Plástico en los océanos: impacto a largo plazo

Como ciudadanos, se deben cambiar los hábitos de consumo y practicar las 3 ‘R’: reducir, reutilizar y reciclar.

Temas:

The Ocean Cleanup es una organización con sede en los Países Bajos que pretende aprovechar las corrientes marinas y los vientos para movilizar la basura plástica en los océanos hacia una plataforma donde sea recogida para luego llevarla a tierra firme a reciclar o reconvertirla y usarla como energía. El sistema incluye unas estructuras en forma de ‘V’ de 50 km de largo cada una, conectadas a una plataforma recolectora.  The Ocean Cleanup  es una organización con sede en los Países Bajos que pretende  aprovechar las corrientes marinas y los vientos  para movilizar la basura plástica  en los océanos hacia  una plataforma donde sea recogida para luego  llevarla a tierra firme a  reciclar  o reconvertirla y usarla como energía.  El sistema incluye unas estructuras en forma de ‘V’ de 50 km de largo cada una,  conectadas a una plataforma recolectora.

The Ocean Cleanup es una organización con sede en los Países Bajos que pretende aprovechar las corrientes marinas y los vientos para movilizar la basura plástica en los océanos hacia una plataforma donde sea recogida para luego llevarla a tierra firme a reciclar o reconvertirla y usarla como energía. El sistema incluye unas estructuras en forma de ‘V’ de 50 km de largo cada una, conectadas a una plataforma recolectora. Foto por: EFE/The Ocean Cleanup

TORTUGA LORA. Dos biólogos sacaron una pajilla de plástico de la fosa nasal de una tortuga lora en San José, Costa Rica. TORTUGA LORA. Dos biólogos sacaron una pajilla de plástico de la fosa nasal de una tortuga lora en San José, Costa Rica.

TORTUGA LORA. Dos biólogos sacaron una pajilla de plástico de la fosa nasal de una tortuga lora en San José, Costa Rica. Foto por: EFE/ ONG Leatherback Trust

Los pedazos microscópicos de plástico en los océanos pueden absorber compuestos químicos contaminantes. Algunos organismos se están alimentando con micropartículas plásticas, no se conoce a largo plazo el efecto que esto tiene en la cadena alimenticia ni en el ser humano. Los pedazos microscópicos de plástico en los océanos pueden absorber compuestos químicos contaminantes. Algunos organismos se están alimentando con micropartículas plásticas, no se conoce a largo plazo el efecto que esto tiene en la cadena alimenticia ni en el ser humano.

Los pedazos microscópicos de plástico en los océanos pueden absorber compuestos químicos contaminantes. Algunos organismos se están alimentando con micropartículas plásticas, no se conoce a largo plazo el efecto que esto tiene en la cadena alimenticia ni en el ser humano. Foto por: NYT Images

Si piensa de forma individual, una envoltura de pastilla, un carrizo con el que se toma una chicha, un cartucho o una botella plástica, parecen insignificantes si se comparan con los aproximadamente 8 millones de toneladas de plástico que llegan cada año a los océanos en el mundo. Una gran parte de esta basura se acumula en cinco zonas llamadas “giros”, donde convergen las corrientes oceánicas. 

Ahora, piense de nuevo. La basura que produce una persona se suma a la que producen todos los demás habitantes del planeta, que ya son más de 7 mil millones. Y si la botan en la calle, en el “monte”, en quebradas, ríos, lagos y playas, no solo contaminan su barrio o su país, sino el mundo, porque en la naturaleza todo está conectado. 

Los desperdicios que no se depositan adecuadamente no solo afectan la estética de un lugar, también causan inundaciones, pérdidas económicas, afectan los ecosistemas y a los organismos, incluyendo aquellos de los que el ser humano se beneficia o se alimenta. 

