Estudiar y trabajar tiene algunas desventajas, dice una experta

Jóvenes impactan el mercado laboral

El 55% de los 75 mil chicos que ingresan a una de las universidades del país decide trabajar y estudiar, aunque no necesite hacerlo.

ENTREVISTA. Keyla Espino es agente de cobros en el ‘call center’ Norse. LA PRENSA/Carlos Lemos ENTREVISTA. Keyla Espino es agente de cobros en el ‘call center’ Norse. LA PRENSA/Carlos Lemos
ENTREVISTA. Keyla Espino es agente de cobros en el ‘call center’ Norse. LA PRENSA/Carlos Lemos

Keyla Espino estudia el primer año de la carrera de publicidad en la Universidad de Panamá.

Aunque es una chica de clase media que tiene el apoyo económico de sus padres, decidió conseguir un trabajo inmediatamente después de graduarse de la secundaria para pagar sus estudios y costearse sus caprichos.

“Si quieres ser independiente, tienes que demostrarle a tus padres que puedes hacerte cargo de tus responsabilidades, sin que eso interfiera con los estudios. Con 500 dólares al mes, pago mis cosas y me alcanza para aportar en mi casa”, dijo.

Keyla no es la única que apuesta por este camino.

Un informe de 2008 sobre el mercado laboral –realizado por el Ministerio de Trabajo– reveló que el 55% de los 75 mil jóvenes que anualmente ingresan en cualquiera de las 38 universidades que hay en el país, lleva a cabo alguna actividad que le genera ingresos.

El estudio establece, además, que este comportamiento está influyendo en la demanda de empleo (con tasas de entre 5% y 7%), pero la oferta de plazas de trabajo se queda atrás: no llega al 3%.

El informe sugiere que el mercado laboral debe generar 50 mil nuevos empleos para atender la cantidad de jóvenes que están entrando al mercado por primera vez, así como a los que ya son desempleados.

¿Qué tipo de empleo o en qué lugares se ubican los jóvenes universitarios? Pues en los call center, restaurantes de comida rápida y centros de recreación nocturna, o bien como modelos o bailarines.

Rubiela Sánchez, socióloga de la dirección de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), considera que el fenómeno tiene que verse con recelo pues tiene sus desventajas.

Por ejemplo, explicó, se ha visto que muchos de los estudiantes que entran a laborar mientras aún estudian, se dejan absorber por el trabajo y terminan desertando de la universidad.

Los chicos pueden trabajar, señaló Sánchez, siempre que tengan claras sus metas, pues algunos creen que el dinero que reciben a sus 18 ó 20 años les servirá 10 años después. “No pueden condenarse a la pobreza”, dijo.

Por su parte, la gerente senior de Recursos Humanos de Mc Donald’s para Panamá y Centroamérica, Jessika Malek de Boza, explicó que este tipo de empresas que apuestan por mano de obra sin experiencia, tienen toda una plataforma para que el estudiante pueda laborar sin afectar sus estudios. “Les enseñamos servicio al cliente, trabajo ejecutivo y responsabilidad... Partes esenciales para ingresar a un mercado laboral futuro”, señaló.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Expectativa Concurso de Excelencia Educativa realiza hoy su última prueba

Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre.
Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. LA PRENSA/Isaac Ortega

Un total de 220 estudiantes de 22 centros educativos del país realizan este miércoles 16 de agosto la última prueba para ...

ESTUVO 19 DÍAS DETENIDO Liberado Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas contra Maduro

Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’.
Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Tomado de Twitter

El joven venezolano que toca el violín en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro fue liberado la noche de este ...