INVESTIGACIÓN. Nuevas pistas sobre el crimen del presidente José A. Remón.

Las revelaciones de la CIA

El presidente José Antonio Remón (Izq.) fue asesinado el 2 de enero de 1955. Remón creó varios lemas: ‘Ni millones ni limosnas, queremos justicia’ y ‘Paso a paso, peso a peso, haremos la carretera de cemento’. El presidente José Antonio Remón (Izq.) fue asesinado el 2 de enero de 1955. Remón creó varios lemas: ‘Ni millones ni limosnas, queremos justicia’ y ‘Paso a paso, peso a peso, haremos la carretera de cemento’.

El presidente José Antonio Remón (Izq.) fue asesinado el 2 de enero de 1955. Remón creó varios lemas: ‘Ni millones ni limosnas, queremos justicia’ y ‘Paso a paso, peso a peso, haremos la carretera de cemento’.

DOLOR DEL PUEBLO El día del entierro, una multitud se congregó dentro y alrededor de la iglesia de La Catedral, en el Casco Antiguo, y una ‘masa compacta’ acompañó el féretro hasta el cementerio Amador, en El Chorrillo, según cuenta la historia impresa del país. DOLOR DEL PUEBLO El día del entierro, una multitud se congregó dentro y alrededor de la iglesia de La Catedral, en el Casco Antiguo, y una ‘masa compacta’ acompañó el féretro hasta el cementerio Amador, en El Chorrillo, según cuenta la historia impresa del país.

DOLOR DEL PUEBLO El día del entierro, una multitud se congregó dentro y alrededor de la iglesia de La Catedral, en el Casco Antiguo, y una ‘masa compacta’ acompañó el féretro hasta el cementerio Amador, en El Chorrillo, según cuenta la historia impresa del país.

HOMICIDIO Remón fue asesinado a balazos a las 7:30 de la noche del 2 de enero de 1955, en el hipódromo Juan Franco. Los archivos públicos del Gobierno de Estados Unidos contienen documentos que dan cuenta de las anomalías en las investigaciones del crimen y los procesos judiciales. HOMICIDIO Remón fue asesinado a balazos a las 7:30 de la noche del 2 de enero de 1955, en el hipódromo Juan Franco. Los archivos públicos del Gobierno de Estados Unidos contienen documentos que dan cuenta de las anomalías en las investigaciones del crimen y los procesos judiciales.

HOMICIDIO Remón fue asesinado a balazos a las 7:30 de la noche del 2 de enero de 1955, en el hipódromo Juan Franco. Los archivos públicos del Gobierno de Estados Unidos contienen documentos que dan cuenta de las anomalías en las investigaciones del crimen y los procesos judiciales.

WASHINGTON, D.C. – Algunos meses atrás se publicó la obra titulada Lobos al amanecer de la escritora panameña Gloria Guardia. Es una novela fascinante que plantea que el asesinato del presidente de Panamá José Antonio Remón, en 1955, fue una operación conjunta de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos) y de la mafia, usando a Rubén Miró como "tonto útil". Según esa versión de los hechos, el vicepresidente José Ramón Guizado –que fue condenado, encarcelado y removido de la Presidencia porque Miró lo inculpó como cómplice del asesinato– era totalmente inocente.

Bien podría ser esa la verdad del asunto, aunque los documentos estadounidenses disponibles, por el momento, ni confirman ni desmienten esta versión definitivamente. Durante los últimos tres años en los que La Prensa ha venido investigando el asesinato, la CIA se ha rehusado a permitir el acceso a sus archivos secretos sobre el asunto, alegando que es necesario que esos documentos se mantengan bajo llave "por razones de defensa nacional o política nacional" y "para proteger los métodos y las fuentes de la CIA". Una apelación presentada el año pasado por este diario logró que la CIA, en mayo, destapara decenas de documentos previamente secretos –que son la base de este reportaje– pero todavía hay muchos más que la CIA esconde. En tanto, el Departamento de Estado también tiene cajas enteras de documentos "clasificados" sobre el asesinato de Remón y no ha respondido a la petición que La Prensa envió en junio de 2006, solicitando acceso a los documentos bajo el "Freedom of Information Act" [Ley de Acceso a la Información].

