OTRO INCIDENTE MÁS. DE ENORME GRAVEDAD.

La tajada de sandía

Teniendo en cuenta que si el episodio conocido como el de la tajada de la sandía sucedió en el año de 1856 y que para esa época aún no se contaba con fotografías, tenemos que recurrir a grabados extraídos de periódicos que no pueden tener mayor claridad. Pero allá van. Enseguida se ve que han sido elaborados por dibujantes posiblemente extranjeros (¿estadounidenses?), y que por lo tanto lo que nos queda es la idea de que unos pobres blancos dizque muy civilizados, eran atacados por unos salvajes de color que los están haciendo, pobrecitos, sufrir. Mas no se nos muestra la verdad. Por no pagar cinco centavos a un pobre vendedor y quién sabe cuántas cosas más miren lo que se formó. Y no era la primera vez que estadounidenses y demás extranjeros hacían uso de la fuerza para imponer su voluntad. El 28 de febrero de 1850 un grupo de estadounidenses atacó la cárcel pública de esta capital con el ánimo de sacar a la fuerza a un paisano que estaba detenido allí. El 18 de mayo del mismo año hubo varios muertos (de 2 a 3) y heridos (de 4 a 5) por querer castigar a su manera a un periodiquero criollo acusado de robo. El 3 de junio de 1851 hubo otro enfrentamiento entre elementos franceses y ciudadanos de aquí. El 6 de diciembre de 1851 hubo otro ataque, protagonizado por extranjeros contra criollos. Y de seguro que hubo muchos más enfrentamientos después, nos referimos a los acontecimientos antes del canal francés, luego hubo muchas más disputas entre nacionales y extranjeros. ¿Y qué tal las intervenciones militares, desgraciadamente y en la mayoría de las veces solicitadas por los gobiernos de la localidad? El hecho es que el incidente de la tajada de sandía le costó a la República de Nueva Granada, a la cual nos habíamos anexionado, nada menos que $412 mil 394 pesos de la época, lo cual y de todas maneras era más barato que ceder las islas de Taboga, Taboguilla, Flamenco, Naos, Perico, una multa y cese de derechos que fue lo que originalmente el Gobierno estadounidense pretendió. Agradecemos al amigo Alberto Herrera (Fiaf) que nos llame por teléfono para hablar sobre la foto y los comentarios que nos envió. La primera imagen muestra el área de la estación terminal del tren, que fue el sitio donde sucedieron los hechos. La segunda es otra escena bastante exagerada como para analizarla. Y la tercera es un facsímil de la edición del 16 de abril de 1856 del diario ‘The Star & Herald’, naturalmente en inglés porque todavía no existían periódicos noticiosos en español en la localidad. Teniendo en cuenta que si el episodio conocido como el de la tajada de la sandía sucedió en el año de 1856 y que para esa época aún no se contaba con fotografías, tenemos que recurrir a grabados extraídos de periódicos que no pueden tener mayor claridad. Pero allá van. Enseguida se ve que han sido elaborados por dibujantes posiblemente extranjeros (¿estadounidenses?), y que por lo tanto lo que nos queda es la idea de que unos pobres blancos dizque muy civilizados, eran atacados por unos salvajes de color que los están haciendo, pobrecitos, sufrir. Mas no se nos muestra la verdad. Por no pagar cinco centavos a un pobre vendedor y quién sabe cuántas cosas más miren lo que se formó. Y no era la primera vez que estadounidenses y demás extranjeros hacían uso de la fuerza para imponer su voluntad. El 28 de febrero de 1850 un grupo de estadounidenses atacó la cárcel pública de esta capital con el ánimo de sacar a la fuerza a un paisano que estaba detenido allí. El 18 de mayo del mismo año hubo varios muertos (de 2 a 3) y heridos (de 4 a 5) por querer castigar a su manera a un periodiquero criollo acusado de robo. El 3 de junio de 1851 hubo otro enfrentamiento entre elementos franceses y ciudadanos de aquí. El 6 de diciembre de 1851 hubo otro ataque, protagonizado por extranjeros contra criollos. Y de seguro que hubo muchos más enfrentamientos después, nos referimos a los acontecimientos antes del canal francés, luego hubo muchas más disputas entre nacionales y extranjeros. ¿Y qué tal las intervenciones militares, desgraciadamente y en la mayoría de las veces solicitadas por los gobiernos de la localidad? El hecho es que el incidente de la tajada de sandía le costó a la República de Nueva Granada, a la cual nos habíamos anexionado, nada menos que $412 mil 394 pesos de la época, lo cual y de todas maneras era más barato que ceder las islas de Taboga, Taboguilla, Flamenco, Naos, Perico, una multa y cese de derechos que fue lo que originalmente el Gobierno estadounidense pretendió. Agradecemos al amigo Alberto Herrera (Fiaf) que nos llame por teléfono para hablar sobre la foto y los comentarios que nos envió. La primera imagen muestra el área de la estación terminal del tren, que fue el sitio donde sucedieron los hechos. La segunda es otra escena bastante exagerada como para analizarla. Y la tercera es un facsímil de la edición del 16 de abril de 1856 del diario ‘The Star & Herald’, naturalmente en inglés porque todavía no existían periódicos noticiosos en español en la localidad.

