Orgullos nacionales

El ‘chèvre’ es un queso suave que realza ensaladas, pastas y todo tipo de platillos. En el país, hay dos empresas que producen quesos de cabra artesanales.

Temas:

ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ana Alfaro ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ana Alfaro
ESPECIAL PARA LA PRENSA/Ana Alfaro

Hay quienes están locos como una cabra, y otros que están locos por las cabras. Y hay algunos a los que su loca pasión llega hasta producir quesos de cabra artesanales. ¿Lo curioso? Jamás se me hubiera ocurrido que fueran panameños, y en Panamá.

El veterinario José Manuel Pérez escuchó sobre las bondades de la cabra en una conferencia de desarrollo sostenible, y, tras investigar, le propuso a su primo Felipe Barría desarrollar esta actividad.

Según él, en la cabra encontró un animal inteligente con singular capacidad de producción, curiosidad innata y capacidad de superar condiciones difíciles.

Su rebaño tiene cabras criollas, Saanen, Toggenburgs y Alpinas. En 2003, construyeron las instalaciones en Aguadulce. Su marca, Capralac, la vende a Riba Smith y El Rey.

Encontraron su nicho en el mercado de leche para quienes por razones religiosas o físicas no pueden tomar leche de vaca. En cuanto a los quesos, producen chèvre, como se le conoce a ese quesillo fresco de cabra.

En el caso de Herman y Teresita Henríquez, hace unos ocho años decidieron que querían hacer quesos de cabra y buscaron a quién comprarle leche.

Comenzaron con un “simple queso blanco”, pero no contentos con el poco sabor, estudiaron sobre el chèvre. Compraron tierra cerca de El Valle y se asesoraron sobre agricultura y capricultura sostenible: sembraron botón de oro, maní forrajero, nacedero, cratylia, morera, papo y tallos de banano, todas especies de alto contenido de proteína.

Luego, adquirieron dos cabras encintas, y así comenzaron su rebaño con cabras criollas y Saanen, y comenzaron a producir en 2008. Hoy en día, producen el inicial, de 4 u 8 onzas, uno tipo Camembert, pero de cabra, y uno similar, de costra suave, pero en forma de cilindro y con sabor mucho más fuerte, al que llaman Bouche. A diferencia de Pérez, cuyo chèvre vende solo a restaurantes por limitación de producción, los Henríquez tienen además otros puntos de venta para sus quesos y yogures marca KiaOra: Motta, Riba Smith, Orgánica y Cheese Cheese en la ciudad, y El Valle Gourmet, Cano y Auristela en El Valle.

En casa de los Henríquez, mientras ellos hablaban con Pérez sobre cuajos y cultivos, y procesos de producción, yo disfrutaba del festín en mesa, acompañando los quesos con frutas frescas, nueces y dátiles.

Los chèvre, no obstante, se pueden utilizar para un sinfín de platillos: ensaladas, postres, pastas, etc., donde tu imaginación es el único límite.

VEA La cabra y sus bondades

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundial-2018 Italia se enfrentará a Suecia en repechaje de Europa

El exjugador español Fernando Hierro participó en el sorteo para definir los duelos de repechaje. El exjugador español Fernando Hierro participó en el sorteo para definir los duelos de repechaje.
El exjugador español Fernando Hierro participó en el sorteo para definir los duelos de repechaje. AFP

Italia se enfrentará a Suecia en el repechaje de la zona Europa al Mundial 2018, con el partido de vuelta en Italia, según ...