Lo que la CIA reveló

Vale subrayar que en el esfuerzo de aclarar los hechos en torno a cualquier evento histórico –en este caso, el crimen de Remón– la tarea del periodista no es igual a la del novelista. La pluma del novelista vuela con plena libertad por todos los lugares donde la imaginación puede o no inspirarse en los hechos verídicos, mientras que la pluma del periodista está atada a los datos, a los documentos, a los hechos confirmados y a la misión de confeccionar un archivo confiable que luego le sirva a los historiadores. Hacia ese fin, hoy revisamos lo que la CIA ha revelado hasta ahora del asesinato de Remón –sobretodo en los documentos nuevos– y lo que todavía esconde.

CIA y mafia, colaboradores

Existen hechos que pueden sustentar la tesis de que la CIA y la mafia colaboraron para asesinar a Remón.

En 1977, Marion Cooper –un criminal confeso que dijo haber sido agente y piloto de la CIA en los años 50, 60 y 70– le dijo al investigador Tom Lutz que la CIA le había ordenado llevar a dos hombres en avión a Panamá el 1 de enero de 1955, y que él tenía "conocimiento directo" de que estos dos asesinaron a Remón. Lutz, quien al parecer trabajaba como investigador para el House Select Committee on Assasinations [Comité sobre Asesinatos de la Cámara de Representantes], entrevistó a Cooper por seis días y envió un informe a Jack Moriarty, un detective conocido en Washington que también trabajaba con el Comité, cuya misión principal era investigar los asesinatos del presidente John F. Kennedy y el líder negro Martin Luther King.

En el informe, Lutz le señaló a Moriarty que Cooper había pasado un examen de polígrafo [detector de mentiras] con respecto a esas dos acusaciones y agregó que había "otras pruebas [y] documentos" de que dos hombres entraron y salieron de Panamá el día del asesinato, en un avión piloteado por Cooper. Nótese que allí hay una inconsistencia: Cooper dice que llevó a esos hombres a Panamá el 1 de enero de 1995, pero Lutz dice que eso ocurrió "el día del asesinato", que fue el 2 de enero.

Otra pequeña inconsistencia, que puede ser insignificante, es que el informe de Lutz se refiere a "Juan Remón" en vez de "José Antonio Remón".

Cooper también le dijo a Lutz que años después él estuvo encarcelado en Indiana junto a Paul the Waiter’ Ricca, figura notoria de la mafia estadounidense.

Según Cooper, Ricca le dijo que Lucky Luciano –gran capo de la mafia y colaborador confirmado de la CIA– había ordenado el asesinato de Remón porque éste les había hecho trampa en un negocio de heroína. Para el asesinato, dijo Cooper, se contrataron a sicarios conocidos por la CIA.

["... the assasination... was a hit ordered by ‘Lucky’ Luciano and let through CIA contacts. Remón, Cooper says Ricca told him, had cheated Luciano out of a bunch of money in heroin deals".]. Pero sobre esto, Lutz le comenta a Moriarty que "uno no puede creer todo lo que oye, ¿verdad?".

Desde años atrás ha circulado por internet una información que dice así:

"En 1954, [el vicepresidente Richard] Nixon estuvo involucrado en PB Success y se reunió con los empleados de la CIA, E. Howard Hunt y David Atlee Phillips. El primero de enero de 1955, Nixon supuestamente asistió a una reunión en Honduras, donde se discutieron planes para asesinar al Presidente de Panamá, José Antonio Remón. Se alega que un equipo de asesinos profesionales estaba presente, junto a Nixon y al ex agente de la CIA, Marion Cooper, quien relató esta información al senador Frank Church. El día siguiente, José Antonio Remón murió ametrallado. Un "Informe sobre el asesinato de José Antonio Remón, Presidente de Panamá, fechado primero de febrero de 1955" [WCD 279] reposa en los Archivos Nacionales como parte de los archivos Kennedy".

