Salud. CIENTÍFICOS NO SE PONEN DE ACUERDO SI SON O NO DAÑINAS.

Antenas telefónicas están en medio del debate público

Expertos recomiendan separar los receptores de los transmisores. La OMS solo constata que producen un aumento de la temperatura.

PROLIFERACIÓN. El avance de cobertura de la telefonía móvil ha incrementado el número de antenas instaladas, y cada vez más cerca de las viviendas. LA PRENSA/Archivo PROLIFERACIÓN. El avance de cobertura de la telefonía móvil ha incrementado el número de antenas instaladas, y cada vez más cerca de las viviendas. LA PRENSA/Archivo
PROLIFERACIÓN. El avance de cobertura de la telefonía móvil ha incrementado el número de antenas instaladas, y cada vez más cerca de las viviendas. LA PRENSA/Archivo

El número de usuarios de los teléfonos móviles se incrementa cada día en todos los rincones del planeta.

Este aumento ha llevado a que las empresas de telefonía instalen más antenas para poder cubrir una demanda que crece constantemente en Panamá, como en otros países del mundo.

En paralelo, se siguen alzando las voces que difunden que las antenas emiten ondas que son dañinas para el ser humano, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene que sus efectos no son malignos.

Este dilema se reabre cada cierto tiempo sin que los expertos se pongan de acuerdo entre ellos.

Muchas de las dudas provienen por los campos electromagnéticos que producen las antenas al emitir y recibir las microondas que van desde 850 a 950 megahertzios.

Este tipo de ondas son capaces de atravesar hormigón, paredes, edificios, además de animales y seres humanos.

Este hecho ha llevado a que los científicos sigan debatiendo si afecta o no a la salud, pero todos están de acuerdo que hasta que exista una sola teoría hay que tener precaución.

PREVENCIÓN

Esta llamada a prevenir se debe a que los campos electromagnéticos producen efectos como dolores de cabeza, estrés, dificultad para la concentración así como para conciliar el sueño, además de nerviosismo.

La comunidad de expertos no coincide en definir si las antenas de telefonía móvil son los causantes de estos males en las comunidades que conviven en sus cercanías.

Por su parte, los estudios llevados a cabo por la OMS solo mencionan como consecuencia un aumento de temperatura de un grado máximo, lo que no afectaría seriamente la salud.

Entre la población sigue la duda acerca de dónde se deben colocar las antenas.

La OMS recomienda que no se ubiquen cerca de centros escolares, guarderías o lugares de juego de los niños. A pesar de esta recomendación, la comunidad científica internacional está de acuerdo que la potencia que generan las antenas es baja y el riesgo está en entrar en contacto directo con la antena.

Lo cierto es que las ondas de radio que emiten antenas de radio y televisión son más absorbidas por el ser humano, que las que produce una antena de telefonía.

La diferencia radica en que una onda de televisión o de radio FM es entre 100 a 500 veces más potente que la de teléfonos, pero las antenas están ubicadas a mucha más altura que las de los celulares, que suelen estar colocadas encima de edificios.

REDUCIR IMPACTO

Mientras se llega a conclusiones sobre este tema, algunos expertos en ingeniería industrial sugieren que se minimice el impacto de las ondas en la salud de la comunidad que convive con las antenas.

Para ello, el método a aplicar sería colocar una serie de pequeñas receptoras que puedan captar las señales que emiten los móviles.

Estas, a su vez, las reenviarían a las antenas emisoras que, según sus opiniones, deberían estar colocadas a 500 metros de los núcleos urbanos.

En resumen, la idea es separar la recepción de la emisión. Un sistema que encarecería los costos de las empresas de telefonía móvil y que de momento no se ha puesto en marcha.

A la espera de los resultados de los diferentes estudios que se están llevando a cabo para aclarar esta duda, la decisión de convivir o no con una antena depende de la comunidad de vecinos, que muchas veces acepta su colocación ya que produce una ganancia económica anual.

La frecuencia de las ondas

El efecto de las antenas de telefonía móvil está en sus ondas y en la frecuencia en que emiten sus señales. Las ondas se caracterizan por su frecuencia, que es la velocidad con la que un campo electromagnético cambia de dirección. Este cambio se mide en hertzios cuando se realiza un ciclo en un segundo y en megahertzios cuando hay un millón de ciclos por segundo.

Una radio FM tiene una frecuencia de 100 megahertzios, mientras que un microondas está en 2 mil 450 megahertzios. Por su parte los teléfonos móviles usan entre 850 a 950 megahertzios y las antenas entre mil 880 a 2 mil 200 megahertzios. En cambio los rayos X superan el millón de megahertzios y al ser tan altas tienen la capacidad de romper enlaces químicos. Se las conoce como ionizantes. En cambio, las anteriores son no ionizantes, ya que no tienen la energía suficiente para extraer electrones de los átomos de la materia como lo hacen las ondas ionizantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Racismo en Estados Unidos LeBron James critica a Donald Trump por hacer que el odio 'este de moda'

LeBron James mostró su enojó por la reacción del presidente Donald Trump tras hechos de violencia en Estados Unidos. LeBron James mostró su enojó por la reacción del presidente Donald Trump tras hechos de violencia en Estados Unidos.
LeBron James mostró su enojó por la reacción del presidente Donald Trump tras hechos de violencia en Estados Unidos. AP/AFP

La superestrella de los Cleveland Cavaliers, LeBron James, criticó este martes a Donald Trump por hacer que el odio "esté de ...