Parlamentando

Sin ánimo de dictar cátedra, la crisis que vive el país amerita refrescar algunos conceptos que suelen ser olvidados por la clase política. Y es que, como explicó en su momento Juan Jacobo Rousseau, el pueblo delega al soberano –el gobernante– el poder de administrar la cosa pública, mediante lo que el francés llamó un contrato social. Sin embargo, ese poder estaría limitado por la razón y la voluntad general establecidas en las leyes. Otro principio fundamental que debía regir el sistema, es que "quien redacta las leyes no tiene, ni debe tener ningún derecho legislativo…". En otras palabras, ese poder que delega el pueblo, "debe estar dividido entre diferentes órganos estatales, que se controlarán entre sí". Aquí la frase clave del discurso roussoniano es "se controlarán entre sí", lo que es muy distinto a lo que sucede en este país del absurdo.

Por ello, el laberinto en que se encuentra en este momento el presidente, Martín Torrijos, empezó a construirse cuando decidió emparapetar el maltrecho y desfasado contrato social panameño que es la Constitución de 1972. Hoy, el Presidente es rehén de quienes le han hecho ver que podía llevar adelante reformas tan profundas como las fiscales o las de un sistema de seguridad social en crisis, al tiempo que permitía la continuidad del estado de cosas.

Recuerdo muy bien la indignación de la primera dama, Vivian Fernández, cuando empezó a salir a la luz el escándalo del tristemente famoso Museo del Tucán. Más de una vez, la señora Fernández declaró a los medios su indignación y su crítica a las investigaciones que en ese momento hacía el contralor Alvin Weeden. Pero, ¿qué pasó tan pronto llegó al cargo Dani Kuzniecky? Pues que la Corte Suprema impidió continuar las investigaciones en este y otros casos donde el saqueo del patrimonio público ha sido de un descaro sin límites. Y desde la Asamblea, las mediocres reformas constitucionales dejaron intacto el infame sistema de elección de los diputados, que ha convertido ese órgano del Estado en el centro mismo del clientelismo y la corrupción. Si hubiese diputados íntegros y apartados de la politiquería rastrera, de nada hubiera valido que el Rector de la Universidad de Panamá llevara en masa a estudiantes y administrativos a las graderías legislativas para que ningún diputado osara salirse del carril.

La cosa estaba tan bien organizada, que el activismo iba con todo incluido: desde comida hasta transporte. En la basura quedaron los resultados del diálogo nacional para la educación que se hizo durante la pasada administración con el apoyo del PNUD, y que determinó la necesidad de aprobar una moderna legislación que rigiera todas las universidades del país.Pero el clientelismo y el pago de favores pudo más. Ver a los diputados someterse a la presión de las gradas, mientras el país vive una grave crisis surgida, en gran parte, por la falta de ética de los diputados, demuestra muy bien las falencias del sistema.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

En prisión preventiva desde septiembre de 2015 Trasladan a hospital a expresidente guatemalteco Otto Pérez, preso por corrupción

El expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina. El expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina.
El expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina. AFP/Archivo

El expresidente guatemalteco Otto Pérez, preso por corrupción, fue trasladado este miércoles a un hospital militar para ...

POR CASO DE LOS PINCHAZOS Alerta roja de Interpol para detener a Ricardo Martinelli está en vigencia en 180 países

El exmandatario panameño Ricardo Martinelli se encuentra fuera del país desde enero de 2015. El exmandatario panameño Ricardo Martinelli se encuentra fuera del país desde enero de 2015.
El exmandatario panameño Ricardo Martinelli se encuentra fuera del país desde enero de 2015. LA PRENSA/Archivo

La Policía Nacional informó que la "notificación roja" de la Interpol para la localización y detención del expresidente de la ...

Cine Nicole Kidman quiere reinar en Cannes

Kidman ganó un Óscar por su interpretación de la atormentada escritora Virginia Woolf en 'Las horas'. Kidman ganó un Óscar por su interpretación de la atormentada escritora Virginia Woolf en 'Las horas'.
Kidman ganó un Óscar por su interpretación de la atormentada escritora Virginia Woolf en 'Las horas'. AFP/Valery Hache

Nicole Kidman volvió a estar en boca de todos este miércoles por su papel en el tercer filme que presentó en Cannes, La ...