Informe especial

Es cierto que un informe sobre el asesinato de Remón está incluido en los archivos del asesinato del presidente estadounidense John Kennedy, porque la comisión investigadora (Warren Commission) hizo un repaso de todos los asesinatos de presidentes en memoria reciente como parte de su investigación sobre la muerte de Kennedy, pero el informe no contiene nada comprometedor sobre la muerte de Remón ni vincula a la CIA con la muerte de éste. El documento nuevo que citamos hoy no está en los archivos de la Comisión Warren sino en los del Comité sobre Asesinatos, que no fue conformado hasta 1976.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la otra tesis sobre el asesinato de Remón es que la mafia lo mató porque él –por insistencia de Eisenhower– había aceptado ponerle alto al narcotráfico que pasaba por las manos de sus aliados en el gobierno. Un informe interno de la CIA, de junio de 1955, repite rumores de que para esto se utilizaban las bolsas diplomáticas y se daba cortesía de puerto, y que había mucho, mucho dinero de por medio; pero los informes disponibles hasta el momento no acusan a Remón de estar involucrado personalmente. Lo que los documentos plantean –sin identificar la procedencia del dinero– es que Remón se llenó los bolsillos antes de llegar a la Presidencia. Mientras tanto, la CIA le atribuye a terceros la información de que el 2 de diciembre de 1954 –o sea, exactamente un mes antes del asesinato– el congresista estadounidense Harold Velde fue a Panamá –como representante oficial del presidente Eisenhower– para hablarle a Remón del narcotráfico por el istmo; se reunieron en el Hotel Tívoli.

Otras incongruencias

No obstante, la tesis de que la CIA y la mafia se unieron para asesinar a Remón deja muchas incongruencias sin explicar.

Los documentos disponibles hasta el momento son como piezas de un rompecabezas al que todavía no se le ve forma identificable. Los documentos del Departamento de Estado (ver reportaje publicado por este diario el 2 y 3 de enero de 2005) unánimemente consideran que la investigación del crimen y el juicio a Guizado fueron una farsa, pero jamás indican que Washington estaba descontento con Remón.

Los documentos (hasta ahora disponibles) de la CIA, por otro lado, son una maraña de rumores y especulaciones que enturbian los hechos en lugar de esclarecerlos.

Por ejemplo, un documento de la CIA con fecha del 9 de mayo de 1956 alega que cuando el mayor Timoteo Meléndez llegó al hipódromo después del crimen, encontró a un Danilo Souza levemente herido, lo subió al carro patrulla # 24, lo llevó a un lugar aislado y lo mató fríamente a tiros.

Según el documento, Guillermo Bernal, chofer del carro patrulla, fue testigo de esto y hasta hubo necesidad de reparar los hoyos que los tiros dejaron en la carrocería.

Otro documento indica que un Edgardo Tejada, arrestado en conexión con el asesinato, llegó a decir después que Miró le había dicho que "no tuviera miedo, [porque] Meléndez estará en el área en un carro patrulla en caso de que algo salga mal".

El mensaje desde Panamá

Paralelamente, un mensaje enviado de Panamá a la jefatura de la CIA en Washington alega que Miró solo confesó porque el jefe de la Guardia Nacional a la época, Bolívar Vallarino, amenazó con hacerle daño a la familia de Miró si éste no confesaba. Al escuchar eso, señala el mensaje, Miró confesó inmediatamente.

Luego, cuando se intentó hacer una reconstrucción del crimen, Miró se negó a cooperar diciendo que Vallarino lo había obligado a confesar. Otros documentos internos de la CIA indican que Miró estaba convencido de que él también moriría asesinado, como en efecto ocurrió.

Otro documento señala a Cecilia Pinel de Remón, la viuda, de comunista, al igual que a su secretaria Ida Gelabert, y plantea que de alguna manera los comunistas estaban "vinculados" al crimen. También se sugiere que tanto Remón como su señora tenían relaciones amorosas con terceros y queda sin esclarecer si a ella le encontraron drogas durante un viaje a Puerto Rico.

En cuanto al narcotráfico por Panamá, varios documentos de la CIA repiten "rumores" no confirmados en el sentido de que Roberto Tito Arias, diplomático, supuestamente estaba involucrado en el narcotráfico. Incluso hay un documento interno de la CIA que plantea que Arias "estuvo implicado en el asesinato debido a una ilícita transacción monetaria internacional que supuestamente tuvo lugar entre él e Irving Martin Lipstein". Ese Lipstein, por su parte, es una figura muy sospechosa para los panameños que han estudiado el caso Remón. Lipstein llegó a Panamá el mismo 2 de enero, procedente de Venezuela, y fue detenido luego como parte de la investigación.

Un documento de la CIA (al que se le ha tachado gran cantidad de material) indica que cuando arrestaron a Lipstein el 5 de enero de 1955 –tres días después del crimen– le hicieron exámenes de parafina que fueron positivos en ambas manos, el hombro derecho, el abrigo, y el cabello. Hay quienes sospechan que Lipstein (un nombre falso, posiblemente) era un sicario de la mafia.