FAUNA MARINA

Según datos de las Naciones Unidas, hasta un millón de aves y 100 mil mamíferos marinos mueren cada año por comer o quedar atrapados en desperdicios plásticos.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos llama la atención sobre los estudios que muestran que los peces y otros organismos marinos se comen los plásticos, como las tapitas de botellas. Estos les causan irritación o daño a su sistema digestivo. Como no es un material degradable, el animal se siente lleno y no come lo que debería, sufre de desnutrición o muere.

Un estudio divulgado este mes en la revista científica PNAS, de la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia y el Colegio Imperial de Londres, reveló que en 2010 el 80% de las aves marinas tenía plástico en el estómago, cuando a principios de 1960 la cifra era del 5%. Se calcula que hoy día el 90% de todas las aves marinas vivas ha ingerido algún tipo de material plástico como fibras de ropa sintética, bolsas o tapas de botellas, que llegan al océano desde desagües, depósitos de basura o ríos.

Al ingerir plásticos, las aves marinas mueren por desnutrición o inanición. Expandir Imagen
Al ingerir plásticos, las aves marinas mueren por desnutrición o inanición. NYT Images

Una tortuga marina también puede confundir, por ejemplo, un cartucho plástico flotando con una medusa y comérselo. Además, las tortugas requieren playas para desovar, y si encuentran basura, pueden tropezar, enredarse o accidentarse. 

Recientemente, el video del sufrimiento de una tortuga lora en Costa Rica, a la que unos científicos de la oenegé Leatherback Trust le retiraron un carrizo plástico de su fosa nasal, causó impacto en los medios y redes sociales.  

PANAMÁ, ABUNDANCIA DE PECES... Y DE PLÁSTICOS

Panamá no escapa del problema de la basura plástica en los océanos. Basta con ver cómo queda una playa pública al atardecer de un domingo: llena de platos de comida, botellas y bolsas plásticas de hielo, y a veces, hasta con pañales desechables y coolers de foam.

Hace unos años, en los actos de inauguración de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá, se lanzaron 33 mil globos al aire como “celebración”. ¿A dónde terminaron? En el suelo o en el agua.

Cada año, en el mes de septiembre se realiza una limpieza nacional de playas, costas y ríos, y los resultados son impresionantes. Por ejemplo, según datos proporcionados por la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza, en la limpieza anual de 2014 se recogieron más de 36 toneladas de basura y el 90% correspondía a objetos de plástico, siendo el más común (55%) las botellas de plástico PET. El año anterior, en 2013, las botellas plásticas de bebidas también fueron las más recolectadas.

Limpieza anual de playas en 2014. Expandir Imagen
Limpieza anual de playas en 2014. La Prensa/Archivo

“La limpieza anual de playas demuestra que persiste la mala disposición de la basura. Y esto es un problema para la vida marina”, expresa la ingeniera Zuleika Pinzón, responsable de una nueva dirección del Ministerio de Ambiente de Panamá, que se encargará del manejo integrado de mares y costas.  

Pinzón explica que los plásticos que ya tienen muchos años se van dividiendo en partículas cada vez más pequeñas, incluso, ya se habla de nanopartículas, y están llegando a ser parte del plancton. “Eso es súper preocupante, porque el plancton es la base de la cadena alimenticia de casi todo lo que se mueve y no sabemos las implicaciones de eso a largo plazo, ni para los peces, ni para nosotros”. 

Según la NOAA, las partículas de plástico acumulan contaminantes como los bisfenilos policlorinados y no se conoce a ciencia cierta si estos pasan a los organismos y cuál sería su impacto a futuro.  

A todo esto, el doctor Arturo Dominici, biólogo marino y director ejecutivo del Centro Regional Ramsar para la Capacitación e Investigación sobre Humedales para el Hemisferio Occidental, añade que la basura afecta el rol de los manglares para proteger a los organismos que habitan en ellos y se adhiere a los arrecifes, quitándole espacio al hábitat de los animales. “Cuando se afectan los ecosistemas, se afecta la pesca, el alimento, el turismo y el recurso paisajístico”. 

