Cine y más Cine y más

12 nov Stan Lee, la muerte de un maestro

Stan Lee, creador de más de un superhéroe de la Marvel, muere a los 95 años.

Temas:

Como escritor y editor, Lee fue clave para el ascenso deMarvel a un titán del cómics en la década de 1960. Como escritor y editor, Lee fue clave para el ascenso deMarvel a un titán del cómics en la década de 1960.

Como escritor y editor, Lee fue clave para el ascenso deMarvel a un titán del cómics en la década de 1960. Foto por: AP

Murió hoy lunes por la mañana en un hospital de Los Ángeles. Murió hoy lunes por la mañana en un hospital de Los Ángeles.

Murió hoy lunes por la mañana en un hospital de Los Ángeles. Foto por: AP

Todos vamos a morir. Es lo que tenemos más seguro en la vida, me decía mi abuela a cada rato cuando yo era niño.

Aunque irnos a otros mundos o estados sea algo inapelable para todos, por más que uno sepa que es una certeza, cuando un ser admirado fallece uno queda de una sola pieza por el dolor y con el corazón hecho trizas por su ausencia a partir de este preciso momento.

Con la muerte del maestro Stan Lee, a los 95 años, en un hospital de Los Ángeles, termina, de forma oficial, el primer gran capítulo de la historia de oro del cómic en Estados Unidos.

Su labor colaboró a que esta expresión creativa dejara los linderos de la cultura pop, lo que significaba para algunos snobs pertenecer a un arte primario y sin tanto prestigio, para llevar esta manifestación a un nivel de obra de arte mayor, como nunca antes se había logrado. 

Este artista fue uno de los padres de los personajes de ficción del cómic más importantes y queridos de esta industria: Spider-Man, Hulk, Iron Man, Los 4 Fantásticos, Thor, Los Vengadores, Daredevil, Doctor Strange y los X-Men. 

Su contribución solo la igualan otros gigantes del cómic como Jack Kirby y Steve Ditko.

La infancia de muchos de nosotros tiene como protagonista a uno o varios de estos hombres y mujeres con poderes extraordinarios. Aunque uno sea adulto, al ver una figura de acción de esta mitología del siglo XX en una juguetería o en nuestra casa, disfrutar de una película o serie de televisión basada en estas piezas narrativas, uno vuelve a ser chico.

Por eso, el adiós a Stan Lee nos golpea tanto. Es como si alguien de la familia hubiera muerto. Una parte de nuestro niño interno ha quedado huérfano y devastado.

Ya era una tradición tener un cameo de Stan Lee en las películas de la Marvel. Había espectadores que iban a ver estas producciones, entre otras muchas razones, para ver cuándo aparecía el señor de lentes y cabellos canos.

Ahora estamos más solos de lo normal. Stan Lee se nos ha ido. Quedará una obra que lo ha hecho inmortal en vida. Igual, eso no alcanza cuando la tristeza nos brinda sus brazos y nosotros vamos solícitos a tenerla como compañía. 

Larga vida, en todos los universos, al rey Stan Lee.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.