La embajada interviene

Sin embargo, la Embajada de Estados Unidos en Panamá intervino para que Lipstein fuera liberado y sostuvo insistentemente que "Lipstein no está implicado de manera alguna en el asesinato del presidente Remón". Lo siguiente es tomado de un documento interno del Departamento de Estado con fecha del 7 de septiembre de 1955: "Las declaraciones y los movimientos de Lipstein fueron verificados muy cuidadosamente [por un funcionario de la Embajada] y por la Policía de la Zona del Canal, y se obtuvieron las declaraciones juradas de varios testigos que aseguraron que Lipstein estaba en la Zona, a mucha distancia del lugar del asesinato. … Todos los que estudiaron el caso de Lipstein estuvieron convencidos de su inocencia [con la posible excepción] del investigador cubano y los dos policías de Nueva York. Lipstein solo fue liberado después de que Miró confesara".

De Ricardo Dicky Arias, quien asumió la Presidencia después de la muerte de Remón y la remoción de Guizado, hay referencias positivas en los informes que los agentes de la CIA en Panamá enviaban a Washington. Una, con fecha del 3 de junio de 1955, describe a Arias como "honesto y hábil" y dispuesto a bloquear los deseos "de robarle al Tesoro" del grupo de "chanchos insaciables" encabezado por Alejandro Toto Remón, hermano del difunto Presidente. Según la CIA, ese grupo pensaba tumbar a Arias hasta que Washington le paró el plan con la advertencia de que "tres presidentes en 15 días de enero llenan la cuota para este año".

También, según la CIA, la gente de Toto temía que tumbar a Dicky haría que Estados Unidos se echara para atrás en la ratificación del Tratado Remón-Eisenhower, que supuestamente –según la CIA– significaba millones de dólares para Panamá y muchas oportunidades de enriquecimiento para los aliados del Gobierno. Para los corruptos del Gobierno panameño, acusó un mensaje secreto de la CIA, "la única solución es no tener un Presidente honesto".

Por último, hay un documento –sumamente misterioso– que sugiere que el Departamento de Estado pudo haber estado en complot con Anastasio Somoza (dictador de Nicaragua) para encubrir a los asesinos verdaderos de Remón. Una carta con fecha del 26 de enero de 1956 señala que un periodista norteamericano, Edwin Lahey, informó al "Panama Desk" del Departamento de Estado en Washington que él tenía información de que Somoza tenía preso a un hombre llamado Jiménez Ballar, que había confesado el asesinato de Remón. El funcionario del "Panama Desk" enseguida envió un mensaje secreto al embajador estadounidense en Nicaragua, advirtiéndole que "Lahey tiene la historia bastante correcta...".

Cabos por atar

En fin, el asesinato de Remón todavía es un rompecabezas al que le faltan muchas piezas, especialmente porque es difícil resistirse a la idea de que la CIA –a 52 años del crimen– ya hubiera desclasificado todos sus archivos si tuviera manos limpias en el asunto.

Ciertamente, es impactante que haya al menos un documento que parece sustentar que la mafia y la CIA son culpables del asesinato, pero quedan vacíos e inconsistencias por resolver antes de que podamos tener plena confianza en que esa es la verdad de la historia, y de que podamos comprender el porqué político de semejante atrocidad.

Para este diario, por lo tanto, esta es una investigación que continúa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

TENSIÓN POLITICA Maduro pide al papa Francisco ayuda contra 'amenaza militar' de Estados Unidos

El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo. El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo.
El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo. AP/Ariana Cubillos

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió el martes al papa Francisco ayuda para impedir que se concrete la advertencia ...

VIAJE A ARIZONA Trump encabezará mitín político cerca de la frontera con México

El mandatario estadounidense Donald Trump. El mandatario estadounidense Donald Trump.
El mandatario estadounidense Donald Trump. AP/Alex Brandon

Donald Trump buscará este jueves el apoyo de sus seguidores para su cuestionado gobierno, en un mitín político en el estado de ...

competencia de talento Televisa retira a Julión Álvarez como entrenador de 'La Voz Kids'

Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández. Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández.
Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández. AP/Archivo

Julión Álvarez será reemplazado como coach de la competencia de talento La Voz Kids, anunció Televisa el martes..