Facebook Live: El impuesto de inmueble y el patrimonio familiar Ver más

SUPERACIÓN. ALFABETIZACIÓN Y ESTUDIO PARA SALIR DE LA EXCLUSIÓN.

Soy Jaime y vivo en Curundú

A los 41 años de edad, Jaime Murillo Arboleda lucha contra la ignorancia y la segregación que caracterizan su entorno.

En el centro de alfabetización de Casa Esperanza es posible hacer realidad los sueños.

META. Aunque Murillo tiene dificultades con los números, su aspiración es convertirse en ingeniero. META. Aunque Murillo tiene dificultades con los números, su aspiración es convertirse en ingeniero.
META. Aunque Murillo tiene dificultades con los números, su aspiración es convertirse en ingeniero.

Cu-run-dú. Con todas sus letras, con todos sus problemas y también con todas sus historias de vida. Allí es donde vive Jaime Murillo Arboleda desde que nació hace 41 años, en el sector de Transporte y Talleres.

Desde que tenía cinco años, Jaime creó un juego que solo él conocía. Consistía en ubicar algunos escondites en su barriada donde podía protegerse cuando, de pronto, se desataba una balacera entre bandas rivales o vecinos molestos.

A esa edad conoció la muerte, las drogas y lo que era sudar el lomo día y noche limpiando zapatos en la Central, para así llevar unos cuantos reales a su casa y asegurar, por lo menos, la paila de arroz.

Siempre soñó con ir a la escuela, pero sabía que aunque se tornara rebelde con su destino y utilizara lo que ganaba para estudiar, no le alcanzaría, ya que los útiles escolares son más caros que la comida.

Las necesidades crecen con la edad y Jaime no se podía quedar sacándole brillo al cuero. Para la prosperidad no ayuda el hecho de no saber leer ni escribir. Tampoco el estigma que conlleva responder "vivo en Curundú" a los improbables patronos.

Cuenta Murillo que su salvación fue su apariencia: "el típico negro alto y grueso que aparece en las películas de esclavitud". El aspecto no le ha servido para ser actor, pero sí encajaba en el papel de trabajador de equipo pesado.

Ahora gana un poco más de dinero y se ha dado el "lujo", como dice con tono de orgullo, de comprarse libros de caligrafía y ortografía para afianzar lo que aprende, desde hace un año, en el centro de alfabetización de Casa Esperanza en Curundú. Los libros son el pasaporte que Murillo necesita para viajar a sus sueños y estudiar la carrera de ingeniería electromecánica.

Fortalezas y debilidades

Lo más difícil en esta carrera de aspiraciones ha sido las matemáticas, principalmente las tablas de multiplicar y dividir, pero no pelea con la asignatura porque sabe que es imprescindible para entrar en ingeniería.

En lo que sí está filito es en español; tanto así que se ha convertido en el asistente de la maestra del centro.

Además de colaborar en la enseñanza, está pendiente de que los estudiantes, como Anabel Zarco, no falten a clases. Anabel, de 26 años y madre soltera de cuatro hijos, explica que a veces no va porque trabaja en el Mercado del Marisco y le pagan por venta. "Cuando veo que la cosa está lenta, me tengo que quedar más tiempo". Las letras y los números, ese día, se quedan huérfanos de alumna.

A pesar de los vaivenes, Anabel sigue asistiendo al centro porque quiere ser una microempresaria y para eso debe saber "leer y sacar cuentas".

La joven no ha asistido a ningún curso de autosuperación, pero sus palabras la convierten en maestra de la materia con un ejemplo bien cercano: "no podemos decir que por vivir en Curundú o en otro lugar similar no hemos podido hacer más de dos cosas para superarnos. Es cierto que algunas circunstancias pueden atrasar nuestros planes, pero si uno tiene sus metas claras las logra".

Anabel Zarco quiere ganarle la partida al pesimismo y, además, sabe que la pobreza no es el único hogar de los problemas. Ha trabajado en casas de familias acomodadas, donde los vecinos no se conocen entre sí.

En Curundú –explica Zarco– hay maleantería, droga y demás, pero "la gente se llama por su nombre, hay un ambiente familiar, cuando a alguien le pasa una desgracia todos están allí para ayudar, aunque sea con lo poco. Problemas hay, como en cualquier lugar, la cosa está en que la gente quiera echar pa’ lante".

