Pacquiao superó con éxito pruebas médicas y piensa en la quinta pelea

El ocho veces campeón del mundo en diferentes categóricas, Manny Pacquiao, se encuentra ya con su familia y valorando la posibilidad de realizar una quinta pelea con el mexicano Juan Manuel Márquez.
El filipino Manny Pacquiao cayó de boca y permaneció inconsciente un par de minutos antes de ser ayudado a volver al rincón, donde se sentó mientras le retiraban los guantes. El filipino Manny Pacquiao cayó de boca y permaneció inconsciente un par de minutos antes de ser ayudado a volver al rincón, donde se sentó mientras le retiraban los guantes.
El filipino Manny Pacquiao cayó de boca y permaneció inconsciente un par de minutos antes de ser ayudado a volver al rincón, donde se sentó mientras le retiraban los guantes.

SERVICIOS INTERNACIONALES.- El espectacular nocáut que sufrió la pasada noche el púgil filipino Manny Pacquiao cuando a un segundo de concluir el sexto asalto cayó desplomado boca abajo e inmovilizado durante más de dos minutos tras recibir un golpe de derecha del mexicano Juan Manuel Márquez no afectó su cerebro.

Pacquiao, de 33 años, que fue trasladado en una ambulancia al Centro Médico Universitario, de Las Vegas (Nevada), superó con éxito todas las pruebas de tomografía que le hicieron y en ninguna de ellas mostró signos de haber sufrido ningún tipo de conmoción cerebral.

El ocho veces campeón del mundo en diferentes categóricas se encuentra ya con su familia y valorando la posibilidad de realizar una quinta pelea entre ambos púgiles, además del deseo que tuvo de ver cuanto antes el vÍdeo de la cuarta para corregir errores.

Aunque Pacquiao, que habló a la televisión después de concluir la pelea, pero no asistió a la posterior rueda de prensa oficial, dijo sentirse en perfectas condiciones, por medidas preventivas ingresó en el centro médico.

La derrota sufrida frente a Márquez, la primera en los cuatro combates realizados entre ambos contendientes, para nada ha afectado el ánimo de Pacquiao y, según su asesor, Michael Koncz, las buenas noticias médicas lo han hecho sentir más optimista de cara al futuro.

"A medida que pasan las horas, Pacquiao se encuentra mucho más seguro y con un gran entusiasmo", comentó Koncz, quien reconoció que la derrota sufrida ante 16.348 espectadores que presenciaron la pelea no había cerrado la rivalidad entre ambos púgiles tras 42 asaltos que han disputado desde el 2004, cuando se dio el primer combate.

Nada más abandonar el hospital, de acuerdo a su publicista, Fred Stenrburg, el excampeón filipino se fue a la suite que ocupaba en el Hotel Mandalay Bay para cenar con su familia y luego ver el DVD de la pelea que acababa de perder.

Inclusive, según Sternburg, Pacquiao bromeó antes que pusiesen el vídeo y dijo que no pensaba que a los que estaban reunidos con él les iba a gustar el final del mismo.

Pacquiao (54-5-2, 38 nocáuts), que antes de caer derrotado estaba arriba en las cartulinas de los tres jueces (47-46), también felicitó a Márquez (55-6-1, 40 nocáuts) en un comunicado oficial.

"Lo primero que podría hacer es darle gracias a Dios por mantenernos a Juan Manuel Márquez y a mi seguros durante la pelea de la pasada noche del sábado", destacó Pacquiao en el comunicado. "Deseo felicitar a Juan Manuel (Márquez). No hay ninguna excusa por mi parte.

Fue una buena pelea y se mereció la victoria. Pienso que los aficionados que nos vieron pelear fueron también los ganadores". Pacquiao, que se llevó una bolsa de más de 25 millones de dólares, pero perdió su segundo combate consecutivo, el anterior fue el pasado junio ante el estadounidense Timothy Bradley, también quiso darle las gracias a todos los aficionados que habÍan rezado por su salud.

"Les doy las gracias a todos por sus oraciones y les aseguro que me encuentro en perfectas condiciones de salud", subrayó Pacquiao. "Ahora mi objetivo es descansar de manera confortable y estar listo para volver a pelear".

Pacquiao también, en nombre de su esposa Jinkee y de toda la familia, deseo a los aficionados una Feliz Navidad y Año Nuevo. 

AFICIONADOS, ANONADADOS CON LA DERROTA

Los aficionados filipinos quedaron anonadados con la sorprendente derrota por nocaut de Manny Pacquiao ante el mexicano Juan Manuel Márquez, que descorazonó a un país castigado por un poderoso tifón que mató a más de 600 personas.

En la aldea de Nueva Batán, castigada por el tifón Bopha la semana pasada, refugiados, rescatistas y socorristas hicieron un alto en sus labores para ver la pelea en una gran pantalla de televisión, pero quedaron decepcionados con el nocáut de su héroe en el sexto asalto.

