Rausch

Nos fue de maravilla en este restaurante, pero cuando RdT volvió, su experiencia fue diferente.

Temas:

1572135 1572135
1572135

Cada día más, hoteles se unen a la tendencia de tener restaurantes con cocina de autor, como es el caso del Esplendor, en el centro bancario, con una cocina precedida por uno de los hermanos Rausch, de fama bogotana, da finos platos de cocina con entrenamiento francés y toques de aquí y allá.

Para empezar, un amuse-bouche: un capuccino de espárragos ligero, con una fragante espuma de trufas fue cortesía de la casa, y nos distrajo mientras elegíamos.

Un ítem del menú captó la atención de todos, una terrine de foie con mosaiquitos de moscatel estuvo divina.

Pedimos una boullabaises, la emblemática sopa marsellesa, porque prometía rouille, como dicen los quebecois: Tabernacle! La bendita rouille –que como su nombre indica, debería tener un color teja intenso, como el del óxido– no resultó ser más que una paliducha mayonesa preparada con un diezmo de ajo y un kilo de sal.

En cuanto a la sopa en sí, estuvo delicioso el caldo, y frescos los mariscos, pero el momento mágico nos eludió como pompa de jabón que se desvanece con un ¡pop!

Otra entrada, el mosaico de foie gras, con trocitos de jalea de moscatel estuvo sabroso. Luego estuvo el tartare de Angus Rib Eye, troceado a mano finamente, con una órbita satelital de tomates, un fino saborcillo agridulce y la guarnición de cornichons tampoco tuvo queja.

El risotto de salmón curado (graved lax) estuvo divino, pero RdT volvió posteriormente y salió desilusionadísimo.

Ansío el día en que uno de mis RdT fiables me diga: “Volví, y me dieron igual trato al que recibí contigo”. Ojalá aprendan los restauradores, porque el público no es idiota.

Antes de seguir con los platos fuertes necesito laudar la canasta de panes. Muy buena y variada.

Entre los platos fuertes, se lució un magret de pato delicioso, con un rico almíbar de tamarindo, papines y albaricoques secos y piñones, al igual que un plato de boeuf bourguignone hecho con short ribs que compensó la falta de belleza con el exceso de aroma, sabor y textura. Un hit total.

Finalmente, un mero bien selladito, con una beurre blanc, tocino y hongos, muy, muy bueno.

Para no quedarnos con el antojo pedimos una entrada de hongos silvestres, también a la crema, y con su toque de aceite de trufas.

Los postres fueron verdaderas creaciones: un flan con un aro saturnino de caramelo crocante y helado de azafrán que compitió con un muffin de agras (grosellas, hijo) con su sorbeto, una salsa de moras y crème anglaise. Una de las mejores cenas de mi pasado reciente. Bar completo, lista de vinos. Recomiendo reservar. Dixit.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

AMBIENTE Bajan a primer debate polémico proyecto sobre titulación en área protegida en Donoso

Pleno de la Asamblea Nacional. Pleno de la Asamblea Nacional.
Pleno de la Asamblea Nacional. LA PRENSA/Richard Bonilla

Tras fuertes críticas por diversos sectores de la sociedad, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó devolver la noche de este ...

LITERATURA Revelan ganadores del concurso Ricardo Miró

El jurado estaba conformado por escritores nacionales y extranjeros. El jurado estaba conformado por escritores nacionales y extranjeros.
El jurado estaba conformado por escritores nacionales y extranjeros. LA PRENSA/Tamara del Moral

El Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró tiene nuevos ganadores que fueron dados a conocer, este lunes 16 de octubre, ...