TEATRO

Un libreto teatral en tiempos de la intolerancia

Callie conoce a Sara y se da entre ellas una conexión inesperada. Un violento ataque cambiará sus vidas para siempre.

Temas:

Producciones Talingo presenta ‘Stop Kiss’, que estará en escena hasta el 30 de abril. Producciones Talingo presenta ‘Stop Kiss’, que estará en escena hasta el 30 de abril.
Producciones Talingo presenta ‘Stop Kiss’, que estará en escena hasta el 30 de abril. CORTESÍA\Mauricio Herrerabarría

Todo está en contra de la producción de Stop Kiss en Panamá. El texto de la obra de Diana Son requiere de actores que sepan de pausas y matices. Los múltiples cambios de escena dificultan involucrarse emocionalmente con sus personajes. Y para rematar, su temática posgay puede resultar estridente para más de un par.

Pero en manos de la directora Monalisa Arias, Stop Kiss se convierte en una de las propuestas teatrales más sólidas que se hayan mostrado en Panamá recientemente.

Callie (interpretada por Noelia Rothery) y Sara (Diana Mellado) se conocen en Nueva York gracias a un gato y se enamoran sin saberlo entre chistes, riñas y preguntas zonzas. Un violento ataque provocado por una combinación tóxica de homofobia y machismo deja a una de ellas en coma y a la otra cuestionándose su identidad.

La obra, escrita ya hace casi 20 años en Estados Unidos, se siente profundamente relevante hoy en una Latinoamérica ajustándose a los cambios sociales y legales que se presentan en este tema. Pero su relevancia va más allá de lo social. La temática gay no se presenta como el principio y fin de la obra, sino como un vehículo para explorar las múltiples identidades con las que todos jugamos y peleamos internamente a diario. La Callie de Rothery está llena de movimientos bellamente bruscos y abruptos que sugieren y marcan la evolución de su identidad. Esta fluidez se muestra en varias escenas con su “amigo con derechos”, George (Nick Romano).

“¿Recuerdas nuestro primer beso?”, le pregunta Callie a George. La breve pausa calculada de Romano nos remonta por un segundo a ese primer contacto, para luego destruirlo con un simple, “no”.

La Sara de Mellado nos regala los momentos más conmovedores. Sara empieza su recorrido lleno de inocencia y bríos por las oportunidades profesionales que se le presentan en Nueva York. Su entusiasmo pronto se convierte en convicción y dínamo para impulsar pequeños y grandes cambios en la vida de Callie. Mellado logra mezclar perfectamente en las escenas finales todos estos ingredientes que ha cocinado lentamente durante la obra para transportarnos con ella a la incertidumbre de su invalidez y compartir, ojos abiertos, la expectativa de un primer beso.

The Space, el pequeño espacio donde se muestra la obra hasta el 30 de abril, le añade un toque adicional de intimidad al drama. Al mismo tiempo, los múltiples cambios de escena se sienten más pesados en este espacio, cortando el flujo y la tensión de la trama.

El público debe iniciar la complicidad teatral con los actores después de cada cambio, en particular en las primeras escenas mientras nos habituamos a las peculiaridades del espacio.

Es el peso de los actores y la dirección lo que hacen de Stop Kiss una poderosa propuesta teatral.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo Argentina: Sonidos no provienen de submarino desaparecido

Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata.
Una familia observa un destructor en la base naval de Argentina en Mar del Plata. AFP/ Eitan Abramovich

Los sonidos que detectaron unas sondas en las profundidades del Atlántico Sur no provienen del submarino argentino que lleva ...

proceso judicial Justicia de Perú incluye a tres constructoras brasileñas en caso de corrupción

El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht. El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht.
El pedido para incluir a las tres empresas fue hecho por la procuraduría que también investiga a la constructora Odebrecht. Tomado de @Poder_Judicial_

Las filiales de las firmas brasileñas Camargo Correa, Queiroz Galvao y Andrade Gutierrez fueron incluidas en un proceso ...