Cine y más Cine y más

12 jun Después de la Tierra, una gran decepción

Temas:

No hay peor ofensa para un director, que el público desconozca quién se hizo cargo de la película que está viendo en la pantalla grande.

Esa decisión la toman los expertos en mercadeo o los grandes productores de los filmes, pues temen que la audiencia salga huyendo de las taquillas de los cines si sabe el nombre de ciertos realizadores.

Eso no le ocurre a Steven Spielberg ni a Peter Jackson o a James Cameron, pero sí le pasó, por ejemplo, al maestro Woody Allen a inicios de la década pasada.

Antes de su feliz reencuentro con la audiencia estadounidense, es decir, previo a Vicky Cristina Barcelona (2008) y Midnight in Paris (2011), en algunas ciudades norteñas en las campañas promocionales de títulos como Hollywood Ending (2002), Anything Else (2003) y Melinda and Melinda (2004) anunciaban con bombos y platillos que fueron protagonizadas por Jason Biggs, Debra Messing y Will Ferrell, respectivamente, pero evitaban mencionar al cineasta que estaba detrás de la cámara.

Esto viene a cuento porque a M. Night Shyamalan, quien por un tiempo fue una promesa en Hollywood gracias a esa maravilla que fue The Sixth Sense (1999), hoy prefieren tenerlo de bajo perfil.

Después de descalabros de crítica y boletería como The Last Airbender (2010) y Lady in the Water (2006), el equipo de After Earth (Después de la Tierra) prefirió concentrarse en la unión americana en que es un largometraje estelarizado por Jaden Smith y su padre Will (sí, en ese orden).

Luego del éxito de The Sixth Sense, pensé que había nacido una estrella en una industria tan falta de genios jóvenes, pero luego la carrera de Shyamalan ha demostrado que ese clásico fue un acto fortuito o quizás un golpe de suerte.

Ahora nos presenta Después de la Tierra, posiblemente su peor trabajo tras The Last Airbender, producción que de seguro recibirá varias nominaciones al premio Razzie, que destaca lo peor del año.

HAY CADA PADRE

Es irónico que la película Después de la Tierra nos recuerde la importancia de darles su espacio a los muchachos, para que de esa forma puedan desarrollar sus propias herramientas para defenderse ante las adversidades de la vida, pero sin quitarles el ojo de encima a cada uno de sus actos, y que el actor Will Smith no lo haya hecho del todo con la trayectoria de su hijo Jaden.

En Después de la Tierra, Will encarna al general Cypher Raige, un duro y valiente militar en ejercicio, capaz de destruir feroces monstruos, pero que es incapaz de expresarle a su clan sus heridas del pasado, y aún más le cuesta tener una óptima relación con uno de sus retoños, Kitai, interpretado por Jaden.

¿Qué hizo de negativo Will? En principio, nada.

Conseguirle empleo a su heredero no es algo negativo. La historia de Hollywood está llena de casos en que los acudientes se hacen cargo de la carrera de las futuras estrellas.

Vaya, los hay irresponsables como los padres de Macaulay Culkin, intérprete de la saga familiar Solo en casa, los que estaban más preocupados en pelearse la fortuna del chico que en conducirlo por los mejores caminos, o llegan a ser demasiado estrictos, como la madre de la intérprete Brooke Shields.

Pero, por lo general, los papás y mamás son profesionales que cuidan con celo lo que hacen o no sus jóvenes representados en la pantalla grande.

LA DIFERENCIA

Lo que hace la diferencia es que pocos padres de familia tienen el poder de Will Smith en Hollywood, cuyas películas, solo en la boletería de Estados Unidos, han cosechado mil 187 millones de dólares de acuerdo con cifras del sitio especializado boxofficemojo.com.

O sea, prácticamente lo que pida Will se cumple de inmediato en la llamada Meca del cine.

Si desea compartir cartel con su hija Willow, pues se piensa en un papel para ella en I Am Legend (2007), por cierto, la precuela está programada para 2014.

Si los dos varones de la familia Smith quieren estar en un mismo proyecto, claro que sí, para eso estaba el drama, basado en hechos reales, The Pursuit of Happyness (2006).

¿Desean volver a laborar juntos? Seguro, aquí tienen Después de la Tierra (2013).

¿Will piensa que todas sus ideas son brillantes? Con gusto comparte su propuesta y se contrata a tres guionistas para que la conviertan en un largometraje titulado Después de la Tierra (After Earth), historia escrita, si la palabra cabe, por Night Shyamalan, Stephen Gaghan y Gary Whitta y fue rodada en buena medida en la vecina Costa Rica.

En The Pursuit of Happyness, Jaden era una figura decorativa y tierna, pero luego, quizás, el niño quería mucho más, deseaba su primer protagónico, y por supuesto, su papá movió cielo y tierra y su chico fue el estelar de una reposición de The Karate Kid (2010), por encima del maestro de las artes marciales Jackie Chan.

Si bien The Karate Kid fue un poco deficiente en aspectos estéticos, sí fue un negocio fabuloso. Se hizo con una inversión de 40 millones de dólares y obtuvo en el ámbito mundial 359.1 millones de dólares.

OTRA CAÍDA

¿A Jaden le encantaría repetir la experiencia de que su nombre esté por encima de los demás, incluso de papá Will? Para mañana es tarde, y aparece Después de la Tierra.

Estamos ante el nuevo descalabro cinematográfico del director M. Night Shyamalan, Will y su retoño Jaden encabezan un largometraje cuyo costo de producción fue de 130 millones de dólares y que hasta el 12 de junio ha recaudado 96 millones de dólares, una cantidad baja.

Después de la Tierra es un despropósito de principio a fin. Su argumento es tan simple, que ofende: un chico debe ir del punto A al B en un tiempo determinado. En el medio, debe correr un par de riesgos para que el espectador se ponga nervioso.

Shyamalan le imprime algunas escenas de tensión, pero son tan escasas, que uno mira el reloj para saber cuándo pasarán los eternos 100 minutos de su metraje.

Los efectos especiales, como cabe esperar, brindan el único alivio a una producción que obtendrá varias nominaciones al premio Razzie, a los peores títulos del año, en categorías como peor película, director, guion, actor principal y secundario.

Estamos ante la peor película de Will Smith y la segunda mejor de Shyamalan.

En términos económicos, seguro no dejará deudas en el camino, pero es probable que no sea un taquillazo como en el pasado logró Will Smith con Hancock (2008), I Am Legend (2007) o la trilogía de Men in Black.

Los números de M. Night Shyamalan

85%. Fue la calificación que le dieron los críticos de cine a The Sixth Sense. Es la mejor calificación que ha recibido una película dirigida y escrita por M. Night Shyamalan.

4 Razzie, a lo más terrible del año en Hollywood, ha logrado Shyamalan. Peor director y peor guionista por The Last Airbender, y peor director y actor de reparto por Lady in the Water.

672.8 son los millones que recaudó The Sixth Sense, el mayor éxito comercial en su carrera.

72.7 millones de dólares logró Lady in the Water, el mayor revés económico de su trayectoria, tomando en cuenta que la película tuvo un presupuesto de 70 millones de dólares.

6%, es la mayor paliza que le dieron los críticos y fue para The Last Airbender. Le sigue el 17% de The Happening y el 11% de After Earth (Después de la Tierra).

¿Ya vieron Después de la Tierra? ¿Cuál es la mejor y la peor de las películas del director M. Night Shyamalan?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.