Cine y más Cine y más

27 dic El 2013 y lo peor de Hollywood

Temas:

Cada diciembre, mientras unos cantan emocionados los villancicos más melodiosos o compran arbolitos que son más grandes que el techo que los abriga, los responsables del sitio web rottentomatoes.com buscan cuáles fueron esas 10 películas que uno no invitaría a ver ni a su peor enemigo.

El puesto número 10 entre las peores películas de 2013 hechas en Hollywood está reservado para Después de la Tierra, que recibió un 11% de vítores silenciosos (si acaso eso existe) de un total de 100.

El crítico Owen Gleiberman, de la revista Entertainment Weekly, la sentenció a la silla eléctrica de esta manera: “ Después de la Tierra parte de un concepto tan básico como un videojuego, y se queda en ese concepto y sin sorpresas”.

Su presupuesto fue de 130 millones de dólares y en Norteamérica obtuvo 60.5 millones de dólares, lo que se considera una cifra negativa porque el principio financiero de la llamada Meca del cine es que sus producciones salgan de su territorio con las deudas pagadas.

Luego, esta cinta protagonizada por Jaden y Will Smith obtuvo otros 183.3 millones de dólares en el resto de los mercados.

De seguro a los productores nos les gustó eso de invertir 130 millones de dólares para recibir de ganancias 113 millones de dólares luego de cancelar las deudas. Quizás esta cifra de ganancia sea aún menor, pues por lo general no se dan a conocer cuántos billetes verdes se gastan en promocionar las películas.

BODRIO

El siguiente bodrio fue A Haunted House: Paranormal Movie (Una casa embrujada, Open Road Films).

Esta parodia de Paranormal Activity, que cuenta la clásica historia de un inmueble con fuerza perversa incluida como inquilino no estimado, tuvo un débil 10% entre la decisión de los críticos y obtuvo el lugar número nueve.

Es curioso que esta comedia de terror de Michael Tiddes, con Marlons Wayans como cabeza de su elenco, sea uno de los largometrajes más lucrativos en Hollywood de 2013 si se toma en cuenta cuánto costó (2.5 millones de dólares) y la cantidad que recibió después de su visita a 26 países del globo (59.9 millones de dólares).

¿Los espectadores vieron otro largometraje o la versión mejorada?

MENTES PELIGROSAS

La huésped (The Host), con el puesto ocho, tiene una trama de ciencia ficción convencional: hay unas criaturas extraterrestres que les agrada estar dentro del cuerpo de los terrícolas para controlar sus mentes.

Se trata de una adaptación de una novela de Stephenie Meyer, la responsable de la saga Crepúsculo.

A esta cinta de Andrew Niccol, que además se encargó de pasar la pieza literaria de Meyer a la gran pantalla, le fue horrible porque alcanzó un 8%.

El crítico Todd McCarthy, del The Hollywood Reporter, fue claro en el mensaje que su gremio le transmitió a Niccol: “Hay algo en la novelista Stephanie Meyer que induce a directores anteriormente interesantes a, de repente, rodar películas lentas, tontas y soporíferas”.

AMIGOS INSOPORTABLES

Son como niños 2 (Grown Ups 2, Sony), dueña del 7% del gusto de los críticos, está en la séptima cajilla.

Este filme volvió a reunir a los comediantes Adam Sandler, Chris Rock, Kevin James y David Spade.

Este cuarteto funcionó en materia de dinero, pues de los 80 millones de dólares que se requirió, se le devolvieron 246.9 millones de dólares en la boletería luego de ir por distintos lados del planeta.

A quienes no les hizo ninguna gracia esta película de Dennis Dugan fue a los expertos que le dieron un 7% de su aval, y de la mano de ese triste desempeño se queda con el sexto puesto.

Aparentemente, no les pareció necesario que Lenny y sus amigos regresaran a la comunidad donde se criaron y mucho menos que lo compartieran con la audiencia.

Richard Roeper, del Chicago Sun-Times, le dedicó un párrafo de antología a Grown Ups 2: “Una comedia mediocre de Adam Sandler que, lamentablemente, significa que es una comedia más mediocre que las otras, porque cualquier chispa de inspiración cómica original que Sandler pudo haber tenido parece haberse apagado hace mucho tiempo”.

202 AÑOS PERDIDOS

Robert De Niro, Amanda Seyfried y Robin Williams no fueron suficientes para que una producción fuera exitosa.

Si no, pregúntenle a Justin Zackham, que escribió y dirigió la sexta más despreciada de la Unión Americana para  2013: La gran boda (The Big Wedding, Lionsgate), y su frío 7% de recibimiento.

De esta seudocomedia, Todd McCarthy, del The Hollywood Reporter, sentenció que “el hecho de que si combinamos la edad de los tres actores que hacen más el tonto en este filme -Robert De Niro, Diane Keaton y Susan Sarandon- sumamos 202 años, pone la etiqueta a la película de juguete sexual para el público de Viagra”.

Esta comedia sobre romances, divorcios, engaños y matrimonios hizo 20 millones de dólares en las salas de Estados Unidos, y en el resto del mundo otros 20 millones de dólares.

No fue un tropiezo financiero severo si se toma en cuenta que su presupuesto fue de 35 millones de dólares.

