agresión hacia el mundo exterior. El universo como tal le parecía lleno de fuerzas destructoras y hostiles. La naturaleza y el destino eran las fuentes de un poder caprichoso y hostil. El yo de Hitler está en una posición de defensa o de ataque en relación con el mundo, pero nunca de cooperación pacífica. En el mundo social, su agresión se proyectó en primer lugar sobre los enemigos de su patria, es decir, los principales signatarios del Tratado de Paz de Versalles. Tal proceso fue paralelo a su identificación con su propio pueblo visto como víctima. Pero su vía de salida más efectiva fue el antisemitismo. Narcicismo malvado es el diagnóstico que según algunos entendidos le vendría como anillo al dedo.Y si a esto le sumamos una tremenda capacidad para mover masas a través de una campaña sumamente estudiada, el coctel explosivo estaría servido. La historia más adelante se encargaría de recoger sus terribles frutos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

última rueda de prensa Obama: silenciar la prensa y deportar migrantes amenazaría 'valores medulares' de Estados Unidos

Obama justificó este miércoles su decisión de conmutar la pena del exsoldado Chelsea Manning por filtrar documentos militares a WikiLeaks. Obama justificó este miércoles su decisión de conmutar la pena del exsoldado Chelsea Manning por filtrar documentos militares a WikiLeaks.
Obama justificó este miércoles su decisión de conmutar la pena del exsoldado Chelsea Manning por filtrar documentos militares a WikiLeaks. AFP/Nicholas Kamm

El presidente estadounidense Barack Obama, advirtió este miércoles 18 de enero contra medidas que limiten el trabajo de la ...

VIOLENCIA México: fallece autor de tiroteo en escuela de Monterrey

Autoridades piden la operación mochila segura, una legislación por la cual se revisaba a los estudiantes de Nuevo León antes de ingresar a las aulas. Autoridades piden la operación mochila segura, una legislación por la cual se revisaba a los estudiantes de Nuevo León antes de ingresar a las aulas.
Autoridades piden la operación mochila segura, una legislación por la cual se revisaba a los estudiantes de Nuevo León antes de ingresar a las aulas. AP/Emilio Vazquez

El joven autor de un tiroteo en una escuela de Monterrey, que este miércoles dejó un saldo provisorio de cuatro personas ...

Fotografía La ruta de la seda en Londres

La ruta de la seda en Londres La ruta de la seda en Londres Galería
La ruta de la seda en Londres Inglaterra/AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS