Arquitectura y Arte Arquitectura y Arte

08 oct El arquitecto y China

La crisis económica mundial que se inició en los alrededores del año 2008 y que lesionó a los bancos y las bolsas de valores de los principales países del mundo occidental tuvo como consecuencia, entre otras, la paralización de los proyectos de construcción en un 50% ( ¿Recuerdan las “hipotecas tóxicas” y que el gobierno de Estados Unidos tuvo que prestarle dineros a la firma de seguros AIG para que no se suspendiera la operación del Canal de Panamá?) Resultando esto que para los arquitectos y las firmas de arquitectos les fue muy difícil encontrar trabajo de diseño. Y los que encontraron tuvieron que aceptar honorarios profesionales mucho más bajos que los mínimos para poder sobrevivir.

Curiosamente y paralelamente, en el oriente, específicamente en la China continental, para el mismo período, la construcción de proyectos estaba con un crecimiento del 90%. Era que se llamó el “ boom de la postolimpiadas”. Y como ustedes pueden deducir los arquitectos del occidente emigraron hacia ese lugar en busca de proyectos de diseño. Y los encontraron. Los primeros en llegar fueron los diseñadores de Europa. Los inversionistas chinos, en ese momento, buscaban ideas de diseños de occidente. Pero como veremos más adelante, estos últimos (los inversionistas) tenían comportamientos muy particulares sobre los arquitectos y sus diseños.

Al finalizar la “dictadura de los cuatros ( uno de los cuatro era la viuda de Mao)” el poder político de China reestructuró el sistema y lo dividió en dos: en el plano político las ideas comunistas se mantuvieron y en el económico se convirtió en capitalista. Y desde ese entonces, China multiplica los capitales y sus industrias. Hasta los jerarcas comunistas son millonarios en dineros. De repente se inició una epidemia (que aun continua) y están apareciendo plutócratas muy millonarios a montones dispuestos a gastar dineros. Sin importar las cantidades. ¿Y cómo esto se reflejo durante los años 2008-2016?

En términos generales, el modus operandi era el siguiente. Los inversionistas contrataban a un arquitecto para el diseño de una estructura que fuera estrambótica (condición esencial) en un sitio en particular sin importar los costos de los honorarios del profesional. Y sin más ni más, después desechaban los planos. Seguidamente contrataban a otro arquitecto para que planteara otro diseño estrambótico para el mismo lugar. Y este comportamiento se repetía en toda China. Al final la mayor parte de los diseños no se construyeron. Los nouveau riches no sabían en que gastar sus dineros apropiadamente. Y siguen aumentando sus riquezas, pero el comportamiento cambió recientemente en lo que refiere a los arquitectos.

Los nouveau riches no sabían en que gastar sus dineros apropiadamente. Expandir Imagen
Los nouveau riches no sabían en que gastar sus dineros apropiadamente.

En China, por una parte, los inversionistas perdieron sus gustos por la arquitectura con influencia occidental y ahora solicitan de los arquitectos una arquitectura histórica y conservadora. Sin los excesos previos que he mencionado. Sume el factor que la economía no es tan boyante como lo fue en el intervalo 2008-2016. Por otra parte, están regresando a China sus nacionales que fueron a estudiar arquitectura en el extranjero. Los arquitectos (en su mayoría) de otros países de occidente que viajaron y radicaron en el oriente comenzaron a volver a sus países donde la economía mejora. Estamos hablando de Europa y Norteamérica.

En la actualidad la intervención del Gobierno regula el tamaño, color y los materiales de los nuevos diseños. Expandir Imagen
En la actualidad la intervención del Gobierno regula el tamaño, color y los materiales de los nuevos diseños.

El cambio de la relación entre los arquitectos y la sociedad china (inversionistas) que menciono en el último párrafo se inició cuando a través de un discurso, en octubre de 2014, el presidente de China, Xi.Jinping, solicitó descontinuar los diseños estrambóticos los cuales no se identificaban con la idiosincrasia de país y estaban destruyendo la herencia cultural. Esta solicitud recibió el apoyo oficial del Consejo Estatal de China que indicó lo que se necesitaba una arquitectura atractiva, verde y económica. En la actualidad la intervención del Gobierno regula el tamaño, color y los materiales de los nuevos diseños.

Y se está logrando, en términos generales y por lo que hemos visto, excelentes y razonables diseños. Es nuestra opinión.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autor

  • Sebastian Sucre Sebastian Sucre

    Sebastián Sucre es arquitecto diseñador de profesión, conferencista y acuarelista premiado.Dos de sus pinturas aparecieron en la portada del suplemento de Ellas del diario La Prensa. Articulista para varios periódicos y revistas y crítico de arquitectura, urbanismo y arte.Además es autor de “Puertas y ventanas del barrio de San Felipe–Testimonio de un valioso legado”, el cual fue por un tiempo el libro más consultado en la Biblioteca Nacional. Su otro libro es “Arquitectura, urbanismo y arte”. Por otro lado, el arquitecto Sucre ha diseñado residencias, estructuras institucionales, entre otras estructuras.Es miembro honorario de la Sociedad Mexicana de Arquitectos y ocupó el cargo de director del Colegio de Arquitectos de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos. También pertenece a varias asociaciones profesionales internacionales.La ciudad de Coral Gables, en Estados Unidos, le otorgó la llave de la ciudad en reconocimiento de sus méritos profesionales.