LOS JUEGOS DEL BAILE

La quinta tristeza fue Battle of the Year: The Dream Team (La batalla del año, Sony), un musical que se concentra en los Juegos Olímpicos de break dance que ocurren cada año. Sí, los denominan olímpicos.

Esta labor del director Benson Lee se ganó los aplausos solo del 4% de los críticos.

Miriam Bale, del diario The New York Times, sintetizó el daño artístico que fue rodar este producto de la siguiente manera: “El verdadero milagro de la nueva película de baile en 3-D La batalla del año es cómo puede ser tan sumamente aburrida, ofreciendo tanta actividad frenética en la pantalla”.

La herida se hace más grande si se agrega que Battle of the Year: The Dream Team fue la sexta película que tuvo el más lamentable de los desempeños en taquilla, de acuerdo con la revista financiera Forbes

Se necesitaron 20 millones de dólares para decir “acción”, y obtuvo unos paupérrimos 11 millones de dólares en la Unión Americana. Fuera de esa región hizo 4.5 millones de dólares. Para ponerse a llorar y con ganas.

PULSO ZOMBIE

A la cuarta producción la definió Peter Howell, del Toronto Star, con estas palabras: “Se supone que tiene que ser divertida, pero te resultará más fácil tomarle el pulso a un zombi que encontrar una buena carcajada en la película”.

Se trata de Scary Movie 5 (Dimensions Films), de Malcolm D. Lee, un intento deslucido de parodiar a las películas de terror en torno a lo sobrenatural a partir de uno de los argumentos más simples del género: una pareja es acosada por una fuerza nada amigable. Es la cuarta en la lista de los tomates podridos y recibió un nada envidiable 4%.

Si sirve de alivio para el productor y coguionista David Zucker, es que su cartera está contenta porque de ella salieron 20 millones de dólares y en su viaje mundial se le devolvió 78.3 millones de dólares.

VERGÜENZA AJENA

La tercera estrella caída del conteo fue Movie 43 (Relativity), que recibió un 4% de felicitaciones de un total de 100%.

Este título se compone de más de una docena de sketches cómicos firmados por igual cantidad de realizadores.

Para que tengan claro lo inferior que es, se reproduce lo que redactó Lou Lumenick, del periódico New York Post: “Mezclando las peores partes de las terribles Howard el pato, Gigli e Ishtar y cualquier otra película horrible que haya visto desde que empecé a trabajar como crítico profesional en 1981, el resultado no se acercaría al simple inducidor de vergüenza ajena que es Movie 43”.

Es curioso, en el aspecto monetario no hay queja porque Movie 43, en torno a una película prohibida en varias partes del planeta y el deseo de un grupo de aficionados por encontrarla en internet, se rodó con una cantidad reducida para los estándares de Hollywood: 6 millones de dólares.

En Estados Unidos hizo 8.8 millones de dólares y en el extranjero, 21 millones de dólares. Ganancia por donde lo vea.

IRRITANTE

La segunda película que no le gustó ni a los padres del cineasta ni a los cercanos a los actores que participaron de ella: Gary Oldman y Harrison Ford, se llama  Paranoia (Relativity Media),  que apenas logró el 4% del apoyo de los conocedores.

Este es otro título que tuvo una doble tragedia, pues este thriller sobre espías industriales y la lucha despiadada entre compañías rivales alcanzó el tercer peor desempeño de boletería de 2013, a partir de datos de la Forbes.

Se hizo gracias a una inversión de 35 millones de dólares y a punta de escasos tiquetes llegó a 7.3 millones de dólares en Estados Unidos y 6.4 millones en el resto de los mercados internacionales.

Peter Travers, de la revista Rolling Stone, opinó lo siguiente sobre Paranoia: “Me irrita que Hollywood crea que somos lo suficientemente superficiales como para tragarnos esta bazofia. ¿O estoy siendo paranoico?”.

LA BATIDORA

Hollywood no perdona los errores que le cuestan dinero, por lo que algún ser querido de Courtney Solomon debería aconsejarle a este director que no salga de su casa por un par de meses, y si es más tiempo mejor.

 ¿Por  qué? Para que la gente olvide su nombre y a qué se dedica.

El responsable de An American Haunting tiene el honor poco distinguido de ser el realizador de Getaway, que de acuerdo con los críticos de cine de Estados Unidos reunidos en el sitio rottentomatoes.com, fue la peor película estadounidense de 2013.

Este thriller de la Warner Brothers, que gira en torno a un hábil conductor de automóviles que debe hacerle caso a sus delincuentes, recibió un miserable 2% de la aprobación de los expertos.

Si el dolor no fuera suficiente, Getaway ocupó el puesto número siete de la revista Forbes entre las producciones que peor les fue en términos de boletería en este año que está cercano a terminar.

Este filme, protagonizado por Ethan Hawke y Selena Gómez, tuvo un presupuesto de 18 millones de dólares y en la taquilla global recaudó 10.5 millones de dólares.

Para que tengan una idea de lo pésima que es Getaway, se le extiende invitación a que lea un fragmento de lo escrito por Scott Foundas, de la revista Variety, cuando comentó que “Courtney Solomon ha hecho algo así como Cannonball Run para la generación YouTube, con un montón de acción incoherente metida en una batidora”.

¿Qué otras películas de 2013 merecen estar en este grupo de las peores del año? ¿Vieron algunas de las producciones resaltadas en esta historia?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.