Cine y más Cine y más

30 oct Freddie Mercury y su historia universal

Rami Malek dejó por un tiempo el mundo cibernético de la serie ‘Mr. Robot’, para adentrarse al universo del cantante británico  Freddie Mercury en el drama biográfico  ‘Rapsodia Bohemia’.

Temas:

‘Freddie Mercury sigue significando tanto hoy: tiene que ver con la manera en que se comunicaba con la audiencia’, opina Rami Malek. ‘Freddie Mercury sigue significando tanto hoy: tiene que ver con la manera en que se comunicaba con la audiencia’, opina Rami Malek.

‘Freddie Mercury sigue significando tanto hoy: tiene que ver con la manera en que se comunicaba con la audiencia’, opina Rami Malek. Foto por: Cortesía

'Bohemian Rhapsody’ es la canción más importante de Queen. 'Bohemian Rhapsody’ es la canción más importante de Queen.

'Bohemian Rhapsody’ es la canción más importante de Queen. Foto por: Cortesía

Esta producción fue autorizada por los miembros de la banda. Esta producción fue autorizada por los miembros de la banda.

Esta producción fue autorizada por los miembros de la banda. Foto por: Cortesía

Freddie Mercury es una estrella indispensable a la hora de comprender el desarrollo del género rock producido en la segunda mitad del siglo XX. Este cantante británico liderizó una de las bandas más icónicas e influyentes: Queen.

El director Bryan Singer (aunque los últimos 16 días de la filmación fue responsabilidad de Dexter Fletcher) se hace cargo de la producción Rapsodia Bohemia ( Bohemian Rhapsody), un drama biográfico sobre un colectivo, su vocalista y la música que se hizo grande durante las décadas de 1970 y 1980.

El protagonista de este largometraje es Rami Malek (el Elliot Anderson de la serie Mr. Robot), quien encarna a este compositor y pianista. “El obstáculo más grande de ser Freddie  Mercury, es que todo el mundo tiene su propia idea de él. Todos hemos creado recuerdos de lo que era Freddie para nosotros y me incluyo, y el principal obstáculo era interpretar lo que él significaba para tanta gente: cómo acceder a su humanidad, descubrir su identidad, que tenía conflictos sobre tantas cosas y tratar de introducirme en esta figura tan compleja como artista”, explica Rami Malek.

Aprendizaje

Este actor, que entre los tantos éxitos de Queen se queda con los temas Lily of the Valley y Somebody to Love, agrega que Freddie Mercury “no solo es un personaje difícil de dejar una vez terminado el rodaje, es que yo no lo quería dejar ir porque aprendí mucho de él y quiero que esté conmigo el mayor tiempo posible”.

“Todos los días seleccionábamos la vestimenta más loca que podíamos. Mientras que los dientes (para que diera la forma del rostro de Mercury) por supuesto que fueron muy difícil de utilizar al principio, pero al final, cuando me los quitaba, me sentía desnudo sin ellos”, agrega Malek, quien se quedó con el papel y dejó en el camino a sus colegas Sacha Baron Cohen y Ben Whishaw.

Unos de los aspectos que más le impresionó de su vida “era ver el catálogo de música que hizo con Queen. La historia que hicieron juntos. Es un catálogo que sobrevive en el tiempo. Este hombre fue un inmigrante (de origen parsi e indio), que de niño fue acosado y estuvo expuesto a situaciones retadoras. Luchó con su sexualidad en su época y el reto de ser exactamente lo que quería ser enfrente de miles de personas. Es un testimonio de resistencia humana y de perseverancia”.

Siempre estuvo claro que no deseaba imitarlo. “Tenía que traer algo de mí mismo para lograr caracterizarlo. Siempre pensamos que tenemos que perdernos a nosotros en un 100% para interpretar un papel, pero también experimenté que en algunos aspectos de la historia no quería tratar de compararme con Freddie Mercury. La suya es una historia universal. Cuando piensas en él lo consideras como lo más cercano que tenemos de un superhéroe, porque demostró que todos somos capaces de hacer cosas especiales y en eso me concentré. La razón por la que es una figura tan poderosa para todos, es porque todos tenemos un poco en común con él: todos tenemos el deseo de ser vistos, de ser comprendidos y de ser exactamente lo que queremos ser en público”.

Si tuviera cinco minutos con Freddie Mercury no sabría qué hacer. Quizás hacerle algunas preguntas, aunque solo lo escucharía. No perdería tiempo haciéndole preguntas: estaría emocionado, y al final, me reiría mucho con él”, comenta Rami Malek, quien para moverse en el escenario estudió el lenguaje corporal de celebridades a las que admira Mercury: Liza Minnelli, Jimi Hendrix, David Bowie y Aretha Franklin.

¿Por qué Freddie Mercury sigue significando tanto hoy? "Tiene que ver con la manera en que sabía comunicarse con la audiencia. Estaba ahí afuera, todos los días, y nada era coreografiado, todo era espontáneo, estaba interactuando con todo el mundo en momentos muy personales, desde los que estaban en la primera fila hasta los que estaban en el fondo, nunca quiso ser segregado o marginado, quería solo existir de la manera en que era, hay un sentido de pertenencia en su música".

 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.