Renovarse o morir

Se ha vuelto común, las discotecas abren, se llenan por algunos meses y cierran. A los meses, renacen con nuevo nombre e imagen.

Algunos le atribuyen el fenómeno a la falta de creatividad, otros a los promotores y otros al público, que siempre quiere algo nuevo.

Temas:

1181401 1181401
1181401

Si usted pasa hoy por Calle Uruguay -o por cualquier área de la ciudad en la que abunden las discotecas y bares- y lo hace nuevamente en dos años, probablemente se encontrará con un escenario distinto. Lo más seguro es que solo seguirán existiendo dos o tres locales que ya conocía. Lo demás será nuevo.

Eso, aseguran los conocedores de la materia, es lo que habitualmente sucede en Panamá. “Este es un negocio muy competitivo, por lo que hay mucha presión para mejorar”, asegura Alfredo Lee, promotor de mercadeo de discotecas.

Según Lee, “el tiempo de vida de una discoteca es de tres años. Luego te ves forzado a renovarte para seguir en el mercado”.

Eso sucede, explica Patricio Garrido, dueño de Dalí y antes de Mystic, porque “los panameños se aburren rápido de lo mismo. Tienes que renovarte como empresa, o te quedas atrás. Mientras mantengas tu target estás bien, pero eso es difícil de hacer”, explica.

Para Monchi Angel, dueño de Magic, y ahora del restaurante bar Mangos, el panameño simplemente se aburre de ir a la misma discoteca. “Es como ir siempre al mismo restaurante. Por más que varíen el menú, en algún momento vas a querer ir a otro lugar”, dice.

Para Héctor Chombito Marciacq, dueño de las desaparecidas Rock Café, Oz, Buzz, Patatus y Patatus Caribe, el asunto es algo más complejo. Según él, no es que el panameño se aburra. Gran parte de la culpa, dice, la tienen las discotecas.

Cuando las inauguran, explica, “se preocupan por cuánta gente van a meter, pero no dónde se van a estacionar ni en la seguridad. Luego, pocas ofrecen ideas innovadoras y diferentes. Entonces, la gente va al principio por la novedad, pero luego se acabó”.

Quizá las discotecas más emblemáticas de Panamá han sido Rock Café, que duró 19 años y seis meses, Patatus, que duró seis años, Bachuss, que duró más de 15 años, Dreams, y Magic, que duró 12 años.

En esa época, acepta Marciacq, la oferta era menos variada que ahora. Pero, asegura, el éxito de ellas se basó precisamente en aquello que, según él, le falta a las discotecas de hoy: las ideas innovadoras.

Por ejemplo, sostiene, antes existían los girls night out, los tributos con disfraces de las bandas originales y las noches de “lleva tu botella”, cosas que hoy no se ofrecen.

Pero según él, la parte más “trágica” de las discotecas son los promotores (personas contratadas para atraer gente, que reciben participación en el negocio, “ganes o pierdas”). “Eso es desesperación. Cuando llegas ahí, puedes estar seguro de que te quedan meses de vida”, dice.

Según cuenta, Rock Café “tuvo tiempos muy malos, pero lo manteníamos, lo remodelábamos, cambiábamos el personal, inventábamos nuevos eventos y lo levantábamos”.

Rock Café fue cerrada en 2008 por las constantes riñas y balaceras registradas ahí. Según Marciacq, “el derecho de admisión fue el principio del final” del lugar.

En publicidad, y más enfáticamente en tema de discotecas, “cuando te pones viejo te pones más lento”, sostiene José Chepi Carrizo, director creativo y propietario de In House. Y cuando eso pasa, dice, “hay que meter gente joven, hacer cosas interesantes y organizar eventos distintos. En el tema de bares y discotecas todo es moda: si no te renuevas, mueres”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

PROCESO Trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

RECURSO Demandan ante la Corte Suprema el decreto que otorgó día libre tras pase a Rusia 2018

Corte Suprema de Justicia. Corte Suprema de Justicia.
Corte Suprema de Justicia. LA PRENSA/Archivo

La Fundación Libertad presentó este miércoles 18 de octubre ante la Corte Suprema de Justicia una demanda de nulidad contra el ...

Salud y Ciencia Visita récord de ballenas francas en la Patagonia argentina

Los turistas pueden ver cómo las ballenas, algunas de ellas más grandes que los propios barcos de observación, asoman del agua y nadan a su lado. Los turistas pueden ver cómo las ballenas, algunas de ellas más grandes que los propios barcos de observación, asoman del agua y nadan a su lado.
Los turistas pueden ver cómo las ballenas, algunas de ellas más grandes que los propios barcos de observación, asoman del agua y nadan a su lado. AP/Maxi Jonas

Han procreado, jugado con sus crías y encantado a miles de turistas a escasos metros de la costa, pero el tiempo de volver a ...

Política Presidente de Honduras visita Panamá

Presidente de Honduras visita Panamá Presidente de Honduras visita Panamá Vídeo
Presidente de Honduras visita Panamá

El presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, recibió, la mañana de este miércoles 18 de octubre de 2017 a su ...