Teniendo en cuenta que si el episodio conocido como el de la tajada de la sandía sucedió en el año de 1856 y que para esa época aún no se contaba con fotografías, tenemos que recurrir a grabados extraídos de periódicos que no pueden tener mayor claridad. Pero allá van. Enseguida se ve que han sido elaborados por dibujantes posiblemente extranjeros (¿estadounidenses?), y que por lo tanto lo que nos queda es la idea de que unos pobres blancos dizque muy civilizados, eran atacados por unos salvajes de color que los están haciendo, pobrecitos, sufrir. Mas no se nos muestra la verdad. Por no pagar cinco centavos a un pobre vendedor y quién sabe cuántas cosas más miren lo que se formó. Y no era la primera vez que estadounidenses y demás extranjeros hacían uso de la fuerza para imponer su voluntad. El 28 de febrero de 1850 un grupo de estadounidenses atacó la cárcel pública de esta capital con el ánimo de sacar a la fuerza a un paisano que estaba detenido allí. El 18 de mayo del mismo año hubo varios muertos (de 2 a 3) y heridos (de 4 a 5) por querer castigar a su manera a un periodiquero criollo acusado de robo. El 3 de junio de 1851 hubo otro enfrentamiento entre elementos franceses y ciudadanos de aquí. El 6 de diciembre de 1851 hubo otro ataque, protagonizado por extranjeros contra criollos. Y de seguro que hubo muchos más enfrentamientos después, nos referimos a los acontecimientos antes del canal francés, luego hubo muchas más disputas entre nacionales y extranjeros. ¿Y qué tal las intervenciones militares, desgraciadamente y en la mayoría de las veces solicitadas por los gobiernos de la localidad? El hecho es que el incidente de la tajada de sandía le costó a la República de Nueva Granada, a la cual nos habíamos anexionado, nada menos que $412 mil 394 pesos de la época, lo cual y de todas maneras era más barato que ceder las islas de Taboga, Taboguilla, Flamenco, Naos, Perico, una multa y cese de derechos que fue lo que originalmente el Gobierno estadounidense pretendió. Agradecemos al amigo Alberto Herrera (Fiaf) que nos llame por teléfono para hablar sobre la foto y los comentarios que nos envió. La primera imagen muestra el área de la estación terminal del tren, que fue el sitio donde sucedieron los hechos. La segunda es otra escena bastante exagerada como para analizarla. Y la tercera es un facsímil de la edición del 16 de abril de 1856 del diario ‘The Star & Herald’, naturalmente en inglés porque todavía no existían periódicos noticiosos en español en la localidad.

13_Raices_02 13_Raices_02

13_Raices_02

13_Raices_03 13_Raices_03

13_Raices_03

Tanto durante la época de la construcción del ferrocarril transístmico de Panamá y más, durante las dos diferentes etapas del Canal, el suelo panameño se vio con frecuencia regado de sangre de sus habitantes, así la causa fuera transitoria o no.

