PROMULGACIÓN DEL ‘CÓDIGO CIVIL’

¿Empujar o mover la roca?: Olmedo Arrocha

Muchas veces, los seres humanos dejan de hacer actividades y hasta de seguir sus sueños, bajo el falso pensamiento de creer que nunca sus acciones generarán impacto. Si esa hubiese sido la actitud de prohombres en la historia patria, hoy no tendríamos nación.

Hace 100 años se promulgó la Ley 2 del 22 de agosto de 1916, que adopta los primeros códigos para la República de Panamá, en la Gaceta Oficial 2418, de 7 de septiembre de 1916. Dicho cuerpo normativo fue consecuencia del trabajo de la comisión codificadora nombrada, en 1913, por el Dr. Belisario Porras, a la sazón presidente de la República, durante el primero de los tres periodos que se desempeñó como el primer mandatario. Porras designó la labor de la codificación de la ley civil a su amigo el Dr. Carlos A. Mendoza. Sin embargo, hubo otros intentos de codificación cuando el presidente Manuel Amador Guerrero designó otra comisión y se encargó a Facundo Mutis Durán la elaboración del Código Civil. Sin soslayar que en la época departamental el libertador Simón Bolívar, en 1829, sugirió que el istmo contara con su propio Código Civil, en el que se recogiera su identidad y estilo de sociedad, diferente a la colombiana. Además de la participación de Justo Arosemena y de Gil Colunje, quienes se dieron a la tarea de formar un código propio que rigiera el Estado Federal.

Una vez un amigo me compartió un relato de sabiduría. Me describió a una persona que quería recibir la bendición del Creador, y este le indica que para evaluar si le concedía la bendición tenía que empujar una roca. El interesado, con seguridad y entusiasmo, la empuja confiado en hacerse merecedor de lo solicitado. Al transcurrir el tiempo, vuelve al Creador y le increpa, pues había hecho lo indicado pero no veía resultados. Entonces el Creador le pregunta: “¿por qué piensas que tu esfuerzo es en vano?”. A lo que responde: “porque la roca sigue en el mismo lugar”. Entonces el Creador le dice: “tu resultado no está en mover la roca, sino en el esfuerzo de empujarla, porque quien hace que se mueva soy yo”. Los logros de una sociedad se obtienen por el esfuerzo de gente que entendió que aunque la roca no se mueva hay que seguir empujándola.

El contexto del centenario de la codificación no debe ser interesante solo para abogados y juristas, se relaciona con la construcción misma de nuestra nacionalidad e identidad. Los pueblos necesitan modelos a seguir que los inspiren. Un país no se construye a partir de las cosas que distancian, sino de las que acercan y unen. Para ello hay que contar con verdaderos ciudadanos, que ejercen sus derechos y, más importante, reconocen el deber de cumplir con sus obligaciones para vivir en sociedad.

Solo elevando la cultura de la legalidad se edifica el respeto. Al fin y al cabo, fue el mismo ser humano el que decidió vivir en sociedad bajo el entendimiento que con ello se sometía a la ley y el orden. Al estudiar la evolución histórica de nuestra codificación nos topamos con ilustres istmeños, arropados con la sábana del olvido. Este no nos permite convertirnos en herederos del rico legado de información para saber que todo lo que somos hoy se lo debemos a lo que muchos otros hicieron antes. Y, con ello, surge la imposibilidad de que amemos lo que no conocemos. Los codificadores y todos los que de alguna forma u otra les antecedieron en el empeño de esfuerzos, han trascendido del “yo no puedo” o del “no se puede” o del “¿para qué?”. Han logrado dejar huellas y no cicatrices. Su recompensa no fue mover una roca, sino su firme decisión de empujarla.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

CINE 'Una mujer fantástica' podría hacer historia en los Oscar

Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica.
Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. AP

Una chilena ofrece una de las actuaciones más comentadas del año y algunos esperan que sea la primera actriz transgénero en ...

INVESTIGACIÓN Desarrollan un prometedor antiviral contra el virus del sida

La diversidad genética del VIH en el mundo es la principal dificultad para producir anticuerpos capaces de combatir eficazmente la pandemia. La diversidad genética del VIH en el mundo es la principal dificultad para producir anticuerpos capaces de combatir eficazmente la pandemia.
La diversidad genética del VIH en el mundo es la principal dificultad para producir anticuerpos capaces de combatir eficazmente la pandemia. Archivo

Investigadores del grupo farmacéutico francés Sanofi y de los Institutos estadounidenses de la Salud (NIH) desarrollaron un ...

ONU Critican a Melania Trump en redes sociales por vestido fucsia flúo de Delpozo

La vestimenta de la exmodelo eslovena es observada con lupa en el mundo entero. La vestimenta de la exmodelo eslovena es observada con lupa en el mundo entero.
La vestimenta de la exmodelo eslovena es observada con lupa en el mundo entero. AFP

La primera dama estadounidense, Melania Trump, fue blanco de burlas en las redes sociales este miércoles por el vestido fucsia ...