Triste museo pide atención

Algunas personas prefieren no visitar el Museo Afroantillano de Panamá, por estar ubicado cerca de Calidonia, una zona ‘roja’.

Temas:

DAÑOS. Las grietas se notan y la humedad las empeora. En los últimos años, solo ha recibido arreglos cosméticos: ahora reparar cuesta más. LA PRENSA/Eric Batista DAÑOS. Las grietas se notan y la humedad las empeora. En los últimos años, solo ha recibido arreglos cosméticos: ahora reparar cuesta más. LA PRENSA/Eric Batista
DAÑOS. Las grietas se notan y la humedad las empeora. En los últimos años, solo ha recibido arreglos cosméticos: ahora reparar cuesta más. LA PRENSA/Eric Batista

El Museo Afroantillano de Panamá, al pertenecer al Instituto Nacional de Cultura, atiende algunas de sus necesidades de mantenimiento y recursos humanos a través de esa entidad. De igual forma, recibe apoyo de la Sociedad de Amigos del Museo Anfroantillano de Panamá (Samaap).

Según su directora, Romualda Lombardo, se hacen las solicitudes y los respectivos informes una vez que nuestra solicitud haya sido acogida. Sin embargo, de los dos, la Samaap “actúa más rápidamente porque los mecanismos son menos complicados”. La burocracia, en otras palabras, es menor.

La entrada al museo tiene un costo de 25 centavos para los estudiantes de primaria, 75 para los de secundaria y jubilados, y un dólar para el público en general. “Toda la recaudación se deposita en el fondo general del Estado: nosotros no podemos tocar un centavo de ahí”, señala.

Para la admisión al museo, Lombado afirma que “hay boletos enumerados debidamente regulados. Todo está regulado por el sistema de regulación de ingresos de la institución, de forma tal que se hacen las recaudaciones, depósitos e informes para el departamento de tesorería, auditoría interna, etcétera”.

Al personal del museo “no nos queda ninguna platita que podamos manejar. Las necesidades son cubiertas por la institución a través de todo ese mecanismo que se usa a lo interno, pero sin que nosotros manejemos el dinero: lo maneja la dirección administrativa general”.

A un costado del museo está ubicada una biblioteca que recoge unas 900 obras sobre la historia de la sociedad afroantillana y negra.

“Uno a tres ejemplares llegan de vez en cuando”, dice, y acepta que no está dentro de sus planes agrandar o remodelar la biblioteca.

Añade que no cuentan con un bibliotecólogo. Se trata de una biblioteca solamente de consulta. “Algunos se interesan en un libro y lo revisan aquí, porque no tenemos implementado el sistema de préstamo”, indica.

En la institución tampoco hay fotocopiadoras disponibles, por lo que “le prestamos el libro para que por aquí cerca le saque una fotocopia”, dice.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CARRERA Fallece comediante y activista Dick Gregory

Dick Gregory. Dick Gregory.
Dick Gregory. Tomada del nytimes.com

Dick Gregory, quien rompió las barreras raciales en la década de 1960 y utilizó el humor para esparcir mensajes de justicia ...

BÉISBOL Sabathia sale de lista de lesionados y da triunfo a Yanquis

Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha.
Sabathia (10-5) permaneció en la lista de los lesionados por un dolor en la rodilla derecha. AFP

CC Sabathia retiró a 13 de sus primeros 14 rivales en el encuentro que marcó su retorno tras dejar la lista de los lesionados, ...