En su opinión, el problema de la basura en Panamá se debe, en parte, a una falta de educación, y quizás haya que divulgar más las posibilidades de reciclaje que hay en el país. “Ahora todo es por voluntad, pero la voluntad está ligada a la formación de la gente”. Los resultados de educar a la población sobre los peligros de la contaminación se verían a largo plazo, sostiene. Lo más rápido sería que el Gobierno impusiera normas como el reciclaje y sancionara con multas por no cumplir las regulaciones.

Pero también hay que hacer una evaluación de cuáles son las fuentes de origen de la basura en los océanos. En otros países, menciona, se ha revisado cuáles son las empresas que producen la mayor cantidad de plástico y estas tienen una responsabilidad al término de la vida útil de esos productos.  

En esa línea, Pinzón agrega que en Panamá la población no tiene la costumbre de escribir a las empresas para pedir cambios.  

Por otro lado, aunque una gran parte de la basura es arrojada por la población en las calles, quebradas, ríos o playas, ¿se ha revisado cuánta proviene de las embarcaciones en la entrada del Canal de Panamá o cuánta llega desde otros países con las corrientes marinas?, cuestiona Dominici.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Como ciudadanos y consumidores, tenemos que reducir la generación de desechos en la medida de lo posible, y eso aplica a las decisiones de compra, afirma Pinzón, quien reconoce que hay un mayor interés de las personas por reciclar, aunque no es tan fácil para algunas, porque no hay centros de acopio o no se hacen actividades de reciclaje en todos los barrios. “Si no tienes carro, te va a costar llevarlo a reciclar”.

Por el momento, el Municipio de Panamá ha comenzado a implementar el programa Basura Cero para fomentar el reciclaje y sensibilizar a la población sobre el tema.

Pinzón ve la situación a un nivel macro. “En general, cuando uno habla de estos temas, hay un conjunto de desafíos como el cambio climático, el aumento de la temperatura oceánica y la acidificación de los océanos, y todo nos lleva a que, como ciudadanos, tenemos que contribuir para el desarrollo sostenible, cambiando nuestras costumbres y saliendo de la zona de comodidad. El plástico ya no es un problema de un solo país, sino de toda la humanidad”. 

Resalta que además de playa y sol, hay una riqueza natural y a veces no se percibe esa conexión entre una playa limpia en la que nos podamos bañar y la calidad del ambiente. 

“Al proteger y conservar los océanos, cuidamos la seguridad alimentaria, protegemos las costas, la producción de oxígeno... no podemos tener un desarrollo y crecimiento económico si no atendemos todos estos temas de calidad de agua, de un manejo adecuado de las cuencas y de los mares. Todo está conectado en el ambiente”.

 

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

fútbol alemán Bayern empata ante Wolfsburgo

El Wolsburgo se repuso de una mala primera mitad para sacar un empate. El Wolsburgo se repuso de una mala primera mitad para sacar un empate.
El Wolsburgo se repuso de una mala primera mitad para sacar un empate. AP

Bayern Múnich dilapidó una ventaja de dos goles en su estadio al empatar este viernes 2-2 contra Wolsburgo, un club que anda a ...

crisis política Canadá impone sanciones a Maduro y a otros funcionarios del gobierno de Venezuela

Las sanciones impuestas por el gobierno de Justin Trudeau incluye al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López y a la presidenta del Tribunal Electoral, Tibisay Lucena. Las sanciones impuestas por el gobierno de Justin Trudeau incluye al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López y a la presidenta del Tribunal Electoral, Tibisay Lucena.
Las sanciones impuestas por el gobierno de Justin Trudeau incluye al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López y a la presidenta del Tribunal Electoral, Tibisay Lucena. AFP/Archivo

Liga francesa Mónaco golea con doblete de Falcao

Radamel Falcao lleva 11 goles esta temporada con el Mónaco. Radamel Falcao lleva 11 goles esta temporada con el Mónaco.
Radamel Falcao lleva 11 goles esta temporada con el Mónaco. AFP

Los hinchas de Mónaco no echan de menos Kylian Mbappé y eso se debe a Radamel Falcao. El delantero colombiano incrementó su ...