La mayoría de las razones para lo anterior tenían casi siempre un trasfondo de la misma identidad, o sea el menosprecio con que sobre todo ciudadanos estadounidenses de muy baja estofa y despreciables trataban y discriminaban a los originarios de este país, los cuales y para hacer honor a la verdad tampoco eran todos como para recomendar.

En los comentarios a las fotografías, que más son grabados que lo anterior y que no se encuentran con facilidad, ya que aún no se había inventado la fotografía, les mostramos los que hemos podido encontrar.

Más nos dicen los extractos de algunos documentos que ahora y en este espacio, les vamos a enseñar.

El 15 de abril de 1856, pasado mañana se cumplirán 152 años, llegó al puerto de Cristóbal en Colón, el barco de bandera estadounidense de nombre Illinois, arribaba procedente de la costa este de Estados Unidos de América con casi mil aventureros que al desembarcar aquí, por donde el viaje era más corto y hasta menos peligroso que si trataban de atravesar a lo ancho de su nación. Al llegar al puerto Atlántico atravesarían un poco más de 70 kilómetros de este istmo, llegarían a esta capital en donde tomarían otro barco que los trasladaría a la costa pacífica californiana en donde se acababa de descubrir una veta de oro, ese vil metal que tantas situaciones escalofriantes nos proporciona a veces y al cual Voltaire le acomodó el bastante apropiado nombre de estiércol del diablo o como cada cual le acomode llamar.

Como la embarcación que los trasladaría a California iba a demorar algunas horas en zarpar, muchos de los viajeros o recorrían las calles aledañas al muelle de la ciudad o se refugiaban en las cantinas para libar o descansaban en algunos de los hoteles que de diferentes categorías se levantaban en la proximidad. En el "Taboga" seguirían el viaje hasta California. Un pequeño grupo de los pasajeros estadounidenses, se acercó, algunos dicen que estaban embriagados, hasta el lugar en que el pariteño José Manuel Luna vendía, entre otras frutas, tajadas de sandía, las cuales costaban el astronómico precio de cinco centavos cada una, uno de los estadounidenses pidió una y se negó a pagarla, amenazando con su revolver al frutero local que con razón exigía que se le pagase lo que este bendito ciudadano se acababa de comer.

La discusión continuó, de lado y lado fueron llegando más personajes y la batalla se entabló con el resultado, según La gaceta del Estado de Panamá de dos muertos panameños, más 13 heridos. Por el otro bando, 14 ciudadanos del país norteamericano y uno francés también murieron, a los cuales habría que añadir 16 heridos.

Establecimientos comerciales y otras propiedades se vieron afectadas por el vandalismo. No demoraron en hacer su aparición navíos de guerra extranjeros en los puertos de este país.

A lo cual hay que añadir las también exageradas indemnizaciones que a Panamá enseguida le supieron reclamar y más tarde aplicar.

Textos: Harry Castro Stanziola Fotografías: Ricardo López Arias Comentarios: vivir@prensa.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Cecilia sigue luchando contra su depresión

Cecilia sigue luchando contra su depresión Cecilia sigue luchando contra su depresión Vídeo
Cecilia sigue luchando contra su depresión

Esta chimpancé, de 20 años, llegó en abril al Santuario brasileño de Grandes Primates de Sorocaba, 100 kilómetros al oeste de ...

DENUNCIA Henrique Capriles atribuye a pugnas en oposición acusación por caso Odebrecht

Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción.
Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. AFP/Archivo

El dirigente venezolano Henrique Capriles atribuyó al gobierno y a las pugnas en la oposición las denuncias de que su campaña ...

VIOLENCIA EN VIRGINIA Se multiplican donaciones a organizaciones antirracistas tras Charlottesville

Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación.
Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. AP/Andrew Shurtleff

Las donaciones a la Anti-Defamation League (Liga Antidifamación, ADL), una de las más antiguas organizaciones de lucha contra ...