POBREZA. EL BARRIO NACIÓ EN 1971 Y DESDE ENTONCES ES SÍMBOLO DE MISERIA.

A Curundú se lo quiere llevar el viento

El corregimiento es el más pobre del distrito de Panamá. Allí viven alrededor de 22 mil personas.

VIVIENDA. Balcones reparados, tendederos copados, basura, aguas negras y desperdicio se confunden con los colores de las paredes de las barracas. VIVIENDA. Balcones reparados, tendederos copados, basura, aguas negras y desperdicio se confunden con los colores de las paredes de las barracas.

VIVIENDA. Balcones reparados, tendederos copados, basura, aguas negras y desperdicio se confunden con los colores de las paredes de las barracas.

DESIDIA. La mayoría de los caserones fue construida hace más de 20 años y sus residentes temen que el viento las derribe. DESIDIA. La mayoría de los caserones fue construida hace más de 20 años y sus residentes temen que el viento las derribe.

DESIDIA. La mayoría de los caserones fue construida hace más de 20 años y sus residentes temen que el viento las derribe.

TÉCNICO. Todos acuden donde Alberto ‘Chatin’ Gayle, el tapicero, para cualquier tipo de arreglo. TÉCNICO. Todos acuden donde Alberto ‘Chatin’ Gayle, el tapicero, para cualquier tipo de arreglo.

TÉCNICO. Todos acuden donde Alberto ‘Chatin’ Gayle, el tapicero, para cualquier tipo de arreglo.

VISTAZO. Es como un poema: en los cuartos de Curundú, el sol es aristocrático. VISTAZO. Es como un poema: en los cuartos de Curundú, el sol es aristocrático.

VISTAZO. Es como un poema: en los cuartos de Curundú, el sol es aristocrático.

El panorama no es agradable. Pobreza, delincuencia y un olor que detiene la respiración son parte de la rutina de quienes viven en el corregimiento de Curundú, que desde su fundación, en 1971, parecía estar sentenciado a la miseria.

Curundú fue, por mucho tiempo, sólo terrenos baldíos que, poco a poco, fueron ocupados por precaristas que construyeron sus casas con madera, cartón y zinc.

Hoy, 34 años después, los viejos caserones parecen moverse al paso del viento, la población y el desempleo, mientras la delincuencia siembra el miedo y la falta de viviendas adecuadas ponen en peligro a los habitantes del barrio.

Grandes estructuras que en su momento albergaron compañías como la Coca Cola y la Datsun, hoy son el techo de indigentes.

La basura y las aguas negras circulan debajo de las barracas que forman el paisaje común del área, mientras las alimañas hacen lo suyo y los niños comparten con ellas el patio negro de la contaminación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos del día El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba

El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba Vídeo
El difícil renacer del azúcar, otrora rey en Cuba AFP

Cuba busca dar nueva vida a su industria azucarera y expandir sus líneas de producción, un dulce sueño con desafíos en los ...

Fotografía Coppélia exhibe sus galas

Coppélia exhibe sus galas Coppélia exhibe sus galas Galería
Coppélia exhibe sus galas Panamá/LA PRENSA/ Ana Rentería

informe Francia vincula gas sarín usado en ataque en Siria a Damasco

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia explicó que se tomaron muestras de sangre de una víctima en Siria en el día del ataque, en el cual fallecieron más de 80 personas. AFP/Stephane De Sakutin

El análisis químico de las muestras tomadas tras un letal ataque con gas sarín en Siria a principios de mes "lleva la firma" ...