El cerco de la exclusión

La maestra del Centro de alfabetización de Casa Esperanza, Rocío Grimaldo, querría más alumnos parecidos a Anabel o a Jaime. Pero la realidad le muestra que de las 25 personas que había al principio del año en su aula, ahora solo quedan 10.

La necesidad de trabajar para rebuscar el sustento, las promesas de dinero fácil o la tentación de escape que proporcionan el whisky en palo o la marihuana son la competencia del abecedario.

"Es difícil combatir con lo que ellos lidian todos los días al salir de un centro en donde solo están dos horas. Lo que más vale aquí son las ganas de la persona que quiera superarse", reflexiona Grimaldo.

Fuera del centro es Curundú y allí los esfuerzos por bajar la intensidad de los problemas –exclusión, pobreza y violencia– no cuentan con mucho apoyo. Apenas el centro de Casa Esperanza, el trabajo de la Policía Nacional –que goza de una fanaticada dividida– y los que surgen de la misma comunidad. Quizás el más interesante es el de los Congos que lideran los colonenses que pueblan el sector.

Los códigos de Curundú son propios y tienen su lógica. El momento más tranquilo del año, cuando entre las bandas deciden dar tregua a la vida, se concentra en la época del Congo, entre el 20 de enero y el Miércoles de Ceniza. Los grupos más hostiles se integran a esta tradición que pone todo al revés y que logra por unas semanas voltear lo malo.

La princesa Congo, Marcia Rodríguez, asegura que en este tiempo no hay tiroteos y todos quieren participar, incluso del ritual en el que el Congo da rejo verdadero al diablo que quiere captar adeptos. Es la única oportunidad del año en que un golpe no genera venganzas.

La que sí tiene clara su venganza es María Aguilar Caicedo. Ahora cursa primer año en el Instituto Nacional, pero cuando crezca será la mejor abogada de Panamá con un solo objetivo: acabar con la injusticia que ha visto desde que nació hace 13 años. "A veces el problema no son los pelaos, sino las personas que dicen protegernos".

El señalamiento se queda a medias, pero su venganza civil ya está pensada: "Solo sé que cuando esté grande meteré preso al que se lo merece".

Mientras, como Anabel, María corre delante de su destino y compone canciones que algún día, está segura, se escucharán en la radio. "Los niños al crecer no saben que la vida es un misterio que deben conocer. Hay que tener cuidado en el camino de hoy con las drogas y la gente que nos quiere confundir".

Pero nadie confunde a María en Cu-run-dú. Ella sí sabe deletrear la palabra futuro.

ALGUNOS DATOS DE CURUNDÚ

.EXTENSIÓN: 1.1 kilómetro cuadrado.

.COLEGIOS: Tres centros de aprendizaje primarios y uno secundario.

.POBLACIÓN: Según el último Censo de Población y Vivienda de 2000, hay 19 mil 536 habitantes.

.SECTORES: Entre otros: La Primavera, Brooklincito, Viejo Veranillo, Cabo Verde, Llano Bonito, Multi Municipal, Barraca Relleno, Renovación Urbana, Sector M, Sector S, Metropol, Transporte y Talleres, El Águila, Nuevo Tívoli, El Triángulo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

INVESTIGACIÓN El ataque a los peatones en Barcelona deja 12 muertos y 80 heridos

La Policía acordonó la calle y cerró las tiendas. Pidió a la gente que se mantenga alejada para no estorbar las tareas de rescate. La Policía acordonó la calle y cerró las tiendas. Pidió a la gente que se mantenga alejada para no estorbar las tareas de rescate.
La Policía acordonó la calle y cerró las tiendas. Pidió a la gente que se mantenga alejada para no estorbar las tareas de rescate. AP

Una camioneta atropelló a varias personas en la histórica zona de Las Ramblas en Barcelona, dejando por lo menos 12 muertos y ...

Videos Panamá logra victoria y sigue peleando por su pase al Mundial

Panamá logra victoria y sigue peleando por su pase al Mundial Panamá logra victoria y sigue peleando por su pase al Mundial Vídeo
Panamá logra victoria y sigue peleando por su pase al Mundial

La novena de Panamá logró una victoria importante ante Brasil para seguir con opciones de clasificar a la Copa del Mundo de ...