El combate tuvo lugar el sábado por la noche en Las Vegas, domingo en la Filipinas.

El vocero municipal Marlon Esperanza dijo que centenares de residentes, la mayoría de los cuales perdieron sus casas a causa de las inundaciones, llenaron el gimnasio local utilizado como refugio provisional. Muchos habían esperado un triunfo de Pacquiao y que compartiera su bolsa con las víctimas del tifón. "La gente quedó estupefacta", dijo Esperanza a The Associated Press en una conversación telefónica.

"Fue como si hubieran sido castigados por otro tifón". El profesor de matemáticas de enseñanza elemental Constancio Olivar dijo que el público aplaudía a Pacquiao en el sexto asalto y luego enmudeció cuando Márquez conectó un recto en la mandíbula de Pacquiao, que se desplomó en la lona, donde permaneció inmóvil durante algún tiempo.

"Fue como un doble golpe para mí: este desastre y esta derrota", dijo Olivar, cuya casa fue destruida por el tifón. "Quedamos todos anonadados. Todo el mundo enmudeció, anonadado. Fue como su hubiéramos visto un tsunami".

En Manila, el vocero del presidente Benigno Aquino, Edwin Lacierda, dijo que la derrota de Pacquiao "no puede soslayar los muchos honores dados por Manny al pueblo filipino"."Nada ha cambiado, el pueblo filipino sigue admirando y respaldando a Manny", agregó.

El analista de boxeo Ronnie Nathanielsz dijo que la derrota podría desmoralizar a los filipinos, especialmente aquellos que residen en las zonas castigadas por el tifón en la isla de Mindanao, de donde procede Pacquiao. "Es una doble tragedia", dijo.

"La gente quería una victoria de Pacquiao que le diera algo de alegría, algo de esperanza, cierta satisfacción. No ocurrió. Además, su angustia es mayor como resultado de esa derrota. Es como si (Bopha) hubiera dado media vuelta y regresara a azotarnos con un nocaut para Pacquiao".

MADRE DE PACQUIAO PIDE A SU HIJO QUE DEJE EL BOXEO

La madre de Manny Pacquiao pidió a su hijo que deje el boxeo y se dedique a la política, después de que la superestrella del ring fuera noqueado anoche en Las Vegas por el mexicano Juan Manuel Márquez. "Ya es suficiente. Si de mí dependiera, le haría dejarlo", dijo Dionisia Pacquiao en una entrevista televisiva con ABS-CBN, según recoge la web filipina rappler.com.

"Es un político. Debería centrarse en servir como tal", añadió "Mommy D", como se conoce en el país asiático a la progenitora del héroe nacional filipino. Desde 2004 Pacquiao se había enfrentado ya tres veces a Márquez con el favorable balance de dos victorias y un nulo.

La derrota de ahora se vio al menos endulzada por una bolsa de 25 millones de dólares. Fue, además, la segunda derrota consecutiva del filipino, que el pasado mes de junio perdió el título de los welter en decisión controvertida ante el estadounidense Tymothy Bradley.

MÁRQUEZ SELLA CON UN KO EL COMBATE CONTRA PACQUIAO

El mexicano Juan Manuel Márquez lanzó un "un golpe perfecto" con el que noqueó a Manny Pacquiao en el sexto asalto de su combate de peso welter, en su primera victoria sobre el filipino en cuatro intentos.

El mexicano de 39 años, quien había perdido en dos ocasiones y empatado uno de sus tres combates anteriores, envió a Pacquiao a la lona con un derechazo demoledor a falta de un segundo para finalizar el sexto asalto en el MGM Grand Garden Arena.

El filipino zurdo cayó de boca y permaneció inconsciente un par de minutos antes de ser ayudado a volver al rincón, donde se sentó mientras le retiraban los guantes.

Pacquiao, quien ha ganado títulos mundiales en ocho divisiones por pesos, algo sin precedentes, fue llevado después un centro médico cercano para realizarle pruebas. "Sabía que Manny podría noquearme en cualquier momento.

Lancé un golpe perfecto", dijo el campeón del mundo de cuatro divisiones Márquez, al que Pacquiao le rompió la nariz. "Siempre trabajamos en eso (el contragolpe)", añadió el mexicano tras mejorar su récord a 55-6-1 con 40 KO.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

EN BUSCA DE MEJORAR LA FORMACIÓN DE LOS PÚGILES. Boxeo panameño empezará 2015 con torneo Cuna de Campeones

El boxeo olímpico panameño comenzará con fuerza sus actividades en 2015, cuando se ponga en marcha el torneo ‘Cuna de ...

Sociedad Educadores pierden puntaje

Unos 10 mil docentes perdieron los puntos que tradicionalmente los colocaban en los primeros lugares del Concurso de Selección ...

Análisis Cuba, Estados Unidos... y Panamá

 Lo de Cuba y Estados Unidos se veía venir. Hace casi dos años, en mi primer análisis para La Prensa, escribí que “con cuatro ...